Fórmula 1: Lewis Hamilton sigue haciendo historia

1

Lewis Hamilton

La sonrisa de Lewis Hamilton ya está incomodando a más de uno, o si no que le pregunten a su compañero de equipo Fernando Alonso. Es que desde que debutó en la Fórmula 1, el rookie británico no se bajó del podio: tercero en Australia, segundo en Malasia y Bahrein. Y es el primer debutante en conseguir esta marca en 57 años que tiene la categoría.
Demostró todas sus condiciones en estas tres carreras con un manejo prolijo, sin aún grandes maniobras pero sumando puntos importantes, que es lo que cuenta al final del año. Y casi sin darse cuenta, el moreno ya está primero en el campeonato, compartiendo la punta con Alonso y Kimmi Raikkonen.
Gane la próxima o no gane ninguna, ya está haciendo historia, porque superó diversas adversidades en su niñez (fue discriminado en la escuela, viene de una familia trinitense humilde, tiene un hermano con parálisis) y hoy disfruta de un presente que construyó a base de esfuerzo. Quizás esa tranquilidad que le da haber alcanzado el objetivo de llegar a correr en la máxima le permite mostrarse en pista como un experimentado veterano cuando apenas tiene 22 años.
Por ahora, Lewis -que hace recordar en distintos aspectos al golfista Tiger Woods- declara lo políticamente correcto: “Sólo soy un debutante y no me voy a precipitar. Tengo mucho que aprender todavía de Fernando Alonso y del equipo”. O arroja frases interesantes como esta: “Para mí no significa mucho ser el primer piloto de color (de la Fórmula 1), pero para el deporte en sí mismo significa mucho”.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. […] Ni el duelo Reutemann-Jones en Williams ni el Senna-Prost en McLaren causaron tanto revuelo en la historia de la Fórmula 1 como el escándalo de las “vedettes” Lewis Hamilton y Fernando Alonso, al que asistimos en directo al mejor estilo Big Brother. ¡Y justo cuando la categoría se empezaba a poner buena otra vez! A McLaren, que desde antes de arrancar la temporada tenía todo para ganar el campeonato que tanto le hace falta, se le “alborotó el avispero” muy rápido con los triunfos del moreno y el ego herido del asturiano. Hamilton, que la jugaba de humilde, enseguida se la creyó (tiene con qué, es innegable) y se mareó, exigiendo dinero y revelándose a quienes confiaron en él desde muy chico. Y, encima, se topó con un compañero que (ya lo dije en más de una oportunidad) lo mejor que hace es manejar pero que lamentablemente habla demasiado. Con todas las cámaras apuntando al equipo británico, a Ron Dennis -uno de los capos de la máxima- se le fueron las cosas de las manos y ahora, como sabe que quedó demasiado expuesto, responsabiliza en parte a… ¡Internet! “Es peor (que la pelea Prost-Senna). Entonces no había Internet, que es un medio poco profesional y que favorece que se filtren noticias”, fueron sus palabras. “Hasta (el Gran Premio de) Turquía, intentaremos devolver la calma en el equipo. Yo tengo sesenta años quiero descansar un poco y tomarme una copa de vino”, agregó el Director de McLaren quien a juzgar por sus dichos podría estar pensando en dejar de hacerse problemas y jubilarse. De todas formas, todo indicaría que de acá hasta el fin de la temporada las cosas seguirán como están y que Alonso dejará el equipo (¿a Ferrari, a Renault?). No me quiero imaginar cómo debe estar el Tío Bernie… […]