Murió Jack Odell, el padre de los Matchbox

13

Matchbox

Hasta hace un par de días desconocía su nombre pero cuando supe de la noticia de su muerte me dio nostalgia. El pasado 7 de julio murió en Londres, Jack Odell, el padre de los Matchbox. Para mi, como para tantos que nos gustan los autos, los Matchbox fueron el primer contacto con el mundo de las cuatro ruedas. No quiero hablar de Odell ni de la historia de su particular creación, simplemente quería compartir con ustedes este recuerdo.
Desde los cuatro años, más o menos, mi mamá me llevaba dos o tres veces al año a pasear por la tienda Harrod’s, en la calla Florida, donde me permitía elegir dos o tres Matchbox, los cuales me llevaba mucho tiempo elegir entre tantos exhibidos en una gran estantería. Ese paseo, y luego ir a comer a Pumper Nic, era el mejor programa que podía haber, lejos.
Conservo celosamente todos los Matchbox que me regalaron en una repisa con puerta de vidrio y, para sorpresa de muchos y el delirio de coleccionistas, tengo también guardadas las cajitas de casi todos ellos. Hoy valen mucho, pero nadie podría pagar los cientos de kilómetros, persecusiones, carreras ganadas e historias que tienen cada uno. Gracias a mi mamá y gracias a usted, señor Odell.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Comparto tu sentimiento y si bien mis autitos no corrieron tanta suerte como los tuyos (despues de mi, mis padres me dieron 2 hermanos que se encargaron de destruir todos mis juguetes), cuando nació mi primer hijo tome sana venganza y compre todos los matchbox que pude. Hay juguetes que marcan la niñez y los míos fueron los matchbox y los playmobils. Saludos.

  2. Yo también tengo guardados los míos, aunque algunos cayeron en manos de mis sobrinos y ya no son lo que eran. Afortunadamente a los otros pude “secuestrarlos” y están guardados junto a mis colecciones de revistas de autos. También estoy coleccionando autos a escala, “juguetes” bastante caros por cierto, y cada tanto compro algún que otro Hot Wheels que no pude tener de chico.

  3. yo tambien tuve mis matchbox y majorette cuando chico pero la arena y el barro se los llevaron ,se que el uso destruyo mas de alguno (jugue todo lo que pude con ellos) pero no me imagino ningun chico sin autitos para jugar a si como niñita sin muñecas ,cualquier que es padre o tio a su sobrino debe por obligacion regalarle un autito lejos el mejor regalo ahora que lo pienso ya de grande, saludos.

  4. Lindo autito, Tinta. Raro que tu preferido no fuera un Porsche 911, jaja.
    Yo no recuerdo uno en particular como preferido, pero sí había algunos que sólo los usaba yo.
    A los 5 años estuve muy enfermo, muy mal, y mi papá me compró creo que tres Matchbox que me dejó en la mesita de luz para que me levantaran el ánimo. A esos les tengo particular afecto.
    Coincido con Felipe que para un chico no hay mejor regalo que un autito. La imaginación hace el resto.

  5. Mirá lo que son las cosas Meteoro, que mis hijos me regalaron para el Día del Padre de este año un Porsche 911 Turbo 997 de Hot Wheels… la tienen clara los enanos.

  6. Epocas de la niñez que hasta provocan que los ojos se pongan como si en ese tiempo hubieramos perdido en el colegio un Matchbox; Jack Odell, un verdadero genio niño de los cuatro ruedas y el imaginario ruido de cada motorcito Matchbox; en mi caso es mamá la autora de cada alegria de tienda cuando compraba uno a uno para mi, me quedan muy pocos y sin embargo ahora cuando pase los 30, mamá sigue adquiriendo para mi algunos modelos que obviamente no son ingleses, pero que igual me provoca la misma alegria que sentía hace mas de 25 años atras.
    Joaquín.

  7. Comparto con Uds el mismo sentimiento, pero la vida es asi: a cambio de darte algo te quita otra cosa, en este caso a Odell. Pero nos dejo su legado inmortal. Todavía atesoro mis primeros Matchbox que me compraba mi viejo con mucho sacrificio como premio a que andaba bien en la escuela. Es cierto que valen hoy mucho dinero per “Todo el Dinero” no alcanza a pagar los recuerdos que uno tiene cuando los agarra uno a uno. Sigo siendo fanático de la marca aunque tambien tengo de otras pero los Matchbox son LOS MATCHBOX. Hace poco cumpli 50 y un amigo mío conociendo mi “enfermedad” por esto me regalo un Lamborghini 1:18 espectacular. Mas alla de todas las alegrias y hermosos recuerdos que tuve ese día, me sentí feliz otra vez porque me habían regalado un auto de colección. Saludos y a seguir buscando que cada tanto aparece alguno que esta al alcance.

  8. El primero que tuve fue cuando me operaron y tenia 6 años, era un formula 1 naranjo…después compré bastantes a cambio de la plata de los helados, regalos o lo que fuera.

    Hoy con cerca de 40 años me doy el gusto de comprar algunos que me faltaron de los 75 y comencé a comprar varios super kings y battle kings …y quizás algún día complete la colección que me parecía tan gigante como increíble.

  9. Hola me gusto tu comentario, pq es un hecho que para los que crecimos con estos juguetes nos traen lindos recuerdos de nuestra infancia, para mi mala suerte durante una mudanza se me extraviaron todos los matchbox tenia varios ingleses originales de la decada de los 60 y 70, y aun hoy a mis 47 años y ver un carro de estos aflora en mi el niño que hay

  10. Tuve la suerte de tener en mi infancia muchos Matchbox , me los compraba mi abuela.Los disfrutaba muchìsimo.Hoy todavìa conservo varios con los que juega mi hijo de 4 años.Nunca olvidè el batimovil, que era de un amigo.Sabès de alguien que lo pueda tener.
    Slds!
    Gustavo