Seguridad Vial: Condenan a un municipio cordobés por “omisión de control”

4

Opel Rekord

Un tribunal condenó a la Municipalidad de Río Cuarto, provincia de Córdoba por “omisión de control” sobre un vehículo que protagonizó un accidente que provocó la muerte de una mujer en 1999. El auto circulaba en pésimas condiciones y, además, era conducido por un hombre alcoholizado. Pasaron casi diez años, pero se hizo justicia y el automovilista, además, fue condenado a tres años y ocho meses de prisión efectiva por homicidio culposo.
Según señala el diario La Nación, este fallo en contra del municipio cordobés registra pocos antecedentes ya que se condena al estado por no haber cumplido con su obligación de retirar de la vía pública un automotor cuyo estado representa un peligro y no haber reglamentado la inspección mecánica vehicular periódica.
Según el pronunciamiento de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Río Cuarto, el municipio de esa ciudad deberá pagar unos 250 mil pesos, como responsable solidario de la tragedia causada por la unidad, que no estaba en condiciones de circular. El accidente ocurrió el 27 de diciembre de 1999 en el acceso norte a Río Cuarto, cuando la moto que conducía Leonor Ivón Gervasi, de 19 años, fue atropellada por un Opel modelo 1958 que conducía Ramón Moyano. A causa del accidente, Gervasi perdió la vida.

Lejos de la VTV y del control de alcoholemia
En la causa judicial se indicó que Moyano conducía alcoholizado y que su Opel “carecía de frenos, tenía problemas de dirección, sólo poseía una luz alta y usaba un bidón de plástico en lugar del tanque de nafta.” El automovilista fue condenado por homicidio culposo, pero la familia de la víctima demandó al municipio “por no evitar estos peligros en el tránsito de la ciudad”.
Cuántas veces salimos a la ruta y nos sorprendemos al toparnos con automovilista manejando vehículos en condiciones similares a las descriptas circulando sin luces e identificación visible, poniendo en riesgo sus vidas y las de todos los que los rodean. Ojalá que condenas como esta sean ejemplificadoras tanto para los particulares como para quienes están para evitar que ocurran accidentes.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. No, no tengo comentarios en spam tuyos ni de nadie.
    Tratá de publicarlo de nuevo porque así como entró este, tiene que entrar el otro.

    Gracias!