EE.UU.: el “salvataje” es casi un hecho pero podría ser un nuevo desacierto

2

Renault Mégane II eléctrico de Better Place

“¿Leiste la última columna de Thomas Friedman en New York Times?”, me preguntó mi jefe (porque sólo en este blog soy mi propio jefe) este miércoles cuando estaba a punto de tomar el ascensor para irme a casa. Él lee a diario a este periodista tres veces ganador del Premio Pulitzer y con una influencia muy importante en la política estadounidense. Como mi respuesta fue negativa, me hizo una síntesis y se tomó la cabeza ante lo disparatado que le suena el “salvataje” de las tres grandes automotrices de Detroit.
Me fui a casa esperando ver la confirmación de esta medida en las noticias y, algunas horas más tarde, hojeando La Nación me topé con que la columna de Friedman salió traducida en la edición de este jueves bajo el título “La carrera por el auto 2.0” cuando en realidad el título original es “While Detroit Slept” (Mientras Detroit dormía). Es sencillamente un artpiculo imperdible y no lo digo porque me la haya recomendado mi jefe, claro.
Friedman se refiere a la industria del auto actual, que utiliza combustibles fósiles, no renovables, como del auto 1.0, mientras que pone como ejemplo de auto 2.0 al proyecto de la firma Better Place, que se dedica a acopiar energía para ser utilizada en autos eléctricos. Esta firma ya tiene cerradas algunas alianzas con el grupo Nissan-Renault (foto), y planes piloto en Hawaii, San Francisco e Israel, y fue invitada a hacer lo propio en Japón.
Como lo hizo mi jefe, les recomiendo leer este artículo y reflexionar juntos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. tan claro que no vale la pena agregar nada mas que es exactamente esa la vision que se necesita de los dirigentes, no por remanida pierde valor la frase de cabecera de estos tiempos, las epocas de crisis son epocas de oportunidades, claro que para eso es indispensable inteligencia.-