Argentina: Chevrolet y Toyota aumentaron los precios

3

Chevrolet Spark

Nada es para siempre, todo se termina. Así parece ser y lo comprobamos una vez más a la hora de ver el incremento en las listas de precios de varias marcas. En junio, Toyota había hecho un aumento del 2% en sus modelos Corolla y SW4, y en julio del 2% en su línea Hilux. En agosto es el turno de la SW4, también del 2%, y de buena parte de la gama Chevrolet.
Se siente mucho en el caso de los importados, tal el caso del Chevrolet Spark, cuyos valores dejaron de ser tan atractivos como les hablé al comienzo de esta crisis. Desde el corriente mes el benjamín de la familia Chevrolet pasó de $40.800 a $43.160 en la versión LS y de $43.160 a $46.384 en el caso de la LT.
Otro importado de Corea como es el modelo Captiva que muestra cambios del orden de los $2.500 y cuyos nuevos precios son: LT Nafta $131.480; LT Diesel $147.580; LTZ Diesel $168.300.
La línea Aveo, en cambio, apenas sufrió modificaciones, siendo la versión LS la que más quedó afectada ya que pasó de $48.800 a $49.290.
Los precios de la S10 ahora se ubican un promedio de $1.000 por arriba de los de julio mientras que en el caso de Meriva, Zafira, Vectra GT, Corsa, Corsa Classic 4 Puertas y Wagon los aumentos fueron sutiles. Los modelos Corsa Classic 3 puertas, Astra y Vectra Sedán, por su lado, no sufrieron cambios.

Post relacionados:
Argentina: el Chevrolet Spark, más barato que en su lanzamiento
Argentina: descuentos importantes en la gama Chevrolet

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. A pesar de la última crisis no hay marca que no haya aumentado sus precios.
    Los descuentos o promociones fueron sobre modelos o versiones puntuales para agotar stocks o promocionar sus lanzamientos. Pero el resto de los modelos aumentaron casi como lo venían haciendo antes de la crisis del último año.

    Por otra parte, sigo sin entender la estrategia diferenciada de Ford que en los últimos lanzamientos (Focus y Ranger). En Brasil, aplicó una estrategia de precios agresiva posicionando al Focus entre los más accesibles del segmento y a la “nueva” Ranger con precios más baratos que el modelo anterior, mientras que en Argentina el Focus quedó claramente muy caro frente a sus competidores directos y la Ranger aumentó alrededor de un 10% en cada versión. Ni hablar de la diferencia en la garantía del Focus: 1 año en Argentina y 3 años en Brasil. Este punto lo repite también Renault.

    Ambas fueron líderes del mercado en producción y ventas, y hoy pelean por el tercer y cuarto puesto. No va siendo hora que empiecen a aplicar la estrategia de las filiales brasileras?