Seguridad vial: Fate lanza una campaña centrada en el transporte seguro de los chicos

3

Campaña de Seguridad Vial de Fate.

Fate lanza su nueva campaña de seguridad vial orientada a la prevención en el transporte de los niños que tiene como objetivo promover la conciencia de las familias por la utilización de las sillas de seguridad.
Para ello, la empresa de neumáticos cuenta con el respaldo de “Talentos para la Vida” y el apoyo de la Sociedad Argentina de Pediatría y la cadena de estacionamientos Apart Car, focalizándose en colegios y consultorios médicos de todo el país. La campaña plantea transmitir conductas responsables y duraderas respecto a la importancia de la educación vial, las normas de tránsito y la cultura preventiva en el uso del automóvil.
La campaña contará con diferentes acciones de comunicación, carteles en la vía pública y en estaciones de tren de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, la participación en el ciclo de TV de todas las líneas de subte y carteles luminosos, la distribución de material formativo en más de 14.300 instituciones educativas y el envío de newsletters semanales tanto para entidades pedagógicas como corporaciones de distintos rubros.
Ante la inminencia de un fin de semana largo no está de más tener en cuenta algunos aspectos para el transporte de bebés y embarazadas:

-Utilice las sillas de seguridad. Con los niños mirando hacia atrás, éstas evitan las muertes en accidentes de tránsito en un 71%, en el primer año de vida. Este porcentaje alcanza el 54% en los niños de 1 a 8 años (esto se explica por el cambio de orientación, mirando hacia adelante).

-No lleve al bebé sobre las faldas. Ante un choque o una frenada brusca a 60 km/h, se aumenta 20 veces el peso (por ejemplo, 60 kg = 1200 kg).

-Las mamás también deben cuidarse. El cuidado de la vida de los niños comienza durante el embarazo. Es por ello que las madres deben colocarse correctamente el cinturón de seguridad, entre los pechos por encima del vientre y la banda inferior envolviendo la pelvis. De esta manera, en caso de colisión, no corre riesgo la vida del bebé en gestación.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Son cosas importantes, mucha gente lleva a los bebes a upa y sin cinturón en el auto y no saben que al momento de una frenada brusca o un choque el bebe pasaría hacer casi como un paragolpe de quien lleva en la falda al niño lastimandolo todavía mas, eso lo hacen porque muchos piensan que si lo sujetan bien “no pasa nada”, pero no es así… Hay una película de Jeff Bridges que muestra algo así, una madre angustiada sufre un accidente así y muere la hija, Jeff le muestra que no fue su culpa chocando un Volvo 240 contra un muro, la mujer lleva el cinturón puesto y una caja de herramientas que simula ser el bebe, resultado: la caja vuela por el parabrisas.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad

  2. Ni hablar de aquellos que ponen al niño sobre sus piernas pero debajo del cinturon de seguridad, aplastandolo contra éste en caso de frenada o choque.
    En mi caso, mi hijo desde que nacio anda en su sillita, yo viajo comodo porque el no se golpea, no molesta, ni se esta moviendo para todos lados. El no se queja, porque no sabe que existe otra manera de viajar.

    Saludos.

  3. Mis 2 hijos tambien desde que tienen memoria han andado en la silla, ahora el mas grande, por una cuestión de que le quedó chica, no la usa mas, pero tiene bien claro, que si no se pone el cinturón, el auto no se mueve; analogamente sucede con mi nena, la mas pequeñita; ella todavía va en la silla, y algo que tiene tambien a favor el hecho de que ande en la silla es que puede mirar por la ventanilla; cosa que a veces por una cuestión circunstancial (cuando sale con los abuelos) hay veces que la silla no está en casa y no queda otra que ponerle el cinturón “para grandes” y ahi viene el problema,porque ella no ve nada y siempre se quiere arrodilla, haciendo que el cinturón no trabaje como debería.
    Yo no acepto la excusa que dan algunos padres que se justifican en el hecho de que el nene llora si le pongo el cinturón porque le molesta; mas van a llorar (con suerte si puede llorar) en caso de tener un accidente grave; o cuando “piensan” que el airbag es una especie de “almohada de plumas de ganzo” que va a acojer al niño en caso de activarse y así justifican el que no use cinturón.
    Hace unos años atrás, un sobrino de mi señora no había forma de hacerle andar con el cinturón de seguridad; cansado de intentar convencerlo, mediante una prueba controlada (ja, que bien que suena) le mostré que pasaba si llegabamos a tener un choque, le dije, mira como acelera el auto… el venia confiado en que iba a acelerar un rato largo… pero ahi no mas clavé los frenos (tire el ancla, saque los paracaidas, puse los motores en reversa) y el mocoso, quedó enterrado debajo del asiento del acompañante, todo despeinado y sin entender nada; despues le hice la misma prueba, pero con el cinturón puesto y como se imaginarán, no le pasó nada. De ahí que el entendió la importancia del uso del cinturón de seguridad y ahora que está haciendo sus primeros kilometros como conductor, siempre se acuerda de esa anecdota XD y se abrocha a la vida, como dice la propaganda.
    Este tema es algo que un par de veces me ha generado una discución con los agentes de transito, una vez casi me como una multa porque segun el agente, mi auto hacía mucho ruido (tengo una cola de escape cromada soldada a la salida del silenciador de fabrica, solamente para adorno, porque no hace nada mas) y yo le decía que se fijaban en tonterias en vez de prestarle atención a cosas mas importantes, como por ejemplo la señora que estaba detras en su ecosport con su hijo de unos 3 años mas o menos (o era un enano) parado en el asiento del acompañante. el otro agente le pidió los papeles y la dejo pasar como si nada y ni comentario le hizo sobre el pibe; no es que sea boton ni alcahuete, pero me molestó que en las “pavadas” se fijan, pero no en lo importante.
    Saludos!