Un auto eléctrico de BMW será el auto de los JJ.OO. de 2012, como sucedió en 1972

2

El único sketch oficial que se conoce por el momento del BMW Megacity

Según trascendió en las últimas semanas, los Juegos Olímpicos de Londres 2012 marcarán el debut del Megacity, el vehículo eléctrico que BMW está desarrollando a contrarreloj. Precisamente Megacity no será el nombre del modelo sino una nueva subsidiaria dependiente de la automotriz alemana, la cual le permitirá salir al mercado a competirle a otras marcas sin poner en juego la trayectoria de BMW y diferenciarse de esta.

Por el momento sólo se conoce un vago sketch oficial del Megacity (el que acompaña este post) pero muchos imaginan que se tratará de una suerte de Mini Countryman eléctrico con líneas más futuristas, y puede que tengan algo de razón. Lo cierto es que la historia de BMW con los vehículos eléctricos no es nueva sino que se remonta a 1972, precisamente también para unos Juegos Olímpicos, en este caso los de Munich.

El BMW 2002 eléctrico que se usó en los JJ.OO. de Munich 1972 en el Museo de BMW.

En aquella ocasión -haciendo las veces de anfitrión- la marca bávara mostró al mundo su más moderno desarrollo. Se trató de una pequeña flota de BMW 1602 sedan de color naranja movidos por motores eléctricos alimentados por baterías dispuestas en el piso del vehículo. Los mismos fueron el símbolo de la tecnología alemana y circularon por la villa olímpica e inmediaciones sin emitir gases contaminantes ni ruido, toda una novedad para la época.

El afiche de BMW para los JJ.OO de Munich 1972 con el auto eléctrico como protagonista.

Hoy, uno de estos exponentes descansa en el museo BMW junto a otros modelos emblemáticos. Claro que los avances continuaron en 1984 con el BMW 745i Hydrogen, en 1991 con el eléctrico BMW E1 o en 1995, con los 316g y el 518g, movidos a gas natural. Sin embargo, el mundo siguió dictando que los autos aún tenían mucho petróleo que quemar y todos estas energías alternativas quedarían para más adelante. Hoy, se exige un cambio y todo indica que vehículos como el Megacity no tendrán como único destino morir en un museo.

Parte de la historia de BMW a través de sus desarrollos eléctricos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios