GM Sudamérica: el presente y futuro del mercado, la nueva S-10, la Montana y más

1

Barba, Ardila y Rocha con la prensa argentina.

(Cosas de Autos en Recife, Brasil). En un contacto con la prensa en el marco de la presentación de la nueva Chevrolet Montana, los principales responsables de los destinos de General Motors en la región dialogaron sobre diferentes temas. Jaime Ardila, presidente de GM Sudamérica, Sergio Rocha, responsable de las filiales de Argentina, Uruguay y Paraguay, Carlos Barba, jefe del Centro de Diseño de GM Sudamérica, y Pedro Manuchakian, jefe de Ingenería de GM do Brasil, respondieron diversas consultas.

Mercado: presente y futuro de Brasil y Argentina
-¿Cuál es el techo de crecimiento de la industria automotriz en Sudamérica?
-Ardila:
Yo creo que hay que entender primero cuáles son los factores que explican el crecimiento del mercado en los últimos años. El primero es la recuperación en el nivel de ingresos de las personas; esto es algo que en la mayoría de los países ha estado creciendo entre un 3% y 4% por año en los últimos cinco años. El segundo es que existe en América Latina un patrón de crecimiento demográfico muy favorable para el crecimiento de la industria automotriz. Por ejemplo: la población brasileña tiene una edad promedio de 29 años y en Argentina es apenas un poco mayor; en el resto de América Latina no supera en ningún caso los 32 años. Esto es favorable porque es justo la edad en la cual la gente está comenzando a generar ingresos que le permiten acceder a comprar un vehículo y, al mismo tiempo, porque la gente comienza a formar familia.
En tercer lugar, y en esto sí que no sucede lo mismo en todos los países, está el crecimiento de la disponibilidad de crédito.

Jaime Ardila en Recife.

Todo esto me hace pensar que el límite de la industra va a estar más ligado a cosas como la estructura impositiva, que es un problema grave en América Latina porque los impuestos tienden a ser muy altos y la venta de vehículos es una fuente importante de ingresos a nivel fiscal para los gobiernos. También pasa por un problema de infraestructura, ya que todos los países tenemos unas limitaciones de infraestructura muy grande y no me refiero sólo a carreteras sino a calles en las ciudades, a puertos, etc. y creo que va a depender mucho de estas cosas.

Yo diría que pensar en un crecimiento sostenido de un 5% anual no es exagerado. Y lo digo pensando en América Latina y estoy incluyendo lógicamente a la Argentina.

Barba, Ardila y Rocha junto a la nueva Montana.

-¿Y en qué cantidad de vehículos cree que se podría estabilizar la venta?
-Ardila:
En Argentina Sergio Rocha habló de un estimado que puede este año rondar las 640 mil yo creo que quizás un poco más, unas 650 mil. Veo que Argentina podría llegar a un millón de unidades -si hablamos de un crecimiento del 5% anual- y estabilizarse en esos niveles, dependiendo mucho de los patrones demográficos. Para Brasil obviamente el potencial es mayor, Brasil puede estar llegando a los 5 millones de unidades aproximadamente en 2014 ó 2015.

En Brasil el parque automotor todavía es de unos 150 vehículos por cada 1.000 habitantes, que da una densidad vehicular de un 15%. En EE.UU. se está vendiendo entre 450 y 500 vehículos por cada 1.000 habitantes, es decir una densidad de casi 1 cada 2 personas.

Sergio Rocha junto a la Montana.

-Rocha: Argentina no sólo va poder estar vendiendo un millón de unidades sino también produciéndolas.
-¿Cuáles son los temas más conflictivos que ven que pueden poner en riesgo las proyecciones mencionadas?
-Ardila:
Evidentemente siguen existiendo riesgos. A nivel mundial el mayor riesgo que vemos es el de una nueva recesión económica debido a la debilidad de la economía de EE.UU. y a la relativa debilidad todavía de las economías europeas. Esto tendría un impacto relativo sobre América Latina no diría que devastador, sí importante, porque las economías latinoamericanas ahora dependen menos de EE.UU. y Europa de lo que dependían hace algunos años; lo que podría tener un impacto mayor sería una desaceleración fuerte de la economía china porque la dependencia de compra de comoditties por parte de China tiene un peso muy importante.

A nivel interno podría mencionar el caso brasilero, que existirá un gobierno nuevo y siempre existe la preocupación de cuál va a ser su política y especialmente su política fiscal. En el caso argentino -que también aplica a Brasil, y quiero ser muy enfático en esto- una preocupación grande es el aumento de los costos laborales de los últimos años, el cual está muy por encima de los aumentos de precios de nuestros vehículos y de nuestra capacidad de aumentar la productividad porque los aumentos de salarios cuando son consistentes con el aumento de la productividad no significan un carga final en los costos pero cuando ese aumentos.

El titular de GM Argentina, Sergio Rocha, junto a la Presidenta Cristina Fernández.

-¿Y el tema electoral?
-Ardila:
En Argentina esto más hacia el final del año y en esto ustedes son más expertos que yo. Normalmente en los años electorales ocurre que el nivel de gasto público es alto y en esos años la economía tiende a crecer incluso más rápido; de modo que yo no estaría tan preocupado por el crecimiento argentino el próximo año sino que lo estaría el año siguiente que es cuando se paga la cuenta.

Todo sobre Montana
-¿Sobre qué va a hacer énfasis Chevrolet Argentina con la Montana, donde reingresa en un segmento en el cual hace mucho tiempo no tenía presencia?

-Rocha: Yo creo que sólo tenemos todo para ganar y nada para perder porque es un segmento importante en Argentina que mostró un fuerte crecimiento en los últimos años y que creemos va a seguir creciendo. Es por es que ustedes están aquí, para que conozcan el producto antes de su lanzamiento y tomen contacto. También para que conozcan que la motorización será en Brasil la 1.4 Flex y en Argentina la 1.8. ¿Por qué? Porque es un vehículo que puede cargar 3/4 de tonelada y se precisa un poco más de torque.

Chevrolet Montana.

Montana anterior vs. Nueva Montana
-Manuchakian:
Cuando nos fijamos este proyecto, tanto diseño como ingeniería, trabajamos juntos para maximizar el espacio interno sin perjudicar el espacio de carga, donde se pueda cargar un jet sky o una moto.

-Barba: Por eso en mi presentación les mostré el punto H que en cuanto más alto es adquiere unas dimensiones diferentes. Por eso ya no se puede comparar ambas generaciones de Montana, donde la nueva tiene los pilares más separados y la percepción de espacio interior es mayor y tienes mucho más volumen.

Chevrolet Montana.
Chevrolet Montana.

-Manuchakian: Respecto de la suspensión este vehículo es más grande que la anterior Montana como vehículo vacío y por esto tenemos mismo peso bruto y mantenemos la capacidad de carga. El eje trasero es el mismo del Montana pero reforzamos los muelles de la suspensión, que son mayores, y también la capacidad de absorción de los amortiguadores. También modificamos el concepto la calibración de la suspensión de manera que cuando está cargada la Montana queda plana y o baja, y cuando está vacía queda mñas alta. Esto ayuda bastante en el manejo dinámico, es muy estable, seguro y con una respuesta de dirección previsible, no hay sorpresas.

Chevrolet Montana.Chevrolet Montana.

Rosario: Agile sí, Montana no
-¿Hay posibilidades de que la Montana sea producida en la planta de Rosario?

-Ardila: No tenemos planes de hacerlo y sí el compromiso de mantener la producción de Montana en Brasil. Si hiciéramos una ampliación de producción en Rosario seguramente sería para aumentar la producción del Agile.

Sin embargo, posiblemente la planta de General Alvear quizás esté relacionada a la arquitectura Viva pero para otra plataforma, la de la esperada SUV, derivada del concept GPix. Se sabe que la “anti EcoSport” está en carpeta pero la marca trata de mantener en secreto el tema. Apenas Ardila se permitió bromear con la flexibilidad de la plataforma y sus derivados: “De acuerdo con Carlos (Barba), la flexibilidad es infinita (risas), cada vez que voy a su oficina me muestra una nueva versión así que ya no voy más. Sin dudas que tiene flexibilidad, es una arquitectura nueva con mucho potencial de la cual ya hemos hecho dos plataformas y podremos hacer más, estamos en estudios”.

Recreación del Proyecto GMi700 a cargo de Garage do Joao.

La nueva S-10
-Este lanzamiento pondrá en la picota, sobre todo en Argentina, el tema de la sucesora de la S-10, ¿qué nos pueden decir al respecto?

-Ardila: A lo largo de sus 15 años de existencia, y 14 años de liderazgo en el mercado brasilero, la S-10 ha tenido muchísimas versiones de modo que no da para hablar de cambios para esta pick-up. Estamos trabajando en una nueva arquitectura, no lo puedo negar porque nadie me creería, pero lo que no me atrevería a dar es una fecha. Y no lo hago por una razón muy simple: la S-10 sigue teniendo un volumen de ventas muy grande que para nosotros es muy sorprendente y tiene una lealtad casi religiosa de los clientes, especialmente en el mercado brasileño. Han salido muchas pick-ups nuevas de la competencia, hay que reconocer que algunas de ellas muy buenas, pero yo los invito a traerlas y que las comnparen. Simplemente la gente sigue prefiriendo la S-10 y nosotros entendemos porqué cuando las probamos en el campo de pruebas de Pedro (Manuchakian). Pero que en algún momento vamos a lanzar una nueva sí, vamos a hacerlo.

Cuando visito los concesionarios de Argentina ellos me dicen que lo que tenemos que hacer es muy simple: “Hay que lanzar una nueva pick-up pero seguir con la S-10”. Y yo no sé dónde ponerla, pero bueno, ellos me comentan esto.

-Rocha: Agrego que es importante remarcar que si comparamos 2009 con 2010, el mercado argentino creció un 20% o un 21% y GM un un 31% y la S-10 un 38,5%.

El futuro de Suzuki
No estuvo en la agenda de los presentes pero trascendió fuera de los micrófonos que en los próximos días GM Argentina pondrá fin al vínculo que lo une con Suzuki. Esto está relacionado con la venta hace algún tiempo del paquete accionario por parte de la filial madre y a que actualmente es Volkswagen quien tiene en su poder el 20% de la automotriz japonesa.

Es de esperar un acuerdo entre las partes y que alguien ligado a VW se haga cargo en nuestro país de los destinos de una marca que hoy goza de cierto prestigio, buenas ventas y nada menos que 23 concesionarios, producto del trabajo que GM realizó con modelos bien posicionados como Fun (que se produce en Brasil) y JIII (importado de Japón).

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. todo bien con el modelo nuevo pero tendrian que tener concesionarios con mas capacitados en los service y mayor responsabilidad