Test: Cosas de Autos probó el BMW X6 M

17

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Sentirse un rock star sin haber tocado nunca la guitarra; ocultarse como lo haría una celebridad sin ser famoso ni mucho menos; recibir privilegios sin haber hecho nada para merecerlos; despertar sentimientos de ira y de envidia, al mismo tiempo en cada esquina. Todo esto (y más) es lo que genera ser dueño por una semana de un vehículo como el BMW X6 M. Eternos siete días, 800 kilómetros de sensaciones, de disfrute pero también de temor -por qué no decirlo- al ser ametrallado por miradas de todo tipo en cualquier lugar donde uno se presenta al volante de esta máquina.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

No se lo puede analizar como a cualquier otro vehículo por la sencilla razón de que es una “especie” diferente. De hecho el X6 obligó a BMW a crear una nueva categoría, la de los Sport Activity Vehicles (SAV) para tratar -de alguna manera- de explicar lo que sus ingenieros habían dado a luz. Tuve oportunidad de estar en el debut del X6 en el Auto Show de Detroit de 2008 y desde ese momento compré la propuesta de la marca alemana, me sedujo ni bien el velo cayó al piso. En este contacto, casi tres años después, tuve la posibilidad de probar la versión M un poco de casualidad (la historia dirá que iba a probar un X1 pero mi unidad había sido prestada a último momento) y no opuse la más mínima resistencia ante la propuesta de la gente de BMW.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Un mundo de sensaciones
El primer contacto es fuerte porque la X6 es imponente, en cualquier versión y color (en este caso Carbonschwarz metalizado, un azul noche). Hay que levantar la pierna más de lo acostumbrado para subirse y una vez adentro uno se siente poderoso, casi inmortal. La sobriedad característica de la marca bávara no está en juego, pero la letra M inserta en el volante y grabada en el cuero de los apoyacabezas nos recuerda que hay un “plus” para usar cuando se quiera a tan sólo un pie de distancia. Hay disponibles 555 cv (sí, 50 más que un Corvette Z06) debajo del livianísimo capó en un tremendo V8 Twin Turbo de 4.4 litros y 32v que invita a acelerarlo sólo para escuchar ese sonido que surge desde el vano motor y que se escapa por las cuatro salidas de escape.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

A esa altura, cuando la aguja del cuentavueltas fue y vino un par de veces, los que pasaron cerca ya giraron sus cabezas para buscar al responsable; en ese preciso instante uno comienza a darse cuenta de que en lo sucesivo deberá moderarse. Una autocensura inútil, la tentación será más fuerte.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Comportamiento deportivo
En ciudad, claro, no es sencillo transitar con este vehículo al que no se le ve la trompa; uno debe acostumbrarse a desenvolverse con semejante porte en el caótico tránsito porteño, pero sus 4.876 mm. de largo imponen respeto y el X6 se abre camino al andar: la mitad del tráfico lo deja pasar por temor y la otra mitad porque quiere apreciarlo.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Encontrar la posición de manejo más adecuada lleva su tiempo no por falta de posibilidades sino por todo lo contrario, por la sobrada cantidad de recursos, ya que cuenta con regulación en altura y profundidad en la columna de dirección, múltiples ajustes en la butaca (que también son calefaccionadas) y en el apoyacabezas, todo con regulación eléctrica y memorias, claro.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Al momento de estacionar son fundamentales los sensores de estacionamiento delanteros y traseros, en este segundo caso complementado con la cámara de retroceso, la cual le suma guías que indican el radio de salida de acuerdo a la posición del volante y que muestran claramente lo que la escueta luneta trasera no permite ver; es que la caída pronunciada del techo, digna de una coupé, le da ese estilo del cual uno reniega al mirar por el espejo retrovisor interno.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

El rodado 20″ con perfil bajo no es lo más recomendable para nuestras calles bacheadas, y si bien las suspensiones menguan el impacto (en el caso de esta versión es 10 mm. más baja y los muelles de suspensión más rígidos), los neumáticos (275/40 R20 adelante y 315/35 R20 atrás) transmiten a veces en demasía las imperfecciones del terreno, como en la mayoría de los vehículos deportivos. La pisada de los Bridgestone Dueler H/P, hay que decirlo, es generosa y uno reza no tener que cambiar alguno de ellos.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

La caja de velocidades de seis marchas automática-secuencial, incorpora levas al volante pero después de un primer contacto de prueba es muy probable que uno escoja el modo automático para concentrarse sólo en el camino y dejarle la tarea a la electrónica. Total es posible setear el tipo de manejo (Efficient o Power) según el modo de conducción y además si se necesita un rebaje (por ejemplo para un sobrepaso) no es necesario hacer nada, basta con pisar el acelerador a fondo que la caja descenderá las marchas automáticamente para dar la respuesta pedida.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Cabe recordar que se trata de un vehículo equipado con el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas xDrive, lo cual asegura mayor control y seguridad, sobre todo en curvas y a alta velocidad. Mediante el Dynamic Performance Control, se altera la potencia entre el eje delantero y el trasero para mejorar la tracción. ¿Cómo? Al entrar en una curva, se incrementa el par en la rueda exterior para mejorar el control y así mejorar la estabilidad direccional. Y todo esto se puede ver en tiempo real mediante un gráfico en la pantalla. Pero hay más.

M de Mucho
El botón M ubicado en el volante, a la altura del pulgar derecho es algo así como abrir la puerta para ir a jugar. La X6 M lo toma a uno de la mano y lo sumerge en un viaje al éxtasis que va mucho más allá del simple “placer” que propone el slogan de BMW. Se trata del denominado MDrive Manager que actúa sobre la electrónica digital del motor (sistema DME), el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), el Control Electrónico de la Amortiguación (EDC), la dirección asistida Servotronic y el motor.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Uno lo nota enseguida porque el sonido cambia, el régimen de vueltas se mantiene arriba, para que el motor esté con óptima potencia al realizar los cambios de marcha en modo manual, la dirección se endurece considerablemente al punto de que uno cree que está manejando sobre rieles un tren de alta velocidad. La suspensión también toma otra rigidez y es el momento en el que los árboles comienzan a transformarse en imágenes borrosas y las cortadas líneas blancas sobre el asfalto se covierten en una sola. Las pulsaciones aumentan al principio, tal como lo hace el equipo de sonido (el cual uno decide apagar para escuchar el motor); luego uno se relaja y acostumbra, como todo, y decide poco a poco volver a la realidad, despertarse de este sueño cuando el consumo instantáneo acusa 19 litros cada 100 km. o más. Por eso podría decirse que la M deja de lado su significado y adopta el de Mucho (poder), de Más (consumo) o de Mejor (andar), cada uno que elija el que prefiera.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Y como todo vehículo que se precie de deportividad, responde también de manera óptima al momento de frenar, gracias a su sistema de disco autoventilados de alto rendimiento, que incorpora ABS en las cuatro ruedas. Sorprende ver que un vehículo de 2.300 kilos acelera como acelera (0 a 100 km/h en 4.7 segundos y 250 km/h de velocidad máxima) pero más aún cómo se detiene.

En cuanto al consumo varía mucho cómo uno trate a la “bestia”. Un viaje de ida apurado a Rosario puede redundar en un rendimiento de 20 litros cada 100 km mientras que un regreso con velocidad crucero clavada en 120 km/h disminuye a 13,5 litros cada 100 km.

Confort garantizado
“Tiene olor a Boeing”, me dijo un amigo al subir al X6 M, aunque sospecho que su descansada pose en las plazas traseras le trajo ese recuerdo. Los cuatro ocupantes que caben en el interior (porque astrás cuenta con dos butacas y no con un asiento largo) tienen asegurada su comodidad a bordo.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Luego de cargar equipaje en el impresionante baúl (de 570 litros de capacidad y ampliable a 1.450 litros si se abate el asiento trasero), cada uno puede ajustar la temperatura que quiera, porque el climatizador es de cuatro zonas. Una pantalla de DVD para las plazas traseras permite viajar viendo películas y disfrutar de la excelente calidad de sonido mediante auriculares inalámbricos. En las plazas delanteras también hay pantalla de 8″, la misma desde la cual se controla todo a través del sistema de navegación -mediante el comando iDrive, el joystick que ya es un clásico de BMW- y que cuenta con sintonizador de TV que capta señales de aire y digital; así, por ejemplo, mientras uno espera que los 85 litros de nafta completen el tanque de combustible, puede entretenerse con algún programa de Canal Encuentro.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Desde ya que cuenta con detalles como arranque mediante botón; conectividad Bluetooth con control al volante; techo solar eléctrico; sistema de control por comando de voz; disco rígido para almacenar hasta un centenar de discos en formato mp3; iluminación del piso en las manijas de las puertas para ascender de noche; apertura del portón trasero desde el interior (con diferentes ángulos configurables para evitar que toque en el techo del garage) y desde el control remoto, entre otros.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

¿Se le pueden encontrar contras a un vehículo de este tipo? Seguramente. Algunas de ellas son la falta de manijas internas para agarrarse al descender o cuando quien maneja sorprende con una aceleración inesperada; de antinieblas delanteros; de un botón de mute para el equipo de sonido en el volante; la imposibilidad de abrir la tapa del depósito de combustible con una tecla específica (se abre a través del cierre centralizado, por lo cual uno debe abrir todas las puertas al detenerse a cargar). Estas son algunas y se le podría pedir algo más, como un airbag de rodillas, por ejemplo, pero tiene tantos ítems a favor que nada de esto que se menciona desmerece al X6. Además, entre los opcionales se incluyen elementos tales como las luces adaptativas o el sistema Head-Up para no tener que quitar la vista del camino, que complementan aún más su equipamiento.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

El X6 M se presentó localmente a mediados de este año conjuntamente con el X5 M, con el cual comparte mecánica y prestaciones. Su precio es de u$s 189.900 y cuenta con una garantía de tres años o 100.000 km. La sigla SAV no grafica tan bien de qué se trata como cuando BMW afirma que tiene la comodidad del asiento de un todoterreno y las prestaciones de un auto deportivo. Es exactamente eso pero llevado al extremo: no cualquier todoterreno sino una sobria y tecnológica SUV alemana y no cualquier deportivo, sino una potente coupé bávara biturbo.

Test del BMW X6 M - Foto: Cosas de Autos

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Meteoro, tengo que felicitarte por la inolvidable experiencia, pero tambien por el excelente relato. Muy buena nota, y lograste trasmitir la mayoria de las sensaciones a la perfeccion. Sublime camioneta como relato.

    Por mas que vea una por semana, sigue haciendome girar la cabeza. Aunque debo admitir que nunca vi una version M. Con respecto a la otra, la X6 M lleva mejor el apodo de “Batimovil”.

    Me quede con una duda. La X6 M no viene con antinieblas, pero si la X6. Todos estos lujos que trae la version M, tambien los trae la convencional? Es decir, la mayor diferencia radica en el motor? O difieren tambien en el equipamiento y los accesorios?

  2. Espectacular ,por donde se la mire !!!!!
    Sin dudas las pasiones,las emociones y el placer de conducir tienen su precio
    Un abrazo grande y como siempre muy buen articulo

  3. Las palabras huelgan despues de semejante noton.
    clap, clap clap!! (aplausos de pie)

    Para la prox sólo nos debés una pasadita por algún circuito autorizado, así terminas de exponer y compartir con todos nosotros las sensaciones que provoca semejante tropilla de burros (CV 555)!

  4. Lo que falta describir es porque lugares “te animaste” a andar. Me da la impresión de que el grado de ostentación del que hace gala esta “máquina de placer extremo” debe hacerte sentir un poco vulnerable tanto para la delincuencia de guante blanco (cuando la parás en la puerta de un hotel, automáticamente la tarifa del mismo se duplica o triplica) como para la otra delicuencia.

  5. este coche …es algo asi como la llegada de dios al planeta…es salido de un cuadro de un sueño de pintor de la decada del 30…manejarlo debe ser algo asi como un orgasmo femenino en una noche de calor..no hay palabras para definirlo…

  6. hola,tengo una X6 y estoy buscando la pantalla que va para los pasajeros de atras, ya viene con dvd, pero no vino la pantalla de 8 pulgadas, alguien me puede ayudar donde la puedo conseguir? muchas gracias y saludos

  7. LA BMW ESTA ES UNO DE LOS MEJORES VEHICULOS QUE PUEDA HABER EN ARGENTINA
    LO DIGO POR QUE TENGO UNA MODELO 2010 LA COMPRE EN NOVIEMBRE Y AUN NI LOS NAILON DE LOS ACIENTOS LE SAQUE

  8. La BMW X6M es el mejor SUV esportivo del mundo, seguido de Porsche Cayenne Turbo y MB ML63AMG.