Subaru se ríe de la industria con una ácida e ingeniosa campaña on line

5

Mediocrity 2011

Con una campaña on line muy bien pensada y que tomó desprevenido a unos cuantos creyendo que podía llegar a ser algo real, y que resulta parte del problema que enfrenta la marca, Subaru mezcla ideas preconcebidas -no sólo del mundo automotor sino de campañas y productos tecnológicos- para presentar un nuevo modelo.

En una clara referencia a Apple y su forma de publicitar y presentar productos de manera on line, una (supuesta) marca de autos llamada Medocrity (Mediocridad) refleja las declaraciones de cada unos de los responsables de las áreas de diseño y concepción de su nuevo modelo: el Mediocrity 2011.

Los guiños están muy cuidados y hacen una clara comparación al despojo en el diseño que enarbola como bandera Jonathan Ive, Vicepresidente de Diseño de Apple. Aquí, su figura está representada por un tal Darren Tibbits, quien comenta frente a cámara cómo surge el concepto en el proceso de la creación de este auto. Tal como si fuera el iPad, donde se quita absolutamente todo lo superfluo y sólo se trata de una pantalla, el Mediocrity 2011 sólo tiene cuatro ruedas, dos pares de luces y un volante.

Ive y Tibbits, el de Apple y el de Mediocrity.

Beige, predecible
El trabajo del color apoya esta mediocridad, esta “predecibilidad”. En un monotono beige tratan de reforzar el concepto de un auto que no tiene “bells and whistles” (campanas y pitos), un auto que es “una exacta réplica de un auto”, que sin dudas es el comentario más cómico de todos los testimoniales presentados. Hasta el juego online, que se basa simplemente de un auto que va en una recta y no hace otra cosa que tocar la bocina, demuestra que todos los detalles de la campaña han sido pensados (perfil en Facebook, canal en YouTube, cuenta en Twitter y galería en Flickr).

Mediocrity 2011

Se entiende que si bien la estética y comentarios hacen referencia a Apple, lo hacen para reforzar la contraposición con la percepción de la innovación constante de la compañía de la manzanita y así -por doble contraposición- apoderarse de esa imagen para el auto real que quiere publicitar Subaru, que no es otro que el nuevo Legacy, un auto “con nada de beige”.

Y aquí es donde mi percepción como usuario, y no experto en autos “choca”, un poco con la campaña: Subaru quiere mostrar que en el mercado la competencia no es innovadora y que no hacen más que presentar año a año más de lo mismo, reirse un poco de su propia industria.

Sin embargo, viendo el nuevo Legacy, su línea actual de vehículos y algunos modelos anteriores, no logro ver en el diseño nada nuevo o innovador. Incluso el chiste en el perfil de Facebook del Mediocrity mencionando que fueron comprados por una automotriz grande (suponemos que será Subaru), termina de acercar esta falta de diseño a la compañía, justo lo contrario de lo que se quiere comunicar.

Si bien la campaña está muy bien producida, pensada y su creatividad es altamente destacable, y que quizás el Legacy tenga alguna innovación en la mecánica o confort interior, antes que el con el diseño del auto me quedo con el wallpaper de la Dieffenbachia, la planta en maceta que se ve en el decorado que acompaña al Mediocrity 2011.

Colaboración especial del Director de Arte Matías Etchevarne para Cosas de Autos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. El auto Mediocrity es un Kia Optima de la primera generación modificado, claro competidor del Subaru Legacy.
    Aunque como decís en el post, el Subaru es mucho más monótono que el nuevo Kia…

  2. Esta buena la idea…

    Iba a preguntar que auto era originalmente, pero en facebook una mina se queja de que se mofen del KIA OPTIMA 2001 (supongo que lo tiene o lo tuvo)

    Y por otro lado… se esta poniendo cada vez mas “raro” el LEGACY
    (a nivel diseño)

  3. Muy buena la publicidad, pero a veces el publico busca un “mediocrity” antes que un auto mas osado o innovador, es como refugiarse en lo conocido, lo probado, lo tradicional, lo “normal” si se quiere aunque a la vez estemos exigiendo a veces cosas nuevas. Por ejemplo: Vi en la calle dos Fiesta Kinetic, uno blanco otro gris oscuro, no son colores para ese auto, el verde manzana, el amarillo sí son para ese auto… :S

    Saludos, Ignacio.
    http://www.corsaclassicclub.com.ar