Expo Auto Argentino 2011: el sol salió para la fiesta de los clásicos nacionales

2

Por segunda año consecutivo, Autohistoria, Coche Argentino y el Rotary Club de Francisco Álvarez, llevaron adelante Expo Auto Argentino, la muestra dedicada en exclusividad al auto de producción argentina de todos los tiempos. A pesar de los agoreros pronósticos climáticos, el sol ganó la pulseada y miles de espectadores disfrutaron del color y variedad de lo más representativo de la industria automotriz nacional.

Expo Auto Argentino 2011

Los organizadores de la muestra limaron sus uñas a pura ansiedad durante las horas previas ya que los pronósticos indicaban fuertes lluvias, incluso con caída del siempre temido granizo, para la tarde y noche del sábado. Ante la consulta de los expositores se había tomado la prevención de posponerlo una semana en caso de concretarse las precipitaciones; el cielo se oscureció pasado el mediodía del sábado y la amenaza de lluvia se convirtió en realidad desplomándose implacable sobre el suelo de Moreno. Sin embargo, el terreno aguantó muy bien el breve temporal y luego de un relevamiento se comprobó que estaba en óptimas condiciones para que la muestra pudiera hacerse normalmente. Un desesperado envío de mails, llamados telefónicos, publicaciones en las webs y en Facebook, pusieron en marcha una contraofensiva al tiempo para avisar al público y expositores que la expo finalmente se hacía. Y así fue.

Tal como ocurriera hace exactamente un año atrás, el domingo amaneció despejado, augurando un día soleado y fresco. Los clubes y particulares respondieron temprano acercándose en interminable y lenta procesión al predio del Club de Campo La Tradición, de Francisco Álvarez. La fiesta del auto argentino empezaba a dar sus primeros síntomas de vida.

Muy pocas veces se tiene la oportunidad de ser testigos en un solo espacio de un siglo de historia de la producción automotriz de un país. Alrededor de 140 autos y 30 motos fueron los actores que ofrecieron su show a lo largo de un extenso escenario de 20.000 m2.

Anasagasti en Expo Auto Argentino 2011

En un año redondo en efemérides automotrices, empezando por los 125 años de la creación del triciclo de Karl Benz, Expo Auto Argentino rindió un merecido homenaje a la obra pionera del ingeniero Anasagasti, quien exactamente hace un siglo ponía en marcha la primera producción seriada en el país. Un espectacular ejemplar de 1912, donado por el propio ingeniero a la entones Escuela Militar de Aviación, se lucía orgulloso, flanqueado por los stands de los organizadores.

Paneus en Expo Auto Argentino 2011

En el otro extremo de la línea de tiempo, la Fundición Titania de la Ciudad de Campana, presentó su multipropósito Paneus en dos versiones: la que participó en el reciente Dakar Argentina-Chile 2011 y el prototipo que espera luz verde por parte del gobierno para iniciar su producción seriada. La innovación tecnológica y apuesta ecológica vino de la mano del Arquitecto Bravo, quien presentó una versión eléctrica de su ya conocido Nach One.

Pero esta vez, la exposición dio un paso más allá y además de reivindicar al auto argentino histórico y valorar su vital presente, hizo una apuesta al futuro con la presencia del ITM (Instituto Tecnológico de Motores) que exhibió proyectos de sus alumnos de la Tecnicatura en Diseño Industrial con orientación automotriz.

El Ejército Argentino, se hizo presente nuevamente con el Gaucho, vehículo multipropósito desarrollado en conjunto con Brasil y fabricado en las instalaciones que tiene la fuerza en Boulogne. Otra de las novedades de esta edición, fue la presencia de réplicas de Cobra, Porsche y Alfa Romeo, dando una clara muestra de la tradicional calidad, buen gusto y precisión de los artesanos argentinos.

Por segundo año, las maquetas a escala de clásicos y deportivos argentinos, despertaron la admiración del público en el impecable y completo stand que montó ACAMRA, la asociación de coleccionistas de maquetas y automodelos.

Gringa en Expo Auto Argentino 2011

La “primavera” de fábricas automotrices argentinas que surgieron después del cierre de la importación a principios de los ’80, tuvo su expresión con una impecable pick-up Gringa 4×4, diseñada y construida por IES (Industrias Eduardo Sal Lari).

Por supuesto, los clásicos también estuvieron. Vehículos de todas las marcas, modelos y épocas fueron exhibidos por clubes y particulares, destacándose por su impecable estado de conservación y restauración.

Además de observar y disfrutar de los autos, la muestra fue una excusa perfecta para estrechar lazos, hacer nuevas amistades y compartir experiencias. Y también hubo espacio para la solidaridad: fiel al compromiso con su comunidad, el Rotary Club de Francisco Álvarez donará parte de lo recaudado para colaborar con entidades benéficas de la zona.

Heinkel ganador de Expo Auto Argentino 2011
Chevy ganadora de Expo Auto Argentino 2011

La exposición llegó a su fin cerca de las seis de la tarde cuando se entregaron los premios. Un Heinkel Kabine de 1961 fue el elegido por el voto de los expositores y una cupé Chevy de 1973 se llevó el máximo reconocimiento por parte del público. Expo Auto Argentino, tiene destino de clásico y Francisco Álvarez volverá el año que viene a ofrecer su hospitalidad a lo mejor de la historia de los autos argentinos.

Por Gustavo Feder, organizador de Expo Auto Argentino y editor de Autohistoria.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios