Hace 55 años, IKA producía el primer vehículo argentino hecho en serie

12

Jeep IKA

El 27 de abril de 1956, hace exactamente 55 años, salió de la línea de la Fábrica Santa Isabel, en Córdoba, el primer vehículo construido por Industrias Kaiser Argentina (IKA). Se trató de un Jeep IKA, modelo basado en el Willys CJ5 de la Willys Motors Inc., quien había cedido la licencia para la fabricación de este vehículo a la automotriz argentina.

Este primer Jeep IKA era -a decir verdad- un 40% nacional mientras que el 60% restante de sus componentes provenían de EE.UU.. Así y todo le alcanzó para convertirse nada menos que en el primer vehículo argentino construido en serie con las técnicas modernas (el anterior había sido el Anasagasti). Además, su motor, el IKA 4L-151, fue desarrollado localmente siendo el primero construido en Latinoamérica, tomando un 3/4 del motor Continental 6L-226, tal como reseña Franco Cipolla en su libro “IKA, la aventura” (Ed. Del Boulevard, 2003). Tenía una cilindrada de 2.4 litros y una potencia máxima de 77 hp @ 3.600 rpm.

Motor IKA 4L-151

El 2 de septiembre de 1956 salió de la línea cordobesa la versión pick-up y durante ese año se produjeron unas 2.000 unidades entre ambas carrocerías. Al año siguiente el Jeep IKA ya contaba con un 80% de partes nacionales y algunos años después se llegó a fabricar en su totalidad con piezas argentinas.

Esta versión autóctona del Jeep se mantuvo en producción hasta el 30 de marzo de 1978, cuando Renault Argentina -que se había hecho cargo de IKA y de Santa Isabel- lo dejó de producir. Habían pasado 22 años y 85.017 unidades: en total fueron 38.388 unidades del Jeep en sus versiones 4×2, 4×4, Convertible y Militar y 46.629 de la pick-up (con motorización nafta y diesel).

Afortunadamente la primera unidad, la que motiva este homenaje, se exhibe al público en el Museo de la Industria, (Libertad 1130, Barrio General Paz), en Córdoba.

Primer Jeep IKA en el Museo de la Industria, Córdoba

Primer Jeep IKA en el Museo de la Industria, Córdoba.

Nota: el colega Norberto Lema -amante y usuario de un Jeep IKA- me apunta que el primer Jeep IKA no es en realidad el que está en Córdoba sino que se encuentra en un museo en EE.UU. La unidad que se exhibe en el Museo de la Industria sería la número 3, también producida el 27 de abril de 1956. Aporte de fanático más que de periodista; se agradece.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Buenas tardes, mi nombre es Facundo Picabea, soy investigador del CONICET y la Universidad Nacional de Quilmes y les escribo por un eror en el título de la nota, que seguramente es por falta de información y no por otra cosa. El primer vehículo argentino fabricado en serie, y con diseño original, fue en la empresa estatal IAME (socia de Kaiser en IKA, en 1954), y fue el Justicialista (auto y utilitario) con motor M800. Si se considera que las series eran demasiado cortas para considerarlas,el segundo vehículo, ya de manera indiscutida es el Rastrojero, producido en series de 1000 unidades anuales para 1953 y 2000 para 1954 y 3300 para 1955. Para mayores referencias ver: http://www.inti.gob.ar/sabercomo/sc90/inti5.php

  2. Nos metemos en la polémica de qué consideramos un auto argentino y qué una producción seriada y bienvenida sea. El primer antecedente de producir un auto en serie en Argentina fue Anasagasti, lo hizo con una carrocería original y muchos componentes importados, aunque la intención del fabricante fue la de nacionalizar progresivamente la mayoría de las partes.

    En la década del 30 HAFDASA fabricó en serie camiones y buses con motores diesel y chasis de diseños propios. A partir de 1950 Autoar fabricó series cortas de la rural PWO con una carrocería original diseñada en el país, chasis de origen Porsche y mecánica Willys. El gran mérito de IAME fue el intento de producir en serie autos diseñados y construidos íntegramente en el país como fueron los primeros Institec y el Rastrojero, aunque ambos recurrían parcialmente a componentes o diseños extranjeros, (motor basado en el DKW en el Institec y Willys en el Rastrojero), pero lo hicieron en volúmenes claramente mayores que las experiencias anteriores.

    La radicación de IKA se debe al impulso promotor iniciado por IAME y formó parte de una primera legislación orientada a promover radicaciones extranjeras. En este contexto el Jeep de IKA se convierte en el primer auto producido en grandes volúmenes por una empresa de origen extranjero.

  3. Gracias a Gustavo Feder, editor de Autohistoria, por echar un poco de luz sobre este tema. La idea era resaltar lo que ocurría hace 55 años y no entrar en polémicas. Afortunadamente este blog se nutre de lectores muy bien informados y que comparten sus conocimientos con el resto.
    Me parece que no hay discusión sobre dos puntos: el primer auto argentinos es el Iglesias y el primero armado en serie, el Anasagasti. Todo lo que vino después, está un escalón por debajo de estos dos precursores.

    Saludos!

  4. En 1946 -luego de la contienda- se volvió a abrir la importación, pero no duró mucho ya que después de 1948 se fue dificultando por problemas cambiarios y hubo una aguda escasez de autos. En 1951 llegó una buena partida de Chevrolet y empezaron a aparecer los Mercedes-Benz 170 Diesel; en el ´52, la policía adquirió una partida grande de Ford V8 que posteriormente se radicaron y fueron a parar a manos de particulares. Recién en 1953 la “industria nacional” hace un aporte algo significativo pues en ese año se produjeron 3.011 vehículos comerciales y 63 autos de pasajeros (IAME y Autoar).

    El Kaiser Carabela, el primer sedán argentino de gran serie producido en línea de montaje, vino a cubrir un notable espacio en el mercado argentino. De todas formas hubo otros automóviles antes, pero el Carabela fue el primer auto de turismo construido en la Argentina ya que al Jeep y a la Estanciera no puede considerárselos autos de pasajeros, y el Institec Justicialista (luego llamado Sedán Graciela) no era un vehículo integral producido a través de la línea de ensamblaje en gran escala, y en el caso del Justicialista Sport (IAME Sport) ni siquiera fue un auto de producción en serie. Por estas consideraciones, el Carabela fue el primer auto de pasajeros fabricado y montado en Argentina, aunque antes de IKA hubo muchos coches producidos en líneas de montaje pero usando partes importadas – General Motors, Ford, Chrysler, etc. La razón fundamental para la incorporación de IKA fue el hecho que el país no tenía el cambio en dólares para permitir la importación de motores, diferenciales, cajas de velocidades, chapas para carrocerías, etc.

  5. Desgaciadamente, ni la mayoria de los historiadores del automovilismo en la argentina no mencionan estos precursores de la industria automotriz que fueron Iglesias y Anasagasti, de cuya visión y esfuerzo, no quedó ningún rastro fisico, solamente una bibliografia amarillenta, sin ninguna divulgacion publica, y su consulta reducida a un grupo de aficionados sin ningun afán publicitario ni economico.
    Si alguien sabe donde hay, aunque sea una infima parte original de estas reliquias, le ruego comparta la información.
    zoltanhajdu_h@yahoo.com.ar

  6. Zoltan, afortunadamente hay mucha gente que recuerda estos vehículos.
    Lo invito a conocer el sitio del amigo Gustavo Feder, http://www.autohistoria.com.ar quien además organiza la única muestra de autos de fabricación nacional y dicta cursos que repasan su historia.

    Le recuerdo que el Iglesias -primer auto de fabricación nacional- se conserva en excelente estado así como un par de unidades del Anasagasti, uno de ellos en poder de la Fuerza Aérea Argentina.

    Saludos!

  7. tengo una capota original de jeep ika corto de fabrica vidriada y en un buen estado no esta podrida ni picada hay que acomodarla un poco y a las pistas. cualquier cosa 2241-560677

  8. Hola lamento no poder aportar mucho de historia pero puedo comentar que el auto fabricado por el Sr. Iglesias esta en el museo del automóvil de la ciudad de Campana y por aquí lo llaman el primer auto argentino. Yo conozco al nieto del Sr. Iglesias, un gran tipo.