Brasil: Honda reduce su producción un 50% por falta de piezas provenientes de Japón

1

Línea de ensamblaje de Honda en Sumaré.

Honda do Brasil informó este miércoles que va a despedir a 400 empleados y reducir la producción a la mitad en su unidad de Sumaré, en San Pablo donde actualmente se producen los modelos City, Fit y Civic. Esto se debe a que la automotriz sufre la falta de piezas que deberían arribar a ese país desde Japón, donde la filial de Honda fue afectada por el terremoto y el tsunami de marzo pasado.

De acuerdo con el comunicado de Honda, “diversos proveedores de componentes electrónicos, que no pueden ser sustituidos fácilmente, vieron afectada su producción. Con esto, el envío de piezas para diversos países, incluido Brasil, fue perjudicado”.

A partir de junio, el ajuste en la producción va a implicar la reducción de un turno, bajando de tres a dos. La producción se reducirá de 600 a 300 unidades diarias; esto implicará que aproximadamente unos 1.200 empleados serán cesanteados.

“Para equilibrar esta situación, Honda inició la semana pasada una serie de conversaciones con el Sindicato de Metalúrgicos de Campinas y después de agotar todas las alternativas para viabilizar la fábrica se llegó a la decisión de despedir a 400 empleados, el equivalente al 12% del total de la planta”, indicó la empresa.

Honda resaltó que no realizaba “este tipo de procedimento en sus operaciones en Brasil desde 1992” y que lamenta la medida. La automotriz aún estudia alternativas para los demás empleados que estarán ociosos en el período de reducción de la producción, señala el diario brasileño Valor.

Se desconoce oficialmente si algo similar podría ocurrir en la planta argentina que Honda tiene en Campana, donde el mes pasado debía comenzar a producirse el modelo City para ser comercializado en ambos países.

Vista aérea de la planta de Honda en Sumaré.

Inversiones
En febrero de 2010, Honda había anunciado un plan de inversión para Sumaré de u$s 200 millones de dólares a lo largo de ese año y de 2011 no para aumentar su capacidad sino para conseguir la producción propia de componentes de los modelos nuevos y abastecer también al mercado de reposición; la idea de Honda ya era la de no depender de las piezas importadas, algo que el inesperado terremoto en Japón impidió que se concretara.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Quisiera saber que van a decir los opinólogos que saben de todo y que tiran abajo una marca sin conocerla, que hablaban del Fit “brazuca” y según ellos de baja calidad, y que discutían cuando se les informaba que el grupo motopropulsor (caja, diferencial y motor) venián directamente de Japón, o que muchismas de las piezas del mismo (por ejemplo rodamientos) son japonesas… (y también ignoran que los japoneses son los padres de la “calidad total” con Kaoru Ishikawa y que no hacen control estadístico, sino de todas las piezas) bueno ahora dirán que malos que son porque paran la producción…