Salón del Automóvil de Buenos Aires: lo bueno, lo malo, lo lindo y lo feo

7

La 5ª edición del Salón del Automóvil de Buenos Aires ya es una realidad y, como todo, tiene sus puntos positivos y negativos. En esta reseña, una síntesis de lo vivido durante la jornada inaugural en primera persona.

Lo bueno
– El Salón del Automóvil ya no es sólo un amplio muestrario de modelos vendidos por las terminales en nuestro país, con el agregado de algunos concepts reconocidos mundialmente, como en las primeras ediciones. Esta vez, varias marcas aprovecharon el Salón para mostrar a modo de avant-premières a sus próximos modelos de producción.

Cobalt Concept

En esto se destacan Chevrolet con la presentación de una primicia mundial: el Cobalt Concept, su próximo sedán compacto para mercados emergentes, y la Colorado Rally Concept, adelantando cómo será la sucesora de la veterana pick-up S-10. Ford, por su parte, muestra a la nueva Ranger, de reciente presentación a nivel mundial y futura pick-up de producción nacional. Además, Renault presentó la versión Mercosur del Duster, el SUV compacto de inminente lanzamiento a nivel regional. Esto, sumado al resto de las novedades (que no son pocas) de cada marca, logra contrarrestar la ausencia de varios importadores.

Volkswagen Golf GTi

Volkswagen -finalmente- presentó en sociedad el Golf GTi G6 y el Scirocco, dos deportivos muy esperados por los fanáticos de la marca alemana, así como el nuevo Beetle, aunque para ver a éste en nuestras calles haya que esperar un tiempo más (se habla de mediados de 2012).

Mercedes-Benz SLS AMG

– Ver en una misma muestra al Mercedes SLS AMG, el Audi R8 Spyder, la Ferrari 458 Italia y los Porsche 911 GT3 RS, Boxster Spyder y Panamera Turbo es sencillamente… ¡Impresionante!

Toyota EV

– Párrafo aparte para Toyota, que a falta de novedades de relevancia a nivel local, apostó por ser la marca más “verde” del Salón, mostrando, además del Prius híbrido, la versión Plug-in del mismo y el concept FT-EV, el citycar eléctrico desarrollado sobre el IQ. A esos le sumó el FT86, un concept que podría devenir en la nueva generación del la recordada coupé Celica.

Lo malo
– El Pabellón Ocre del Salón se parece más a una expo de pueblo, donde se mezclan “la biblia y el calefón” que a un Salón del Automóvil de carácter internacional. De Ferrari y Porsche a empresas de audio y productos de limpieza para automóvil, pasando los autos de la película Cars 2 y por Honda (así como así), y algunos hermosos ejemplares del Club de Autos Clásicos de San Isidro o hot rods del Museo del Automóvil de Buenos Aires.

Rayo McQueen de la película Cars 2

-Para colmo de males, los stands de las tres marcas son los más pobres de todo el salón en cuanto a calidad de presentación. Si bien es cierto que una Ferrari o un Porsche se destacan en cualquier parte, el entorno no está acorde al prestigio de dichas automotrices. Y la única atracción de Honda es un Fit intervenido por el artista Milo Lockett (para gustos, los colores…). Por problema de importación -según expresó el titular del Grupo Modena, Julio De Marco– tampoco estuvo Maserati; sin embargo confían en que antes del domingo 26 se sume una unidad de la Gran Cabrio.

Honda Fit

– Que el Fiat Bravo, después de cuatro años de su presentación en la edición anterior del Salón, siga estando “por llegar”. Además, arribará proveniente de Italia, con lo cual no será un modelo accesible. ¿Por qué no llegó antes?

– La ausencia de autos de competición de nivel internacional como sí los hubo en ediciones anteriores. Nada de réplicas de Fórmula 1, sólo Ford trajo a su Fiesta del equipo oficial del World Rally Car (WRC). El resto, sólo autos de TC2000, que en el caso de Peugeot no es más que un 307 de calle “vestido” como los oficiales.

– A las destacadas ausencias de BMW, MINI, Volvo, Jaguar, Land Rover, Subaru, Hyundai, Kia, Mitsubishi y Chery, hay que sumarle a Seat. La marca española a último momento quedó afuera del Salón y su lugar fue ocupado por parte del arsenal mostrado por Audi, justamente su distribuidor en la Argentina. Mala señal.

Audi R8 Spider

– Una marca más casi casi estuvo ausente: Chrysler. Con un solo modelo en su portfolio, el familiar Town & Country, la estadounidense resignó espacio para sus “hermanas” Jeep, Dodge y RAM. Aunque aún haya stock, el PT Cruiser es historia y su falta ya se hace sentir. ¿Se sumará alguna vez la renovación del 300?

Stand de Jeep

Lo lindo
– La presencia de los tres muscle-cars americanos por excelencia, el Chevrolet Camaro SS, el Ford Mustang GT500 Cabrio y el Dodge Challenger R/T. Lástima que de los tres, el único con posibilidades de comercialización local sea el producto de General Motors.

Ford Mustang GT 500 Cabrio

– Nadie duda que la presentación del Alfa Romeo 8C Spider fue la más fotografiada de la jornada de prensa. Es que no sólo la máquina italiana invitaba a hacerlo; la aparición de Sofía Zamolo se robó todas las miradas y los flashes, y se extendió por largos minutos, lo que originó que varios se perdieran parte de la presentación de Nissan.

Alfa Romeo 8C Spider

– Las promotoras de cada uno de los stands, resaltando a la bella Valentina Di Paola, la Reina de Italia en Argentina posando junto a la inigualable Ferrari 458.

Ferrari 458

– Se destaca (y agradece) también, la buena transitabilidad y calidad de iluminación de la mayoría de los stands, en especial los de Ford y Toyota, así como la impecable presentación, con la permanente presencia del personal de limpieza.

Lo feo
– Que Ford “esconda” a su modelo más vendido en nuestro país detrás de una pared en diagonal al fondo a la izquierda del Kinetic Design Hall. A la Ecosport 4WD blanca se la descubre si uno decide ir al baño ubicado sobre la entrada de la Av. Cervigno.

– La lúgubre iluminación del stand de Peugeot (al menos en el día de prensa), en lo que tampoco ayuda el piso negro y algunas unidades del mismo color.

En síntesis, en el Salón del Automóvil de Buenos Aires hay mucho para ver y disfrutar, y es un auténtico festival para los amantes de los autos, de donde hasta el más exigente saldrá satisfecho.

Por Lucho GT. Especial para Cosas de Autos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Buena la crítica, yo estuve ayer y coincido, agregaría la falta de novedades de Toyota, y además en el stand no había gente, era llamativo. Aclaro que no soy anti-Toyota, al contrario tengo una Hilux.-

  2. Creo que el salon tuvo sus pros, pero sus contras lo opacaron mucho. El hecho de que faltaron varias marcas e importantes, sumado a la diferencia entre los pabellones, hicieron los stands esten algo desordenados debido a sus amplitudes. Por ejemplo, me entere por internet que exponian la nueva Caddy, porque el stand de Volkswagen se me hacia interminable. Ademas, de forma opuesta, otras marcas exponian muy pocos modelos, como es el caso de Chrysler.
    En conclusion, me gusto pero me fui con un gusto agridulce. Contento de ver algunas novedades, como el Cobalt o el March, y “rarezas” como la 458 Italia o el SLS AMG, pero preocupado y disgustado por algunas razones como las que explique arriba.

  3. conincido totalmente con vos. recién vengo de allá. empecé a buscar los stand de bmw, mitsubishi y land rover, y me sorprendí que no estaban!!!
    No pueden estar ausentes en un salon que se dice tan importante, esas marcas y las que mencionaste!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Saludos.