Argentina: para proteger a la industria el gobierno quiere subir el impuesto a los autos importados

4

Concesionario Audi

Por estas horas, en el gobierno nacional se está estudiando prorrogar y aumentar el denominado “impuesto al lujo” para los automóviles importados, que vence el 31 de este mes. Actualmente, el tributo que pagan las fábricas es de un 10% del valor para los vehículos con motor naftero y de un 15% para los diesel para los modelos que superan los $212.000 sin IVA y sin el costo de los concesionarios; sin embargo, el nuevo proyecto reduciría ese piso al valor del modelo más caro fabricado en el país, es decir, el del Peugeot 408, cuya versión más cara se comercializa a $156.600 sin IVA.

Según consigna el diario Cronista en su edición de hoy, la excusa oficial para modificar el impuesto interno sería “proteger y darle competitividad a los modelos de las fábricas locales frente a los que llegan del exterior ya que el cambio golpea a los autos de alta gama importados”. Al mismo tiempo también implica ampliar la base imponible a una cantidad de modelos exentos hasta fin de año.

“Con el cambio se suman más autos que pagarán el impuesto, por lo que vemos que nuevamente el gobierno sale a cazar en el zoológico con el sector automotriz”, se quejó un hombre del sector en declaraciones al mencionado diario económico, ya que como el impuesto está prorrogado desde finales de los ’90, su caída implicaría que todas las unidades que se comercializan en la Argentina deberían pagar el 10% o el 15% de impuesto.

“Las fábricas e importadores están negociando porque son ellos quienes los tienen que pagar pero, obviamente, va a ser trasladable 100% al precio final que va a pagar el consumidor”, explicó un concesionario. Los únicos vehículos que quedarían exentos de este impuesto son los utilitarios y las pick-up que, aunque pueden tener precios mayores al del posible piso, puede argumentarse que su uso está relacionado al trabajo.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Excelente.
    Cada pais se enorgullece de su industria.
    Paises asiaticos que 30 años atras tenian como unica infraestructura los tuneles construidos por el vietcong y terrazas para sembrar arroz hoy son paises industrializados.
    Nosotros en cambio, deseamos ser “el granero del mundo”
    Como San Matin no va a querer irse de la argentina?

  2. Cada vez peorm medidas recaudatorias injustificables, los vehículos de lujo no tienen competencia local que protejer, el problema es que la inflación y el dolar congelado hicieron subir el precio en dólares de los nacionales y ya un 408 vale en dólares como un Mercedes en Europa.

    Todo esto es pan y circo para la tribuna zombie

  3. Que justificación mas estúpida para seguir exprimiendo al consumidor, como si en el país se fabricara algún modelo premium que necesite ser protegido, y como toda medida de este tipo, el único que resulta perjudicado es el consumidor como bien dijeron en la nota, el aumento se va a trasladar en su totalidad al consumidor; jamas se les va a ocurrir bajar los impuestos a los autos nacionales para que sean mas competitivos, no?

    Saludos! >:(

  4. Ojo que entraría parece también para todo lo nacional arriba del importe de 156M que dice Meteoro. O sea la Toyota SW4 también.
    No es protección, es ambición. Volvemos a los 82-92 R12, P504 y Falcón.
    Esperemos que no.