Video: así trabaja RUTH, el robot que “siente” la calidad de los Ford

1

Así trabaja RUTH, el robot que "siente" la calidad de los Ford

En la industria automotriz algunas cosas ya no son como eran y el futuro llegó hace rato. Para muestra basta un botón o, si se permite, en este caso un robot. Se llama RUTH, por su sigla en inglés de Robotized Unit for Tactily and Haptics (Unidad Robotizada para las Sensaciones Táctiles), y es uno de los empleados más eficientes de Ford.

¿Cuál es su tarea? Medir las sensaciones y percepciones reales que sentirá el cliente al momento de estar en contacto con su nuevo automóvil. ¿Cómo lo hace? Toca la calidad de los tapizados y de las perillas de los autos, tal como lo haría un ser humano.

“El sentido del tacto y el entendimiento intuitivo de la calidad son características humanas innatas. Para los ingenieros de Ford, la sensación que se produce al tocar los componentes del auto genera en los usuarios la idea de que éste es especial. Por eso RUTH es el encargado de cuantificar las características del vehículo, en cuanto a su dureza, temperatura, suavidad y comodidad, asegura Ford.

RUTH consta de un brazo gigante con seis articulaciones y está programado para girar las perillas, apretar los botones e interactuar con muchas de las zonas del interior del vehículo, de la misma manera que lo haría una persona. De esta manera, se obtienen datos cuantitativos de las sensaciones que experimentan los usuarios al conducir un vehículo.

Durante años, la calidad Ford fue medida a través de numerosos estudios alrededor del mundo, donde los consumidores testearon varias partes de los vehículos, documentando sus preferencias. RUTH convierte esos datos en información concreta que describen la calidad.

“Gracias a los datos proporcionados por RUTH, podemos estar seguros de cómo se sentirá un cliente que compra un auto de alta gama”, dice Eileen Franko, Supervisor de Manufactura de Ford.

“El cliente espera contexturas suaves y partes sólidas y resistentes, terminaciones prolijas y vehículos bien diseñados. Traducimos los comentarios de los clientes en matrices de ingeniería para llegar más lejos en el diseño y alcanzar un nivel superior”, asegura Franko. “RUTH simula las habilidades motoras de una persona, lo que nos permite obtener medidas precisas que explican lo que el cliente quiere. Los ingenieros pueden tomar las conclusiones y aplicarlas”, agrega.

Por su parte Luke Robinson, técnico de Ruth, dijo que “gracias a todos los años que hemos invertido en investigar los gustos de nuestros clientes, ahora con RUTH podemos medir exactamente cómo se siente la calidad, qué es lo que la mayoría de nuestros clientes quiere y tener así un punto de partida”.

Así trabaja RUTH, el robot que "siente" la calidad de los Ford

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios