SMATA dice que “el problema de la industria automotriz es coyuntural” y que las empresas deben aguantar

0

Planta Rosario de GM - Chevrolet Classic

El parate de la industria automotriz, una de las más importantes de la economía argentina, está definitivamente instalado en la agenda diaria y es tapa de los principales medios locales. A horas de una misión oficial del gobierno nacional a Brasil que incluye a directivos de automotrices con la finalidad de mejorar y renovar el intercambio comercial entre ambos países, se conocieron dos testimonios de peso.

El primero de ellos de Ricardo Pignanelli, titular del Sindicato de Mecanicos y Afines del Transporte (SMATA), quien afirmó que “el problema de la industria automotriz es coyuntural, por eso estamos firmemente tratando de que no despidan compañeros”. En declaraciones a la AM 1110, sostuvo que “las empresas de autos ganaron mucho dinero, que aguanten hasta el año que viene”.

“Tuvieron 8 ó 9 años muy buenos, que ahora asuman el gasto ellos. La calidad de mano de obra hay que protegerla, para agosto o septiembre se va comenzar a revertir la situación”, opinó el hombre fuerte SMATA.

Pignanelli hizo un análisis del sector, marcando diferencias entre las terminales en función de la demanda. “Toyota está laburando horas extras (sic), si tuviera más Hilux vendería más Hilux; Mercedes también hace horas extras porque el tema del Mundial está haciendo mover algunos modelos y Ford está exportando y en buenos niveles”, dijo el sindicalista.

Planta Toyota en Zárate

“Entonces tenemos problemas en Volkswagen, Renault y General Motors”, reconoció y agregó que “los que tienen modelos nuevos están navegando, no a la velocidad que quisiéramos, pero están bien, y los que no cambiarnos plataformas o tiene que volver a hacer algún cambios a los vehículos, están más retrasados”.

En referencia a la posibilidad de realizar un paro de actividades, Pignanelli reflexionó que “si hoy le paro a Volkswagen, General Motors o a Renault, les hago un favor, porque si parás en la industria no pagan el día y la empresa está queriendo bajar horas de trabajo” y sostuvo que si quisiera perjudicar a las empresas “estaría trabajando a la japonesa, produciendo más”.

En 2013 “se vendieron 960 mil unidades, 160 mil más al promedio y la mayoría de alta gama. En ese nicho mucha gente compró autos como ahorro”, destacó Pignanelli y agregó: “No se olviden que históricamente un auto de alta gama (en Argentina) salió (sic) u$s 70 y u$s 120 mil pero el año pasado costaba u$s 50 mil”.

Ricardo Pignanelli, titular de SMATA, y Débora Giorgi, ministra de Industria

Ricardo Pignanelli, titular de SMATA, y Débora Giorgi, ministra de Industria.

De manera indirecta el dirigente sindical responsabilizó a las terminales por la suba de precios tras la devaluación y el impuestazo: “En enero se vendieron 103 mil unidades, en febrero se cayó y vendieron 50 mil unidades; creo que ellos mismos atentaron contra el mercado porque las unidades aumentaron más de lo que tenían que haber aumentado”.

“Hay un pequeño enfriamiento, pero no a la medida de febrero. Los argentinos somos exitistas pero cuando aparece un nubarrón, somos alarmistas; ahí fue donde se paró un poco la venta interna y también en algunos modelos a Brasil”, puntualizó.

Rattazzi: “La vamos a bancar”
Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Auto Argentina, manifestó su preocupación por la actualidad del sector automotor pero desdramatizó la situación, tomando en cuenta el presente que vive su compañía.

“La producción de autos está en baja entre el 15 y 16% desde hace tres o cuatro meses” recordó Rattazzi pero dijo que “en los últimos días surgió una preocupación nueva que es el mercado brasilero, que estaba en baja entre el 3 y el 5% y en el mes de abril está mostrando una baja más alta tipo el 15%”.

En diálogo con Radio Mitre, el directivo dijo que “el mercado brasileño muestra bajas, el interno también” y recordó “que hay un impuesto al auto de lujo excesivo”.

Cristiano Rattazzi, titular de FIAT

El ex presidente de ADEFA se añadió que el “mercado local es una preocupación, veremos qué pasa con las tasas de interés, con la propensión a comprar autos de vuelta en Argentina” y en ese sentido dijo que “no creo que los valores de los autos en Argentina sean caros, lo que yo veo es que son muy competitivos comparados con el resto del mundo” y “obviamente cuando hay devaluaciones importantes hay también aumentos en los autos, porque se sabe que el 50% o 60% de los autos que se fabrican acá tienen insumos internacionales”.

En referencia a las suspensiones, Rattazzi dijo que en el caso de Fiat “nosotros la vamos a bancar. La parte de producción depende mucho de lo que pasa en Brasil, en eso tiene razón el Gobierno”.

“Brasil es importantísimo, pero estoy buscando diversificar y no depender solamente de Brasil y buscar clienteS como México y Europa. Ahora, para llegar a eso, tenemos que mirar muy bien la competitividad, la economía argentina y brasilera e ir juntos”, opinó y dijo que hoy viajará a Brasilia a intentar acordar las condiciones del comercio bilateral con el país vecino.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->