Video: Arabia y la imprudente costumbre de los jóvenes de manejar en dos ruedas

0

Es un video hipnótico por la temeridad que transmiten las imágenes. Seis ocupantes en una Toyota FJ Cruiser por una ruta de Arabia Saudita. De repente, el vehículo se pone en dos ruedas. Con pericia, el conductor lo lleva cómo y por donde quiere, mientras sus cinco ocupantes empiezan a salir como hormigas del interior.

Arabia y la imprudente costumbre de los jóvenes de manejar en dos ruedas

Uno no da crédito a lo que ve, piensa en un truco que inmediatamente comprueba que no existe. Los intrépidos jóvenes, sentados en la parte alta del SUV, comienzan a sacar llaves tipo cruz y a trabajar sobre las dos ruedas que están inmóviles.

Luego de unos segundos, aflojan las tuercas y remueven los neumáticos; las ruedas están libres, las sacan, las elevan y agitan, como si se tratara de trofeos, ante espectadores que celebran su acto estúpido e imprudente.

Instantes después, vuelven a colocarlas en su lugar, cuidando de aflojar cada tuerca con la precisión de un mecánico de Fórmula 1, pero de forma manual y en condiciones mucho más complejas, claro.

Con el objetivo logrado, uno a uno vuelven al interior del vehículo y el conductor decide que -tras cuatro minutos- es momento de poner la Toyota otra vez sobre sus cuatro ruedas.

Resulta increíble, hay que volver a darle play para comprobar que lo que acabamos de ver es verdad.

Desde ya, vale aclararlo, NO hacemos apología ni fomentamos a que nadie imite semejante acción. Simplemente la compartimos por lo curioso del testimonio.

Porque así como en nuestro país, lamentablemente, se corren “picadas” o los motociclistas hacen “willy” con sus motos en calles y avenidas abiertas al tránsito, al parecer en Arabia Saudita es usual que los jóvenes aprovechen las largas extensiones de las rutas para poner en dos ruedas sus autos. Los ejemplos en videos abundan por la web:

Y también ponen a prueba sus autos, y en riesgo sus vidas y las de los espectadores, con maniobras imprudentes como estas:

Esperemos que estas costumbres no lleguen a occidente y que a nadie se le ocurra imitar lo que hacen los aburridos chicos saudíes.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->