“The Man & Le Mans”: el documental de Steve McQueen y su obsesión frustrada

0

Steve McQueen en "LeMans"

Existe un puñado de películas en la historia del cine que reflejan lo que es el automovilismo y una de ellas es “Le Mans”. Como refleja su nombre, cuenta la historía de la competencia más emblemática de endurance.

Se filmó en 1971 y fue dirigida por Lee Katzin con el protagónico de Steve McQueen quien no sólo actuó sino también el ideólogo y, como amante de los autos y la velocidad que fue, también se subió a los autos para mostrar al detalle ese mundo que tanto lo atraía.

Si bien hay un conflicto por el fantasma que acecha a Michael Delaney (McQueen) por el accidente que le costó la vida a su amigo, este clásico es casi un documental. Su trascendencia pasó por el modo en que mostró los autos en movimiento (con cámara on board) y el trabajo de los equipos en pits, pero lejos estuvo de ser un éxito.

¿Por qué? A causa de un combo formado por serios problemas con el guión, el cambio de director durante el rodaje, una inversión millonaria y problemas personales que afectaban a McQueen.

Steve McQueen en "LeMans"

Ahora, 44 años después de aquél estreno, llega “Steve McQueen – The Man & Le Mans” (El Hombre y Le Mans), una producción de Noah Films Pitlane y McQueen Racing, un documental 100% que muestra cómo el actor vivió esa filmación.

Está dirigida por la dupla Gabriel Clarke-John McKenna y contó como productor ejecutivo con Chad McQueen, hijo de Steve, quien al igual que su padre además de haber sido actor también se dio el gusto de correr en autos y motos. En 1971, Chad tenía 10 años y jugaba con sus autitos en los boxes del circuito francés a los pies de su papá que estaba abocado a cada toma, en busca de la perfección.

“McQueen: The Man & Le Mans es una historia de obsesión, traición y reivindicación. Es la historia de cómo una de las estrellas más carismáticas de su generación perdió tanto en la búsqueda de un sueño, aunque no dejará de perseguirlo hasta el final”, señala la sinopsis oficial. Cuenta con material inédito que fue rastreado y hallado en estos años y que en parte integran los 300 mil metros de cinta que McQueen desechó; también aparecieron películas caseras en Súper 8mm y fragmentos que ni la propia familia McQueen sabía de su existencia.

Por ejemplo, en Los Ángeles aparecieron casi por casualidad unas 500 cajas cubiertas de polvo con filmaciones on board auténticas de carrera, pero con el sonido dañado; en posproducción los ingenieros de sonido lograron reconstruir el rugido de los motores Porsche 917 y Ferrari 512, tal como quería McQueen.

El documental tuvo su debut en el Festival de Cannes 2015 y próximamente se estrenará en los cines, y este es el trailer:

Y para quienes no haya visto “Le Mans” (1971), YouTube nos regala el film completo:

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->