La Escuela Técnica Henry Ford celebró su 50 aniversario: historias y anécdotas de una institución modelo

0

La Escuela Técnica Henry Ford cumplió 50 años

Es la única escuela que funciona dentro de una planta automotriz y tampoco hay otra fábrica de Ford en el mundo con un proyecto igual. La Escuela Técnica Henry Ford, inaugurada el 6 de abril de 1965, celebró este lunes su 50 aniversario con un emotivo acto y una feria de ciencias en la gracias a la invitación de Ford pudimos estar presentes y conocer más de su rica historia.

Asisten actualmente 210 alumnos en sus siete años, los cuales cursan para recibir el título secundario de Técnico Electromecánico. Al momento, han egresado 1188 de los cuales más de 50 se encuentran trabajando en la empresa. Anualmente se presentan al examen de ingreso unos 120 postulantes, de los cuales sólo entran 30, en su gran mayoría varones (el curso con más mujeres tiene cuatro).

Escuela Técnica Henry Ford

Una serie de robots autómatas hechos con Legos por los alumnos de segundo año.

Más allá de lo estrictamente protocolar, pudimos recorrer aulas y talleres, dialogar con docentes y alumnos y comprobar ese orgullo y sentido de pertenencia que desde siempre caracterizó a “la Ford”, como se la conoce. Da gusto charlar con chicos de 14 años que crearon un robot con piezas de Lego, del cual desarrollaron el software y que se maneja por Bluetooth, y sorprende su madurez y ganas de contar lo que para ello no resultó “tan difícil”.

Motor Puma de Ford

El motor estaba en una pick-up 0km que tuvo un siniestro; ahora es material didáctico.

O ver a un chico de 17 años recorrer con suficiencia todos los rincones de un motor Puma 2.2 de una Ranger, con el que sus profesores se divierten provocándole fallos para que los alumnos tengan que rastrearlos y solucionarlos.

Pero quizás fue la palabra de un ex alumno, como Pablo López, director de Compras para Ford Sudamérica, la que le resumió de forma ideal el evento y la relevancia de esta institución.

“Mientras empezaba a estudiar Ingeniería Mecánica, y como egresado de la Escuela, la empresa me dio la oportunidad de entrar a trabajar a través de una pasantía que primero fue de 4 horas y después de 8. Lo que rescato es que Ford tiene un programa de desarrollo profesional muy bueno que me permitió pasar primero por Ingeniería de Producto, después por Posventa hasta que me ofrecieron ir a Finanzas donde estuve casi siete años, hasta que me desarrollé en Compras”, recuerda López.

Pablo López, responsable de Compras de Ford

De vuelta a las aulas, Pablo López egresó en 1993 y desde los 12 años que va todos los días a Pacheco.

“Como dije hoy en mi discurso, y haciendo una analogía futbolera, para mí no hay nada como jugar en el equipo del que uno es hincha. Desde los 12 años que vengo todos los días a Pacheco, por lo cual yo me siento parte de una empresa que te da la posibilidad de pasar por distintas áreas; he tenido ofertas de otras marcas y lo que valoro es el sentirme bien, el poder ser, y el desarrollo que me permite poder seguir aprendiendo”, puntualiza.

“Lo que más destaco de esta Escuela es que es como una familia, no te sentís un número, por eso esas ganas de quedarse”, señala López, gradudado en 1993 en la 25ta promoción, y quien actualmente tiene siete ex alumnos trabajando en su equipo.

La palabra de las autoridades
Dada la importancia del evento, Bill Ford, presidente ejecutivo del directorio de Ford Motor Co, envió una carta alusiva: “Cuando mi bisabuelo, Henry Ford, fundó Ford Motor Company, lo hizo con una visión: mejorar la vida de las personas haciendo accesible la movilidad para todos. También creía que la educación es el motor más poderoso para lograr un crecimiento sustentable para la sociedad, empoderando las comunidades y mejorando su calidad de vida”.

Enrique Alemañy, presidente de Ford Grupo Sur expresó durante el evento: “En nuestros más de 100 años de presencia ininterrumpida en Argentina, no sólo nos comprometimos a ofrecer vehículos de excelencia con las tecnologías más innovadoras, sino que nos hemos involucrado en el desarrollo de nuestra sociedad, creando trabajo de calidad, invirtiendo en el país y apostando a la educación. La continuidad de la Escuela Técnica Henry Ford a lo largo del último medio siglo es un fiel reflejo de esta promesa inquebrantable”.

Enrique Alemañy, presidente de Ford Grupo Sur.

Enrique Alemañy, presidente de Ford Grupo Sur.

Este no es el único proyecto de Ford Argentina que busca potenciar las posibilidades de desarrollo social a través de la educación: tres años después de la inauguración de la ETHF, Ford Argentina y su red de concesionarios organizó un programa de construcción de escuelas rurales y de frontera. Entre 1968 y 1982, 41 escuelas fueron construidas y donadas a comunidades argentinas.

A partir de 2002, 23 de ellas ya fueron remodeladas en una nueva etapa del programa “Educación para un nuevo mañana” iniciada para reciclarlas y adaptarlas a las necesidades presentes, equipándolas con tecnologías amigables con el ambiente. La última de ellas fue reinaugurada en Villa Quillinzo, Córdoba, el pasado 25 de noviembre.

“En Ford estamos convencidos que un negocio verdaderamente exitoso y sostenible es aquel que contribuye con el genuino desarrollo de la sociedad, aquel que contribuye a que sus comunidades tengan un futuro mejor. Y creemos que es la educación el motor más potente para lograrlo”, dijo Carlos Galmarini, director de asuntos corporativos y comunicaciones de Ford Argentina.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->