Desde 2012 hay un Chevrolet Agile “perdido” en Angola

0

Isela Costantini, ex presidenta de General Motors Argentina y ex titular de ADEFA, está trabajando desde hace dos meses como presidenta de Aerolíneas Argentinas. Y al igual que muchos empresarios, que padecieron ciertas conductas del gobierno saliente, comenzó a revelar algunos detalles del trato y las negociaciones con funcionarios en la era de Cristina Fernández.

Invitada este lunes por Jorge Fernández Díaz a su programa de Radio Mitre, la ejecutiva hizo un fugaz repaso de su gestión al frente de la automotriz y contó cómo fueron sus primeros días en el cargo.

Isela Costantini junto al Chevrolet Agile

Isela Costantini junto al Chevrolet Agile.

“GM tiene una visión bastante peculiar, muy interesante… La industria automotriz es de inversiones de largo plazo; por ejemplo los u$s 750 millones de los que conseguí aprobación para invertir en mi última gestión, es una inversión que la vamos a terminar de pagar en General Motors 10, 15 ó 20 años”, señaló Costantini.

“No es una cuestión de planificación. Uno tiene una visión en la que mide qué significa para la empresa a nivel global estar físicamente en un país”, sostuvo. “Uno tiene que entender que va a estar 100, 50 ó 30 años en un país y no importa el gobierno; uno debe tener que aprender a manejarse y adecuarse a la realidad que va a estar viviendo en ese momento”, agregó.

Fernández Díaz, ávido por saber los entretelones de la relación automotrices-gobierno, la interpeló y se encontró con una respuesta inesperada.

-¿A vos no te bardearon ni Moreno o Kicillof, no?
-Sí, tuve mis momentos… Yo llegué a la Argentina en febrero de 2012, cuando ya estaba aprobado que se iban a contratar 700 personas y que se iba a lanzar un tercer turno. Y yo ya veía que ese tercer turno no iba a funcionar, que no había forma de producir ese auto para mandar a Brasil; así fue que llamé a mis jefes y les dije: “Miren, no voy a lanzar un tercer turno y necesito inversión. Necesito otro modelo de negocio porque esto no funciona y esta empresa no va a dar plata nunca”.

Apenas dos semanas después de haber desembarcado en Argentina, Isela viajó a Brasil a exponer su posición durante una hora y media ante el Comité de Sudamérica de GM. Le dieron la razón pero le advirtieron del impacto político que podría tener ese cambio.

“Me tocó darle la noticia a Moreno por teléfono y estaba muy enojado, muy efusivo…” Costantini recuerda que el entonces Secretario de Comercio Interior le respondía del otro lado de la línea que había que vender autos. Y ella le respondió que no iba a fabricar autos para dejarlos estacionados, y que iría “adonde vos quieras a vender autos pero donde hubiera clientes”. Moreno le respondió: “Bueno, vamos a Angola”.

La hoy presidente de Aerolíneas Argentinas no viajó a África pero por pedido de Moreno envió en la comitiva a “un vendedor, unas banderitas y el auto”. Consultada fuera del aire por la colega Maru Duffard, Costantini reveló algunos detalles de la infructuosa misión comercial de mayo de 2012.

El auto enviado por GM a pedido de Moreno fue un Chevrolet Agile, a pesar de que su costo de producción era alto e inviable para su exportación y comercialización en suelo africano. Obviamente no hubo negocio alguno y más aún: el auto nunca regresó a la Argentina. El auto “quedó en Angola”, certificó.

Horas más tarde, Guillermo Moreno, en el programa de TV Intratables, negó que el auto no haya retornado y calificó a esa misión (de la que recordó que también formó parte Fiat), como exitosa.

“No es cierto, el auto se vendió”, espetó Moreno y cuando le mencionaron que la propia Isela Costantini había contado que la unidad enviada a Angola nunca regresó, retrucó con un: “Dice cualquier cosa” (ver desde 49m21s).

¿Adónde habrá quedado ese Agile? ¿Alguien lo estará usando o será pieza de museo de una misión infructuosa a Luanda? Vale recordar que la única marca que en los últimos años consiguió exportar a Angola es Volkswagen, que exporta la Amarok a varios países del continente africano (ver nota).

CFK y Moreno en Angola

Cristina Fernández y Moreno posan sobre una cosechadora en la Feria Internacional de productos argentinos en Luanda, Angola.

Dato: según un informe publicado en septiembre de 2013 por el diario La Nación (ver acá), después de la misión comercial a Luanda, las exportaciones a Angola no sólo no se incrementaron sino que disminuyeron.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->