“El Audi Driving Center es único en su tipo y en ni el peor momento pensamos en levantarlo”

0

Audi Argentina está celebrando el décimo aniversario del Audi Driving Center, su exclusivo “programa de manejo y perfeccionamiento, teórico y práctico, dirigido a todos aquellos que buscan desarrollar habilidades y ampliar sus conocimientos al volante”, tal como lo promociona la marca. Con sede en el autódromo de Buenos Aires, es un inmejorable lugar para poner a prueba los modelos que Audi lanza al mercado en un espacio que no sólo disfruta la prensa sino los clientes e invitados.

Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina

“Esto no hubiera sido posible sin el apoyo de casa matriz”, afirmó Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina ante los periodistas que nos acercamos a este singular festejo, en el que Audi aprovechó para presentar los Nuevos TT y TT S. Esto nos dejó ganas de conocer más sobre la génesis de un sitio único en su tipo y que se mantuvo en pie a pesar de los malos momentos que soportó la marca.

-Conrado, ¿qué recordás sobre los inicios de este proyecto?
-Corría el año 2004, y nosotros ya veníamos realizando en el país lo que llamábamos el Driving Experience pero lo hacíamos en predios que tuvieran grandes playones, como bases aéreas militares; eran los lugares que accedían a que nosotros pudiéramos ‘invadirlos’ durante diez días corridos con los autos.

De esa forma teníamos un evento por año pero de algún modo era itinerante. Un buen día se nos ocurrió cambiar este esquema y llevarlo a un lugar estable que nos permitiera mayor flexibilidad y poder llegar a más gente, porque nos pasaba que siempre nos quedábamos cortos con los cupos o había clientes que por temas de agenda no podían asistir.

-¿Fuiste quien viajó a Alemania para dar a conocer la idea?
Sí, viajé para ver personalmente qué es lo que hacían allá y por aquél entonces, Audi desarrollaba su curso de verano en una localidad al norte de Austria que se llama Seefeld. Y para mí sorpresa lo hacían ¡en un playón de carga de una estación de trenes! Me acuerdo que alquilé un auto y fui al lugar con una serie de indicaciones y me costó encontrar el lugar.

Eso me entusiasmó más todavía porque no había un lugar físico y permanente identificado con la marca; esto me impulsó a convencer a mis colegas de que en Argentina teníamos que tener ese espacio. A partir de eso desarrollamos el proyecto, nos juntamos con la gente del autódromo y vimos que era algo realizable.

Audi Driving Center

-¿El autódromo fue siempre la primera opción?
-Sí, queríamos hacerlo y hacerlo bien, y afortunadamente no hizo falta buscar una alternativa porque encontramos desde el primer momento la mejor predisposición. Por entonces lo que sí discutíamos si nos convenía el primer box, que en realidad es el último en la numeración porque el primero es que el está al final de la calle de boxes. Una vez que definimos eso viajamos a Alemania para presentar el proyecto y que nos ayudaran económicamente a poder llevarlo a cabo, sobre todo en lo edilicio y en la capacitación de los instructores que -en definitiva- era lo que nos iba a diferenciar de otros cursos de manejo.

-¿Se trató de una cifra muy importante la que precisaron?
-Sí, significó una inversión importante contemplando el volumen de unidades que manejábamos y lo que representaba para la marca. Pero más importante era el hecho de quebrar la sinergia de un evento que hasta entonces era itinerante, con lo cual el desafío era hacer creíble que esto iba a ser sustentable durante todo el año.

-¿Generaron una nueva unidad de negocios?
Prácticamente sí porque no es lucrativa, ya que tenemos costos fijos los doce meses, sino que permitió que sea sustentable a lo largo del tiempo durante estos diez años; la comercialización de eventos para empresas y para privados nos ayuda a sostener el trabajo de todo un equipo que trabaja específicamente en el Driving Center.
A eso se suma la comercialización de los autos que sacamos de acá y vamos rotando y comercializamos, los cuales atribuimos esas ventas a este lugar.

Además, contamos con la ayuda de nuestros partners YPF y Pirelli que nos ayudan a reducir costos con sus combustibles y neumáticos.

-De más está decir que en estos diez años sufrieron altibajos, ¿en algún momento peligró el Audi Driving Center?
No, te diría que en ni en los peores momentos estuvo en peligro. Ni en 2014, que pasamos de comercializar 7.500 unidades en 2013 a 700 en 2014, pensamos en ‘levantarlo’. Pero por supuesto que las autoridades del autódromo fueron muy contemplativas con las circunstancia y -hay que reconocer- que en algún momento nos tuvieron mucha paciencia.

En definitiva no vendíamos autos porque el precio del auto era imposible de pagar por cualquier usuario pero los costos del autódromo se mantuvieron tal y como estaban, así que el flujo de gente que año tras años pasan por acá se mantuvo, lo que nos permitió seguir adelante.

Audi Driving Center

-¿Qué cantidad de personas pasan anualmente por estas instalaciones?
-Unas 2 mil personas en un promedio de 60 eventos, o sea que tenemos un evento y un poco más por semana.

-Para el cliente que lo pensó pero que aún no lo experimentó, ¿qué creés que le puede aportar este programa?
-Más allá de que podrá descubrir las virtudes de nuestros productos, que desde luego es uno de nuestros objetivos, lo más importante es que se lleva un conocimiento adicional de manejo al cual está habituado; los autos que tienen un alto contenido tecnológico, en general son capaces de hacer más cosas de lo que uno cree y acá uno puede descubrir ese plus en un entorno de seguridad.

Un cliente puede descubrir que su auto es capaz de frenar en pocos metros pero que, a su vez, nos permite hacer un esquive como el que se nos puede presentar en cualquier ruta. Al vivenciarlo eso genera un clic en el cerebro, como dicen los instructores, que luego de experimentarlo se incorpora; pero yo puedo contarlo cien veces que hasta que no se experimenta, es imposible de incorporarlo.

Lo mismo cuando se provocan distintas maniobras que conllevan cierto peligro y se enseña a salir de ellas, cuestiones que pueden ocurrir en las calles o rutas y que acá están controladas en un ambiente adecuado con instructores capacitados en Alemania, algo que nos permite enorgullecernos de que nunca en estos diez años hemos tenido ningún incidente.

Audi Driving Center

-¿Dónde hay otros Audi Driving Center en el mundo?
-Actualmente hay un centro muy importante en Alemania, a 30 km de la sede de Ingolstadt, con una pista propia. Ahí no sólo se enseñan técnicas de manejo y se capacitan instructores sino que se utiliza para hacer presentaciones de producto y en ese mismo predio está la sede de Audi Sport, es como un Disneylandia…

También hay uno en Los Ángeles, EE.UU. y otro en Francia, y en nuestra región está el nuestro. Sigue habiedo algunos de manera itinerante pero como éste no hay, es único.

Wittstatt sonríe orgulloso, su “hijo” acaba de cumplir sus primeros diez años y goza de buena salud.

Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina

Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->