Yamila Zabaljauregui, el mundo de los autos hecho arte y visto con ojos de mujer

0

Yamila Zabaljauregui

YGZ Art son las seis letras que la identifican. Tiene apenas 23 años, es de Bariloche y un futuro promisorio vinculado al arte y los autos. Se llama Yamila Giselle Zabaljauregui y se presenta como ilustradora freelance y diseñadora de interiores, quizá porque aún no se anima a reconocerse como lo que es: artista plástica.

Vive con un lápiz en la mano retratando lo que la rodea y no deja de llamar la atención que mucho de eso tiene ruedas. De regreso de su primera muestra en el exterior la entrevistamos y presentamos en sociedad.

-No es usual que una mujer artista pose su mirada sobre los autos. ¿Por qué se dio en tu caso?
-En el momento en el que comencé a transitar este camino nada me resultaba usual, está bueno salir un poco de lo común y me permití animarme a trabajar en un proyecto que involucraba el arte y el mundo automotor.

El dibujo y la pintura son parte mía desde la niñez y un poco a través de la familia, un poco dentro mío descubrí la pasión por los autos
; aprendo de ellos de la mano del dibujo y en cada evento al que puedo ir voy admirándolos un poco más.

Yamila Zabaljauregui

El lápiz es su aliado y el blanco y negro su marca registrada.

-¿Qué fue lo que te animó a decirte por los autos?
-En los años en los que estuve estudiando Diseño en la Universidad en Mendoza, mi familia había adquirido hacía un tiempo dos autos clásicos. Así, ya con más conocimientos y herramientas, dibujé mi primer auto en serio. Eso fueron los comienzos, luego, mientras continuaba desde Bariloche con estudios de posgrado a distancia decidí probar suerte con el arte, al principio un poco de todo, arquitectura, animales, autos…

Hasta que tuve la posibilidad de participar de una exposición de arte automotor durante la 29° edición de las 1000 Millas Sport. De esa manera, mi gusto por los autos y el público con el que me empecé a relacionar me encaminaron a dedicarme prácticamente al cien por cien al arte automotor.

Yamila Zabaljauregui

Yamila junto a uno de los autos clásicos que su papá tiene en Bariloche, un Ford A.

-¿Cuál es el recuerdo que tenés de haber dibujado un auto por primera vez?
El primer auto que dibujé con intención de hacer realmente un buen trabajo fue la coupé Fiat 800 de mi familia. En su momento hice una versión en grafito y otra en acuarela… Ambas están en la oficina de mi papá, en casa.

-¿Qué te dejó tu paso por la Universidad
La Universidad me permitió crecer en todos los sentidos, si hablamos del ámbito profesional con toda seguridad me dio la base para lo que hoy hago. Me recibí de Licenciada en Diseño de Interiores y la representación gráfica desde los primeros bocetos de ideas es fundamental.

Yamila Zabaljauregui

Dibujando en el Hotel Laudinella, Suiza, durante su estadía con motivo de la “St. Moritz Automobile Week 2018”.

-¿Con qué técnica te sentís más cómoda?
-En el primer año aprendí muchísimo, perspectivas, uso del color, técnicas de pintura, proporciones de la figura humana, un poco de todo… Y ni hablar de materiales y soportes de trabajo.

Así fui descubriendo con lo que me sentía cómoda, la práctica constante me permitió mejorar y poco a poco (y probablemente sin saberlo) comencé y continuo formando mi estilo.

Hoy lo que más me gusta es trabajar con lápices de cualquier tipo, grafito, pasteles, polychromos, incluso los típicos escolares que uno encuentra en cualquier librería. Me permiten definir, ser detallista y descubrir las luces y sombras de a poco; es como ir sacando el dibujo de la hoja de a poco, primero un boceto de líneas suaves, después voy remarcándolo, ahondando en los detalles. También me siento muy a gusto con la acuarela, para nada estática y muy versátil a lo largo del proceso pictórico.

-¿En qué momento hiciste el clic y decidiste que querías dedicarte profesionalmente al arte?
-Siendo honesta no sé si hice algún clic o si espero hacerlo. Soy joven y por el momento me puedo dar el gusto de experimentar y arriesgar en todo esto en lo que me voy embarcando. Fue un poco de casualidades, consecuencias, suerte y bastante terquedad, pero por sobre todo trabajo, trabajo y más trabajo. Hay que ir paso a paso, tener en mente lo que se quiere, no desesperarse y por supuesto, ¡tratar de ponerlo en práctica!

Lancia Stratos

También incursiona en el color, como en este Lancia Stratos.

-Tu primera exposición fue como debutar en Primera…
-Sí, fue en el Hotel Llao Llao de Bariloche durante las 1000 Millas Sport 2017 y fue una increíble primera oportunidad al lado de importantes artistas argentinos.

Imaginate probar suerte en algo que te encanta hacer y terminar viendo tus obras junto a las de grandes como José María Villafuerte, Rafael Varela, Jorge Ferreyra Basso y Esteban Serassio. Yo recién empezaba, fue algo idílico, en un hotel emblemático de mi ciudad, rodeada de autos clásicos que no es habitual ver en Bariloche, y hasta el momento ni siquiera había intentado vender ninguna obra. Creo que esa exposición fue el comienzo de todo.

-Y recientemente viajaste a Suiza a tu primer evento internacional, ¿qué te dejó la experiencia?
-Sí, estuve en St. Moritz participando de la semana del automóvil que se organizó en septiembre. Ahí expuse varias de mis obras en el Kempinski Grand Hotel des Bains junto a fotografías de autos clásicos y motos de carrera vintage.

También durante esa semana realicé una sesión de pintura en vivo en el Hotel Laudinella, pintando el Tesla Model X que posee el hotel, y fui invitada como espectador a la grandiosa “Bernina Gran Turismo”, una carrera de clásicos de 5,7 km por los Alpes Suizos entre La Rösa y el Ospizio Bernina.

Fue realmente espectacular toda la experiencia, el viaje, el destino, los autos, la gente… No puedo hacer más que agradecer a las personas de St. Moritz y al grupo de Bernina por permitirme ser parte.

Inclusive tuve la oportunidad de dejar una de mis obras en Suiza y otra en Italia; esta última del Alfa Romeo P2 con el que Achille Varzi ganó la Targa Florio del 1930, como ganadora del segundo lugar en el concurso Premio Varzi in Arte del cual estaba participé en Italia.

Alfa Romeo P2 de la Targa Florio

Con este Alfa Romeo P2 Targa Florio, Yamila obtuvo el segundo premio en la “Varzi in Arte” organizada por el Moto Club Achille Varzi (Galliate, Italia) en ocasión del 70 aniversario de la muerte del piloto italiano.

-Entre tus obras hay desde una F-100 hasta autos clásicos de los años 40. ¿Hay alguna marca favorita o alguna era en particular del automóvil?
No, definitivamente me resulta difícil elegir, puedo decirte modelos como Porsche 911, Jaguar E-Type, Alfa Giulietta, Lancia Stratos, Lamborghini Miura, Ferrari 250 GTO, Mercedes 300SL Gullwing… ¿Con todos esos modelos quién puede ser sólo fan de uno?

Los gustos tienen etapas, tal vez prefieras los italianos, tal vez los alemanes, pero estoy viendo en detalle, porque realmente se necesita visualizar constantemente lo que vas a dibujar varios autos a lo largo de los meses y supongo que me voy fanatizando de cada uno a medida los dibujo.

-¿Qué artistas del género admirás y/o fueron fuente de inspiración?
-Manu Campa, me encanta su trabajo, soy totalmente admiradora de su obra y de su carrera; creo que cualquiera que está en el ámbito de los autos y tiene cierto gusto por el arte debe conocer su trabajo, es un talentosísimo artista español que a mi parecer hace de las mejores interpretaciones realistas que he visto de autos. Es fantástico.

-¿Cuál dirías que es la “marca registrada” o el “toque” personal de tu obra?
-Es difícil definir una marca propia, creo que es una combinación entre la técnica y el estilo compositivo. Para mi el auto debe ser el objeto protagonista, me gusta trabajar con la textura del papel, profundizar en los detalles y la transición a través la escala de luminosidad de forma armónica.

Yamila Zabaljauregui

No tiene marcas preferidas, tampoco épocas y entre su obra hay todo tipo de autos.

-Los artistas viven de sus obras pero está el mito de que es muy caro acceder a un original, ¿qué le dirías a alguien que no es especialista y quizá no se anima a dar el paso para tener un Zabaljauregui en su casa u oficina?
Yo les diría primero que nada que siempre hay que animarse a preguntar y consultar, me pone feliz que las personas se interesen por lo que hago, el intercambio con clientes es una gran forma de crecer.

En cuanto al mito de que es costoso acceder a obras originales en muchos casos es cierto, lo que hace que artistas que estamos iniciando y buscando vivir de nuestra pasión seamos una buena apuesta.

El mundo del arte tiene ese juego constante entre aquellos que buscan adquirir obras de artistas renombrados, aquellos que lo hacen simplemente por el gusto por la obra y otros que buscan apostar a artistas que creen que triunfarán en lo suyo. Mis obras están a la venta, pueden verlas a través de mi sitio o redes sociales, y gran parte de mi trabajo también consiste en realizar obras a pedido.

A YGZ Art la encuentran en www.ygzabaljauregui.com y en su Instagram @ygzabaljauregui.

.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->