Rattazzi: «Si a Europa tratamos de venderle un Rastrojero no vamos a ningún lado»

0

Cristiano Rattazzi, titular de FCA Automobiles Argentina, es palabra autorizada al momento de analizar la coyuntura del sector automotor. Ante el reciente anuncio del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, el empresario dio su punto de vista acerca de las oportunidades que se le presentan a la industria argentina, a la vez que habló de las necesidades de cambios para lograr una mayor competitividad.

Rattazzi visitó en la noche del lunes los estudios de La Nación+ donde fue entrevistado en el programa Terapia de Noticias de donde extrajimos lo más saliente y específico sobre este tema.

Cristiano Rattazzi, titular de FCA Automobiles Argentina

Cristiano Rattazzi, titular de FCA Automobiles Argentina.

«Yo no creo que el arancel quede en 35% por mucho tiempo más porque (Jair) Bolsonaro lo quiere bajar y la Argentina está de acuerdo. Hay que bajarlo porque la cadena de valor que queremos crear competitividad, no puede haber algo que sale 20% más caro que en el resto del mundo, porque no vamos a poder exportar a nadie o tenemos que levar el dólar un 25% arriba y eso no tiene ningún sentido lógico y económico para el país», expresó Rattazzi, al frente de las operaciones de las marcas de Fiat y Chrysler en el país.

«Toda la cadena va a tener que adaptarse, no puede ser que el transporte de Jujuy a Buenos Aires sea infinitamente más caro que el de Buenos Aires a Rotterdam… Esas cosas van a tener que cambiar. ¿Va a ser fácil? No va a ser fácil. ¿Va a haber resistencia? Va a haber resistencia pero es absolutamente fundamental», agregó.

-¿Y con respecto a la reforma tributaria y laboral?
-(Con respecto a la) Reforma tributaria por lo menos se tiene que aplicar la que ya hicieron y que todavía no se aplica, y que saca muchos impuestos distorsivos. La reforma laboral algunos sectores la necesitan y otros menos, pero sería bueno para la Argentina que se más flexible el sector laboral, para que uno pueda ‘asumir’ y en caso de que se haya equivocado no tener más esa gente a cargo para siempre, así funciona en el mundo moderno.

Y la reforma previsional es necesaria para que sea sustentable en el tiempo la situación previsional, si cada vez aumentamos y dejamos más agujeros y más déficit con eso, no hay manera de sacar el país.

-¿Qué hay con esos temores que dicen que con el acuerdo UE-Mercosur va a haber una ‘invasión’ de vehículos europeos?
Hoy tenemos una invasión de vehículos brasileros porque no tienen arancel, por lo tanto es mejor tener europeos que, probablemente, son de mejor calidad y pueden ser hasta más baratos. Si es por ese tipo de cosas, deberíamos volver a vivir con lo nuestro, con el Rastrojero diesel y eso ya no creo que vaya a pasar…

Por lo tanto, creo que lo viene es muy saludable para Argentina, puede ser que para Brasil un poco menos, pero para Argentina es muy saludable.

Rastrojero de 1968

Rastrojero Diesel de 1968, un símbolo de la vieja industria argentina.

-¿Lo que se viene es la producción integrada, donde se distribuye en distintos lugares del mundo?
-Por supuesto. Nosotros en Serbia tenemos una fábrica que funciona para todo el mundo; en Turquía tenemos una fábrica para todo el mundo; al sur de Italia tenemos una fábrica para todo el mundo; en México tenemos una fábrica con algunos productos…, en EE.UU. y Canadá fábrica para todo el mundo. Para Argentina, en vez de tener una fábrica sólo para Brasil, sería mejor y con menos riesgo tenerla para todo el mundo y no sólo para Brasil.

-¿Hay que ser competitivo, no?
-Obvio que hay un período de algunos años, que van a ser varios, para crear competitividad en la cadena de producción de Argentina. Y eso es a lo que tenemos que dedicarnos ahora, sabiendo que ya se viene. Ahora, si pensamos que no se viene, que vamos a seguir inventando ‘curros’, es la Argentina de los últimos 90 años.

-¿Cómo imagina el sector automotor de acá a 15 años, va a seguir existiendo la industria automotriz en Argentina?
Es una hoja de ruta, si no se hace ese acuerdo, vamos a tener menos autos argentinos porque Brasil nos ahoga. Eso de David vs. Goliat que se dice (en referencia a la analogía usada por SMATA en referencia al tamaño de la industria automotriz europea) Brasil ya es Goliat.

En esta condición de apertura a Europa, yo estoy pensando en una fábrica de 200 mil autos para todo el mundo en vez de los 90 mil que pensábamos hacer ahora y de los que estamos haciendo 45 mil. Vamos a ver qué producto, porque los autos europeos son siempre más caros, vamos a tener que ver qué producto le viene bien a Argentina y que se sepa fabricar, y que le guste a los europeos; ésa es nuestra responsabilidad, porque si no les gusta, no le vendemos a nadie.

Si tratamos de venderle un Rastrojero diesel no vamos a ningún lado, tenemos que hacer las cosas muy bien; obvio que es un acuerdo para hacer las cosas bien, no es para hacerlas mal, y vamos a tener que trabajar en serio.

Es una oportunidad extraordinaria, porque se viene también la electrificación y varias cosas muy modernas que por ahora sólo estamos mirando.

FCA Ferreyra

En la planta de Ferreyra, Córdoba sólo se fabrica el Fiat Cronos para Brasil y Argentina.

-¿Cómo ve que funcionó el programa Junio 0 km y cómo lo ves para julio?
Los datos de hoy indican que creció un 100% la circulación en las concesionarias y aumentó un 50% los boletos, y por lo tanto las ventas que se vienen para julio. No es que volvemos a un mercado de un millón, pero un mercado que se estaba achicando muchísimo, retoma cierta confianza. A fin de julio termina, vamos a ver qué pasa…

-¿Pero es mejor esto o bajar los impuestos?
-Hay rebajas de impuestos muy importantes: Córdoba, Chaco, Buenos Aires… Bajaron los sellos.

-¿Cuál sería la solución más a largo plazo?
Reforma impositiva: no puede haber impuestos para autos exportados, y en la exportaciones no puede haber impuestos porque en el resto del mundo no los aplica. Hay que eliminar todo lo que es distorsivo: Ingresos Brutos, impuesto a las transacciones financieras, sellos ni hablar de retenciones, aunque ésto fue una emergencia, insisto.

Empezá a hacer todo esto y bajá ciertos impuestos que gravan al trabajo… Habíamos hecho un cálculo que mostraba que en México el 85% de lo que le cuesta a la empresa entra en el bolsillo del trabajador y en Argentina sólo el 46%, todas esas cosas van a tener que reverse.

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos de toda la vida. En 2006 le di forma a este blog. ¿Más datos? Clic en la casita ->