Un cuarto de siglo sin Julio Cortázar

8

Julio Cortázar y su combi Volkswagen

Y cómo se te extraña. Julio Cortázar dejó físicamente este mundo el 12 de febrero de 1984, hace exactamente 25 años. Cualquiera que haya leído su obra y luego tomado lápiz y papel o pegado a un teclado para intentar escribir algo no puede menos que evitar sentirse como un chico de seis años en su primer día de clases. Ganas le sobran, le falta todo lo demás.

Uno, y habló por mí, quisiera tener una pizca de su imaginación, un toque de su creatividad y encontrar esa simpleza que tenía para describir momentos, objetos, personas y situaciones. Será por eso que sus textos siguen vigentes y que parece mentira que haya pasado un cuarto de siglo.

Cortázar y los autos
Como ya les conté alguna vez, allá por marzo de 2007, la obra de Cortázar fue utilizada al menos en dos ocasiones por publicistas para vender sus productos, en este caso automóviles.

El fantástico cuento “La autopista del sur”, en el que los protagonistas son fabulosamente identificados con los autos que conducen, fue cedido en 2000 por la editorial Alfaguara y tergiversado por los “geniales” Agulla y Bacetti para la realización de tres comerciales de Renault Mégane (los cuales no están en la web).

Y el año pasado fue la española Seat la que tomó prestada la voz del escritor para vender el León.

¿Quién posee a quién? – Seat Léon

Hoy no podía dejar de contarles que fue Julio Cortázar uno de los primeros bloggers en tiempos en los que la web no estaba en los planes de nadie. Allá por mayo de 1982, partió junto a su segunda esposa, la también escritora Carol Dunlop, con quien emprendió un viaje rutero de 33 días de París a Marsella. Se subieron a su combi Volkswagen, apodada Fafner, y no salieron de la atopista.

El relato de ese viaje lo pueden leer en el libro “Los autonautas de la cosmopista”, una bitácora off line de una idea alocada, narrada por la Osita y el Lobo.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. El tiempo que le dedico a la lectura literaria no informativa en mi caso es nulo. Pero, como dejaste el link, creo que voy a cambiar eso y voy a leer “La autopista del sur”. No es que no me guste leer, pero… como me pasa con las peliculas también me cuesta sentarme, poner primera y arrancar, dado el primer paso lo demás es mas fácil. Muy bueno el recordatorio.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad

  2. Si es cierto nunca me hubiera imaginado mezclar literatura en un blog de autos, segui sorprendiendonos Meteoro

    Saludos

  3. emilio, NachoCba… buscando siempre se encuentra algún nexo y todos podemos aprender algo. El blog por eso se llama Cosas de Autos, la idea original era la de volcar cosas interesantes, curiosas, actuales o no, vinculadas a los autos sin ser específicamente lanzamientos de modelos o novedades del mercado.
    Lamentablemente no siempre se puede y uds. mismos piden otra cosa. En lo particular disfruto mucho escribiendo este tipo de post acerca de literatura, cine o publicidades. Los comentarios de uds. son más que bien recibidos.

    Saludos y gracias por la fidelidad de siempre.

  4. Meteoro: estaria bueno si podes linquear la publicidad que renault hizo de este cuento, creo que es una de las mejores publicidades.

  5. Sí, josé pero como puse en el post, dicha publicidad no está disponible en internet, la busqué en varios lados, incluso en el sitio de la productora que la hizo (la agencia no existe más) y no está.
    Si alguien la tiene, que la cuelgue en Youtube.
    De todos modos, a pesar de que Agulla-Bacetti hicieron un buen trabajo, ubicaron a un Renault (en este caso el Mégane) como protagonista cuando en realidad Cortázar eligió para ese rol a un Peugeot, precisamente un 404. De no creer…

  6. Muy lindo post. A los que todavía no leyeron “autopista del sur”, salgan corriendo a conseguir este cuento…!!! Bueno, no se si es para tanto jeje, pero la verdad es que a mi me tuvo loco por unos días, y funcionó como disparador para que me zambulla en la obra cuentística de Cortazar, conociendo así el fantástico universo creado por este genio… Bueno, saludos… interesantísimo blog.