Fórmula 1: Sebastian Vettel es el nuevo y más joven campeón de la historia

2

Sebastian Vettel, el campeón más joven de la Fórmula 1.

Sebastian Vettel debe ser uno de las personas más felices y buscadas del momento. Es que este domingo se consagró campeón mundial de Fórmula 1 a los 23 años y 134 días, lo que lo convierte en el más joven de la historia de la categoría en alcanzar el 1. Lo hizo de manera impecable al mando de su Red Bull número 5, casi sin transpirar, en el magnífico trazado de Abi Dhabi, donde se preparaba la fiesta para coronar a Ferrari. Sin embargo Vettel aprovechó muy bien la pole position que consiguió en la clasifica del sábado, mantuvo la posición en la largada y luego hizo su trabajo sin errores.

El Baby Schumi, como lo llaman (en homenaje a su compatriota Michael Schumacher), hizo méritos suficientes como para ser el nuevo monarca de la máxima. No sólo en esta carrera sino por haber ganado cuatro de las últimas cinco competencias de la temporada, luchando con pilotos más expirementados y que ya fueron campeones, como Fernando Alonso y Lewis Hamilton, e incluso con un enemigo puertas adentro, su compañero de equipo Mark Webber.

Sebastian Vettel, el campeón más joven de la Fórmula 1.

Precisamente Alonso, Hamilton y Webber eran los otros candidatos al título en una definición inédita para un cierre de campeonato: cuatro pilotos con posibilidades. Pero al español la estrategia le salió mal: tras su ingreso a boxes quedó relegado a un pobre séptimo puesto con Webber en sus espaldas y debió conformarse con el subcampeonato. Hamilton, en tanto, fue segundo y subió al podio en un digno cierre de temporada.

“No supe nada hasta que crucé la línea de meta, porque mi ingeniero no quiso comentarme cómo iban las cosas. Cuando me gritó por la radio que era campeón de mundo fue increíble”
, explicó el flamante campeón. “Doy gracias a los mecánicos y a los ingenieros. Mucha gente ha trabajado de forma armónica, ha dejado la piel en esto. Estar aquí, tras tantas luces y sombras, es increíble”, agregó el alemán, quien superó por cuatro puntos a Alonso.

“Me he quedado un poco sin habla. Ha sido increíble la temporada para mí y para todos, física y mentalmente. Siempre creí en el auto y en mí mismo”, apuntó.

Además de Vettel, el reconocimiento debe ir también para Red Bull, un proyecto que lleva cinco años en la categoría y que pasó rápidamente dejar de ser sólo el nombre de una bebida energizante a sinónimo de escudería competitiva. Mucho de este mérito se debe al trabajo de Chris Horner y al del propietario del equipo, Dieter Mateschitz, pero sobre todo al talento de Adrian Newey, jefe de ingenieros de Red Bull Racing, que desarrolló un auto casi imbatible, aún ante rivales de peso como Ferrari, Mercedes y McLaren.

Una nueva era ha comenzado en la Fórmula 1 de la mano de Sebastian Vettel quien demostró que Red Bull le dio alas y él las supo aprovechar.

Sebastian Vettel dialoga con Adrian Newey, jefe de ingenieros de Red Bull.

Vettel, el chico récord
Mucho antes de conseguir su primer campeonato mundial de pilotos, Vettel había batido otros récords que lo metieron de lleno en la historia de la Fórmula 1: con 21 años y 73 días fue el más joven en ganar una carrera (el GP de Italia de 2008); esto mismo le significó ser el más joven en subir a un podio y en liderar una competencia. Un día antes había clasificado primero, por lo tanto ostenta la marca de ser el más joven en alcanzar la pole position. Además, con 19 años y 349 días es el más joven en sumar puntos en una prueba (fue octavo en el GP de EE.UU. de 2007).

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Mis felicitaciones para Vettel y para RedBull.
    Lamentable la actitud de Alonso de recriminarle a Petrov. Qué quería, que lo dejara pasar? La actuación del ruso fue limpia, él defendía su posición en forma lícita.
    Slds,
    Alejandro.