Brasil: Así trabaja Ford en el desarrollo de la nueva EcoSport

3

Cosas de Autos presente en el Ford Open Source en Tatuí, San Pablo.

Cosas de Autos en San Pablo, Brasil. En el Centro de investigación y desarrollo que Ford tiene en Tatuí, Brasil (Tatuí Proving Ground) se prueban todos los vehículos que la marca del óvalo lanza en la región, incluido los camiones. Sin embargo, algo alteró y magnificó su agenda en lo últimos tiempos: el desarrollo de la nueva generación de la EcoSport, vehículo que al ser pensado con visión de comercialización mundial, le da por primera vez a este centro una jerarquía mayor y lo pone en la mira de todos.

La EcoSport en una de las múltiples variantes de la pista de pruebas.

Es por esto que semanas atrás, Ford invitó a Cosas de Autos a un viaje relámpago para ser parte del programa Ford Open Source, una jornada de puertas abiertas destinada a mostrarle a los medios especializados de Brasil y Argentina cómo se está trabajando en desarrollo del SUV compacto de Ford que verá la luz en 2012.

Los medios argentinos participantes del Ford Open Source en Tatuí, San Pablo

Los representantes de los medios argentinos participantes del Ford Open Source en Tatuí, San Pablo junto a Carlos Galmarini de Ford.

Carlos Galmarini, Gerente de Relaciones Públicas y Responsabilidad Social de Ford Argentina, fue el encargado de acompañar a la reducida y heterogénea comitiva de medios argentinos. En su compañía pudimos recorrer las instalaciones del complejo que tiene 50 kms. de pista y que para nuestra visita fue preparado con cinco escalas: laboratorio de ruidos, de suspensión, de emisiones y la pista de pruebas.

Es allí donde la automotriz realiza más de 80 tipos de tests para probar automóviles, pick-ups y también camiones antes de que salgan al mercado, lo que lo convierte en el único centro de pruebas de América Latina en su tipo.

Placa conmemorativa de la inauguración del complejo de Ford en Tatuí.

Placa conmemorativa de la inauguración del complejo de Ford en Tatuí.

A través de sus 50 kms. de pistas y sus diferentes laboratorios, en este centro se reproducen las diferentes condiciones a las que se someten los vehículos en las rutas de todo el mundo. Desde su fundación, hace 33 años, en el Campo de Pruebas Tatuí ya se recorrieron más de 200 millones de kilómetros.

Este centro experimental de seguridad vehicular cuenta con una estructura y un funcionamiento que permite realizar más de 80 tests entre los que se incluyen de durabilidad, de economía de combustible y reducción de emisiones. Los tests de durabilidad consiguen reproducir, en apenas cuatro meses, el desgaste que un vehículo tendría en 10 años de uso normal, o cerca de 240.000 kilómetros.

La EcoSport es un ejemplo de producto creado en Brasil y desarrollado en este Campo de Pruebas, que posee la última tecnología para el desarrollo de vehículos y un equipo completo de ingenieros y técnicos especializados. Por estas razones, el Campo de Pruebas de Tatuí es la base para la evolución de los modelos de la marca, y fue elegido para el desarrollo de la nueva generación global de EcoSport, siguiendo los parámetros de calidad y la visión de mejora continua de la marca. “Esa visión llevó a Ford a confiar en la región como la responsable de la creación de la futura generación de la EcoSport”, afirma Klaus Mello, Gerente de Ingeniería de Ford Brasil.

Una vista de la exigente pista de pruebas de Ford en Tatuí.

Es gracias a este innovador centro que los modelos de Ford son evaluados en las calles, solamente en la etapa final del proceso de desarrollo. El Campo de Pruebas de Tatuí se fue modernizando con nuevos equipos e instalaciones, y actualmente se encuentra alineado a los campos de pruebas más avanzados de Ford en el mundo.

“En este centro de pruebas y desarrollo conseguimos reproducir una serie de condiciones de uso normal y acelerado del vehículo y prevenir problemas que, de otro modo, solamente serían percibidos en las calles por los clientes. Es una ventaja que muchas marcas competidoras no tienen”, explica Fábio Lang, Gerente del Campo de Pruebas de Tatuí de Ford.

Pruebas en pista
Los tests de desarrollo y durabilidad se realizan en un total de 50 kms. de pistas que recrean las condiciones de los diferentes tipos de caminos. Por su particular configuración, algunas pistas ganaron sobrenombres interesantes. Una de ellas es la “Montaña Rusa”, circuito lleno de curvas y lomos de burro. Otra es reconocida por sus ondulaciones, también denominadas como costillar de vaca o serrucho.

Laboratorio de Emisiones
Incluso con el motor apagado, un vehículo puede emitir gases contaminantes. Por esta razón, Ford cuenta con este laboratorio de emisiones con el objetivo de reducir las emisiones, evaluar el desarrollo y calibrado de los motores, la homologación de los vehículos, el control de calidad de la producción y la evaluación de la durabilidad de los componentes relacionados a las emisiones.

El laboratorio de emisiones contaminantes de Tatuí.

Recientemente, se invirtieron u$s 4 millones destinados a ampliar la estructura y construir una nueva estación equipada con dinamómetros y sistemas de análisis de gases para ensayos de motores nafteros, flex o diésel, cumpliendo con las normas brasileñas y europeas. El mismo es el único Laboratorio de Ford en América del Sur certificado con la norma de calidad ISO 17025, que permite la exportación de vehículos sin la necesidad de validación de tests por órganos gubernamentales extranjeros.

Laboratorio de Calidad Sonora
El nivel de silencio en el habitáculo es uno de los factores asociados a la percepción de calidad de un vehículo. Para este análisis, Ford utiliza un laboratorio con tratamiento acústico y sofisticados equipamientos para detectar los diversos tipos de ruidos adentro del auto. Para el perfeccionamiento del silencio interno de los automóviles, recientemente se incorporó el “Noise Vision”. Este dispositivo, con forma de pelota de fútbol, cuenta con 31 micrófonos y 12 cámaras que sobreponen los registros de imágenes y ruidos. De esta manera, permite visualizar el movimiento y la intensidad de los sonidos en un ángulo de 360 grados dentro del vehículo. Con este equipamiento, Ford se convierte en la primera automotriz del mundo en desarrollar esta tecnología para la detección de ruidos molestos dentro del auto.

Parte del equipo utilizado en el laboratorio de ruidos.

Simulador de rodaje
Para identificar el funcionamiento correcto de la suspensión del vehículo, Ford cuenta con un innovador equipamiento llamado “Four Poster” que permite, de forma estática y sin necesidad de encender el motor, reproducir las más diferentes y extremas condiciones de movimiento. Esta tecnología es utilizada tanto para tests de ruido como para mediciones orientadas al confort de la suspensión.

El laboratorio en el que se trabaja la suspensión simulando todo tipo de suelo.

Preservación de áreas verdes y refugio de animales silvestres
Desde su inauguración, en 1978, el Campo de Pruebas de Ford puso especial énfasis en el cuidado del medio ambiente y en la preservación de la flora y fauna local. En verdad, hoy su área de vegetación es mucho mayor que la original, cubriendo 3,636 millones de metros cuadrados que equivalen al 78% del área total. “Originalmente, 80% del terreno era cultivado con papa y maíz. Desde entonces, la flora avanzó independientemente y con el plantío de mudas nativas que promovemos regularmente”, afirma Fábio Lang, Gerente del Campo de Pruebas de Tatuí de Ford.

A través de diferentes programas de reforestación, se logró aumentar la vegetación local. Desde 2002, se plantaron más de 600 mudas de árboles nativos por año, dentro de un programa de reforestación. En 2003, el centro fue certificado por la norma de gestión ambiental ISO 14001 y, por tres años consecutivos, conquistó el premio “Sello Verde”, concedido por la Secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de Tatuí.

Al mismo tiempo, el cuidado de la vegetación local y la reforestación contribuyó a incrementar la población de las diferentes especies animales que habitan en el lugar como carpinchos, osos hormiguero, lobos, venados y lagartos. Para garantizar la seguridad de estos animales, el centro está completando la instalación de cercados y pasajes subterráneos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios