Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

2

“Con el Picanto hemos buscado subrayar su lado más dinámico”, afirmó alguna vez el diseñador alemán Peter Schreyer, jefe de diseño de Kia. Podemos agregar que, además de dinamismo, al Picanto le dio una identidad propia, lo hizo ver más agresivo y robusto, a pesar de ser un city car. Y algo más: dejó de ser un auto “para mujeres” y pasó a ser atractivo también para los hombres (nos hacemos cargo de este punto).

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Al volante
El Kia Picanto es un auto muy lindo y sencillo de manejar. Por más que resulte obvio lo primero que surge en el contacto es lo simple que resulta maniobrar, producto de una dirección asistida eléctricamente que es muy liviana -sobre todo en maniobras de estacionamiento- y un andar muy bueno que recuerda a la estabilidad de vehículos de mayor porte o distancia entre ejes.

La posición de manejo es un punto a destacar, porque es muy cómoda. La columna de dirección se regula en altura (pero no así en profundidad), el volante (forrado en cuero) tiene un muy buen grip, cuenta con un generoso descanso para el pie izquierdo y la butaca (que no tiene regulación en altura) ofrece un ajuste casi deportivo.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Su suspensión resulta algo dura pero sin llegar a ser deportiva, de todos modo asimila bien las poceadas calles e imperfecciones a las que nos enfrentamos diariamente en el tránsito urbano. En ruta, en cambio, se muestra mucho más confortable y con un andar estable. Contrariamente a lo que se podría pensar, no es un auto bajo, por lo que no hay que cuidarse ante lomos de burro o cunetas porque no está expuesto a golpes.

Tomamos contacto con una unidad con caja automática de cuatro marchas la cual cuenta, por defecto, con un modo ECO que busca el menor consumo de combustible pero que precisa también de nuestra complicidad al momento de pisar el pedal del acelerador. ¿Cómo es esto? La señal luminosa ECO está siempre encendida en el tablero pero se apaga si aceleramos más allá de la cuenta.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Por ende podemos “jugar” con esto y -si lo sabemos llevar- notaremos la diferencia al momento de sacar la billetera. Priorizando el modo ECO el consumo mixto nos dio cifras correctas: 7.7 litros/100 km. Mientras tanto, en un uso “normal” sin preocuparnos por ninguna sugerencia, el promedio del Picanto acusó 8.9 litros/100 km.

El motor naftero de cuatro cilindros y 1.2 litros parece tener más que los 85 cv que acusa de fábrica, por lo que “instintivamente” invita a acelerarlo quizás más de la cuenta y llevarlo arriba en vueltas: su potencia máxima se alcanza a las 6.000 rpm y su mayor torque a las 4.000 rpm. Además es silencioso y si le sumamos lo de la agilidad, la ecuación es más que favorable para quien precisa ir y venir por calles atestadas de tráfico.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Sobresaliente en seguridad
En lo que es seguridad el Picanto sobresale por ofrecer un combo integrado por frenos con ABS (que responden muy bien), doble airbag y Control de Estabilidad (en la versión con caja automática). Esto es algo que habitualmente uno encuentra en autos de segmentos superiores y no en un city car, por lo que Kia está elevando el listón. Sin embargo, algunos de sus competidores ofrecen equipamiento similar, tal el caso del Chevrolet Spark, el Hyundai i10 y el Fiat 500. De cualquier forma, sólo el 500 (que tiene tres puertas) tiene ESP.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Interiormente es un vehículo con muy buenas terminaciones e insonorización, y a pesar de contar con un equipamiento que “cumple”, por tener aire acondicionado, cierre centralizado de puertas, equipo de sonido con cd, mp3, entrada auxiliar, puerto USB y controles en el volante, nos permitimos reclamarle algunos detalles que lo dejarían aún “mejor parado” como son los alzacristales en las plazas traseras (tiene sólo en las puertas delanteras), la regulación eléctrica para los espejos retrovisores (es manual), los faros antinieblas (por esas cosas de las configuraciones sólo están disponibles en la versión con caja manual) y una bandeja portaobjetos para la luneta (que no deje tan expuesto los objetos que podemos tener en el interior del baúl).

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Por otro lado, la ausencia de llantas de aleación y su reemplazo por tazas plásticas, desmerece uno de los aspectos más importantes de este modelo que es su diseño agresivo que está dado por un frente con una parrilla tipo “nariz de tigre” (como la bautizó Schreyer) y una gran toma de aire que también hace de paragolpes, una cintura ascendente con líneas laterales bien marcadas y una cola bien lograda, que conjuga más superficie vidriada que chapa, y dos grupos ópticos en forma de coma.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

La calidad del equipo de sonido es mejorable porque, a pesar de contar con múltiples opciones de ecualización, por la disposición de los parlantes no se consigue un buen nivel de graves. También ponemos en el debe que el cierre de puertas no es automático (ni con contacto ni en velocidad) y que tampoco está ubicado en la consola sino en la puerta del conductor. Por otro lado quienes lleven chicos con sillas notarán la ausencia de anclajes ISOFIX, aunque vale decir que sí hay apoyacabezas regulables en altura y cinturones de seguridad de tres puntos en las cinco plazas.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Y si hablamos de plazas vale remitirnos al espacio atrás, que es más que bueno para ser un auto chico, donde dos adultos de estatura media podrán viajar cómodos debido a la buena distancia entre ejes (de 2.385 mm) y altura interior. En el baúl hay espacio para algún bolso, un cochecito de bebé tipo paraguas o una compra menor de supermercado. Debajo del piso se guarda el auxilio que -atención- no es homogéneo sino temporal.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Conclusión
Lo dicho, el nuevo Picanto nada tiene que ver con la generación anterior y es un claro exponente de los modernos city cars que poco a poco copan las calles de las principales ciudades del mundo. ¿Es caro? Sin dudas su origen coreano le juega en contra a este compacto de 3.595 mm de largo; 1.595 mm de ancho y 1.490 mm de alto. Aunque es también uno de sus puntos altos, así como su garantía que -al igual que en el resto de la gama Kia- es de 5 años s o 100.000 km. Los precios vigentes son: u$s 18.219 para la versión manual (5 velocidades) y u$s 19.184 para la automática.

Test: Cosas de Autos probó el nuevo Kia Picanto

Qué bueno sería poder contar en Argentina con la posibilidad de un Picanto con techo solar eléctrico, manijas de puerta cromadas y luces de giro incorporadas en los espejos retrovisores eléctricos, como se ve en las imágenes que se suelen difundir de este modelo. De todos modos, dadas las condiciones del mercado y las nuevas restricciones puestas en práctica por el gobierno nacional, debemos sentirnos satisfechos de que podamos elegir un auto de diseño moderno y exitoso mundialmente que nos llevará con seguridad y buen rendimiento a donde queramos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. me gusta mucho el auto la garantia. el control de estavilidad lo que no me convence sabiendo que unas de las cualidad es la seguridad que no tenga ganchos isofic, faros antiniebla delanteros y el precio es mas elevado en comparacion del hyundai i10, me convenze su hermano.

  2. En Brasil se comenta que Kia usaría la planta de Hyundai para producir uno de sus modelos. Será el Picanto?? Dicen que el anuncio se haría en el Salón de San Pablo…