#Test: Cosas de Autos probó el Fiat 500L

0

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

¿Cómo definir al Fiat 500L? ¿Es un auto “estirado” o un monovolumen pequeño? A simple vista se nota que en su ADN está el Cinquecento, y eso es lo que importa, lo que lo diferencia en el tránsito de todos los demás. Que cada uno le ponga el rótulo que más le guste, lo concreto es que lo que lo define es su funcionalidad y su diseño, y por eso -como bien dice el comercial de TV- estamos ante un auto para padres “con onda”, un vehículo familiar joven.

Europa está acostumbrada a este tipo de propuestas rupturistas y quizás por un tema de espacio debamos hacerlo acá también. Por eso, la versatilidad comienza a ganar terreno en distintos aspectos de nuestra vida.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

¿Cuáles serían sus competidores? Honda Fit, Citroën C3 Picasso, Volkswagen Suran y hasta el Kia Soul. En un futuro cercano lo será también el Nissan Note (que llega en 2015).

A bordo
El Fiat 500L es un “todo en uno” que sorprende desde el primer momento en el que nos subimos, sobre todo si somos los que lo vamos a manejar, con una posición elevada que brinda una sensación de seguridad.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

Pero lo importante en este caso es que se disfruta también desde la butaca derecha y en las plazas traseras, con un buen espacio para una familia tipo o cuatro adultos; todos viajan con cinturón y apoya-cabezas, y buen espacio para piernas, hombros y respecto al techo.

En el interior se percibe un nivel de calidad superior al promedio de los autos del segmento, típico de un vehículo europeo. Cabe recordar que el 500L llega importado desde Serbia, donde se lo fabrica para todo el mundo. Y el tridente de calidad -por así decirlo- se completa con otras dos puntas: un buen confort de marcha y el conjunto motor-transmisión, al que nos referiremos más adelante.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

La plancha es despojada, abundan las líneas redondeadas y se combina con un frente en plástico brillante de buena terminación. Se destaca el volante multifunción en cuero cocido de excelente grip y la pantalla central táctil de 5″; lamentablemente sólo sirve para operar la radio (AM/FM, Bluetooth y entrada USB) y no ofrece la chance de navegador o visor de una cámara trasera de retroceso (aunque sí cuenta con sensor de estacionamiento trasero).

En cambio, sí nos da un reporte de cómo manejamos (apuntando al consumo) mediante la función eco:Drive y nos premia con estrellas en los ítems: aceleración, desaceleración, cambio y velocidad.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

El buen equipamiento de confort se completa con el climatizador automático bi-zona, el control de velocidad crucero y el sensor de lluvia y crepuscular, y (como es costumbre en Fiat) con alza-cristales eléctricos con one touch en todas las ventanillas.

La relojería es clara con cuatro marcadores de aguja a los que se suma la ya típica computadora de abordo de la marca.

El nivel de seguridad activa y pasiva de este familiar es inédito para el segmento, al menos en nuestra región. Incluye, además de los obligatorios frenos con ABS y doble airbag frontal, otros cuatro airbags, anclajes ISOFIX para sillas de niños, Control de Estabilidad (ESP), Control de Tracción (ASR) y Driving Steering Torque (DST); esto último aplica una fuerza sobre el volante para ayudar al conductor en maniobras de emergencia.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

Todo este equipo le mereció la obtención de diferentes reconocimientos y premios como a las 5 estrellas EuroNCAP y el Top Safety Pick Plus del IIHS de EE.UU.

¿Cuáles son las medidas del Cinquecento Lungo? 4.147 mm de largo; 1.784 mm de ancho; 1.665 mm de alto y lo más destacado: 2.612 mm de distancia entre ejes.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

En lo referente al compartimento de carga está bien pensado con un piso que se mueve y se transforma en estante o divisor (llamado “Cargo Magic Space”), lo que contribuye a la disposición de los bultos. La marca acusa una capacidad volumétrica de 343 litros que se pueden transformar en hasta 1.310 litros.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

Al volante
El motor Fire de 1.4 litros y 95 cv es una muy buena propuesta para el uso diario y en este caso está asociado a una caja manual de seis velocidades de accionamiento preciso y con relaciones pensadas en optimizar el consumo de combustible. No se deben buscar prestaciones deportivas ni siquiera “nerviosas” en este auto sino todo lo contrario.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

Tras siete días de contacto el cuatro cilindros de 16v nos fue conquistando tras una primera impresión que nos dejó sabor a poco al pisar el acelerador. Si se toma conciencia de que estamos ante un vehículo citadino de 1.245 kg, y no para salir a la ruta o para partir rápidamente en un semáforo ahí comienza otra relación, un redescubrimiento. Los 127 Nm de torque neto aparecen recién a las 4500 rpm, por ende no se puede esperar una reacción rápida.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

La posición de manejo es muy cómoda gracias al doble ajuste de la columna (altura y profundidad) como así también de la butaca, que suma como extra el ajuste lumbar eléctrico. Contribuye a la buena visión el pilar A partido, con vidrio en su interior, algo que minimiza los puntos ciegos, y con espejos retrovisores de tamaño generoso. En cambio lo que no nos gustó fue el tamaño reducido del cojín de las butacas, que nos resultó algo corto.

Un aspecto destacado es la dirección eléctrica Dual Drive con “función City” que la suaviza aún más, lo que garantiza maniobras sencillas en espacios reducidos (aún con el vehículo detenido), y que se suma a un radio de giro sobresaliente.

Otros detalles positivos: el apoya-brazo para el conductor, el espejo de cortesía para controlar a los más chicos, los tapizados bi-tono, la apertura del baúl eléctrica (incluso desde el control remoto) y los soportes del capó que son hidráulicos (chau varilla). En contrapartida no nos gustó tanto la visión lateral (por un pilar B de tamaño importante) ni que el neumático de auxilio sea del tipo temporal.

Si bien el andar es bueno, como decíamos con un confort de marcha más que aceptable y sin ruidos, la suspensión resulta algo rígida con un comportamiento celoso en cunetas y pozos.

Sin embargo, a alta velocidad eso ayuda a una buena tenida, sin rolidos. Los neumáticos son Goodyear Eagle en medida 225/45 R17 y montan atractivas llantas de 17″ bi-color.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

El consumo promedio a lo largo de unos 450 km fue de 9,5 l/100 km, el cual consideramos correcto. En ruta esa cifra baja a 7,9 l/100 km a 130 km/h.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

Conclusión
Este Fiat sorprende por fuera pero mucho más por dentro, todo aquel que se sube se impresiona por su amplitud y rápidamente lo comienza a mirar en detalle.

Sin dudas muchísimas familias quisieran uno pero su origen extra zona lo pone en una situación muy complicada a la hora de sacar cuentas. Al momento de la publicación de este contacto su precio es de $222.550; la versión probada no tenía los accesorios que se ofrecen: el techo vidriado panorámico de 1.5 m2 y el sistema City Brake Control.

Todos sus rivales tienen un precio inferior pero ninguno es importado ni se destaca tanto en seguridad. Quien se decida por esta propuesta diferente, que además está a la altura en cuanto a mecánica, diseño y garantía (tres años), seguramente no se arrepentirá.

Test del Fiat 500L - Cosas de Autos

8.0 Original e interesante
  • DISEÑO 8
  • MECÁNICA 7
  • SEGURIDAD 10
  • EQUIPAMIENTO 7
  • COMODIDAD 8

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->