#Test: Cosas de Autos probó del Haval H1

0

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

¿Qué sabíamos de la china Haval hasta hace unos meses? Poco y nada. En Chile y Uruguay nos habíamos cruzado con alguno de sus productos pero no le prestamos demasiada atención, hasta que Grupo Car One anunció que sería su representante en la Argentina. Ahí se aclaró un dato fundamental: Haval es la sub-marca especializada en SUV de Great Wall Motors, y un líder mundial en ese segmento.

Su apuesta local incluyó no sólo el desarrollo de una red de concesionarios y talleres propios sino también una estrategia de productos con tres modelos para el primer año y otro tanto para los próximos. El más chico y «punta de lanza» es el H1 que hoy nos convoca.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

El H1 mide 3.961 mm de largo.

Por fuera
Al margen del color Fashionable Orange de la unidad que probamos, el H1 llama la atención por dos cosas: es nuevo en la calle y es atractivo. Algún responsable de Marketing lo ubicará en el segmento A0 de los SUV mientras que para el común de la gente tiene aspecto de «camionetita». Reúne todos los elementos de un SUV pero en envase chico, combinando buen tamaño para la ciudad y un diseño agradable.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

En España le dirían «urbanita», en Argentina algunos le dicen «camionetita».

Si bien es un vehículo de corte urbano, está «vestido» de off road con protecciones en los guardabarros y puertas, barras de techo, alerón trasero y llantas de aleación de 16″ que lo hacen ver robusto.

Sus proporciones están bien resueltas en sus 3.961 mm de largo; 1.728 mm de ancho; 1.617 mm de alto y sus 2.383 mm de distancia entre ejes que se traducen en un voladizo trasero muy corto.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

A bordo
Si nos había agradado por fuera, por dentro nos terminó de convencer. La elección de los materiales tiene un aprobado, lo mismo que las terminaciones; y si bien la plancha no es soft touch está bien presentada en un plástico agradable al tacto y a la vista, con encastres más que aceptables.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Siempre remarcamos que tanto volante como palanca de cambios son fundamentales porque son los elementos con los que el conductor está en contacto permanente y en este caso son de buena calidad. El volante tiene buen grip, es en símil cuero e incluye los controles de la velocidad crucero, telefonía y equipo de sonido.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Los tapizados están forrados en cuero ecológico con costuras en rojo, lo cual -junto con la pedalera en aluminio- le confiere un look deportivo. Y el interior de las puertas hay detalles en símil cromado y una textura muy agradable que se asemeja al cuero perforado, mientras que en la consola central se resalta la inclusión de Piano Black.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

El conjunto es interesante visualmente y nos propone una pantalla multimedia táctil con las salidas de aire a sus costados, y por debajo el aire acondicionado automático digital.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Sobre la multimedia debemos decir que nos dejó con gusto a poco porque no cuenta con navegador embarcado ni con la posibilidad de espejar el celular (sólo puede conectarse el teléfono vía Bluetooth). Sí incluye monitor de la cámara de retroceso -de muy buena definición- aunque genera demasiados reflejos según la ubicación de la luz externa.

Otro punto que nos satisfizo fue la computadora de abordo, no sólo porque para cambiar las funciones hay que pasar la mano por dentro del aro del volante, sino porque que no tiene medidor de consumo (sólo odómetro y medidor de autonomía).

Por su parte, el instrumental combina relojes analógicos de velocidad y revoluciones y digitales de temperatura de agua del motor y del tanque de combustible.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Doble burlete en las puertas que contribuyen a la insonorización y el no ingreso de polvo.

El equipamiento se completa con cierre centralizado automático en velocidad, espejos eléctricos, alza-cristales eléctricos con one touch sólo para el conductor y únicamente para bajar, portón trasero sin llave (se puede abrir desde el control remoto pero no desde el interior), apertura desde el interior del depósito de combustible, sensor de estacionamiento trasero, toma de 12V, puerto USB y porta-anteojos. ¿Un plus? Incorpora techo solar eléctrico.

¿Qué le falta? Espacios porta-objetos (los del interior de las puertas son casi nulos), luz de guantera, y un apoya-brazo central dónde alojar el teléfono celular.

La posición de manejo es alta y -a nuestro juicio- agradable, con una butaca cómoda que incluye regulación en altura, al igual que la columna de dirección (carece de regulación en profundidad). La visibilidad desde el puesto de conducción es correcta hacia todos lados, e incluso hacia atrás y con pasajeros.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

La marca dirá que el H1 fue pensado para cinco ocupantes pero lo cierto es que el espacio en el habitáculo está pensado para cuatro, preferentemente niños o adultos de hasta 1.70 m atrás. Por su diseño la altura al techo es buena pero el espacio para las rodillas es muy ajustado.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

La zona de carga tiene luz de techo y una tela enrollable para ocultar lo que allí se aloja pero el espacio es muy reducido (la marca no dice de cuánto), aunque lo peor del caso es que no se debe a que tenga un auxilio homogéneo, porque debajo del piso hay un neumático temporal, diferente a las otras cuatro Giti Comfort 221 en medida 205/60 R16.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

El espacio de carga es reducido, con un piso alto debajo del cual…

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

…hay un ruedín temporal.

Al volante
Como todo auto compacto, está pensado más para la ciudad que para la ruta, algo que corroboramos en el comportamiento dinámico. El motor naftero de 16v y 1.5 litros es de 106 cv, más que suficientes para un vehículo de menos de 1.200 kg, gracias al sistema VVT de regulación de válvulas. Y su torque de 138 Nm es más que correcto, a pesar de que está disponible recién a las 4.200 rpm.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Donde se lo percibe es en su transmisión manual de cinco marchas, que cuenta con dos primeras relaciones cortas que ayudan a la agilidad, pero a la que le falta una sobre-marcha para que el motor viaje más descansado. Está bien insonorizado pero indefectiblemente por el alto régimen al que gira hace que se lo escuche: a 120 km/h gira a casi 3.500 rpm mientras que a 130 km/h lo hace a 3.700 rpm. Con un tanque (45 litros) pudimos recorrer 505 km, en uso mixto.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

El motor es un 1.5 de 106 cv que en ciudad tiene un comportamiento aceptable y en ruta precisaría de una sobre-marcha.

Cabe mencionar que la altura del H1 y su esquema de suspensión de recorridos largos hacen que se torne algo inestable en maniobras bruscas por arriba de los 120 km/h, con una dirección hidráulica muy directa que ayuda en ciudad pero que no se endurece a alta velocidad.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Detalles del H1 Elite: cámara de retroceso, techo solar, ESP y cerradura eléctrica de portón.

Hablando de seguridad, lo primero a mencionar es que esta variante Elite es la única de las que se ofrecen en contar con Control Electrónico de Estabilidad (ESC) desconectable, elemento vital de seguridad para evitar accidentes. Esto se complementa con frenos de disco en las cuatro ruedas (punto a favor) con ABS y EBD, doble airbag frontal, luces anti-nieblas delanteras y traseras, cinturones de seguridad de tres puntos y apoya-cabezas para todas las plazas, y ganchos ISOFIX para sillas de niños, entre otros.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

Cubiertas Giti con llantas de 16″ y frenos de disco en las cuatro ruedas.

Un detalle: incorpora el sistema de cornering lights qué anticipa el sentido de giro, encendiendo el faro anti-niebla del lado al que se mueve el volante.

Conclusión
Lo mejor que tiene este Haval (y todos los modelos de la marca) es que detrás tiene a Car One, una firma con sobrada experiencia en la comercialización y distribución local de autos. No se trata de un importador fugaz, aspecto clave para pensar en la posventa y la reventa. Dicho esto, vayamos a lo peor: precios atados al dólar.

Al ser vehículos importados, la devaluación los hizo poco competitivos y los casi $500 mil que cuesta la versión Elite del H1 lo hacen poco competitivo respecto de rivales de marcas reconocidas. El producto en sí es bueno, incluso con detalles superiores a competidores Mercosur, pero en definitiva el voto de confianza lo decide el comprador combinando razón con emoción.

Test Haval H1 - Foto: Cosas de Autos

7.2 Interesante opción
  • DISEÑO 8
  • MECÁNICA 6.5
  • SEGURIDAD 8.5
  • EQUIPAMIENTO 6
  • COMODIDAD 7

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos de toda la vida. En 2006 le di forma a este blog. ¿Más datos? Clic en la casita ->