Opel pasa a manos de Magna y deja de ser parte de GM para salvarse de la bancarrota

3

Opel deja de ser parte de GM.

Tras semanas de incertidumbre y a 48 horas del plazo fijado por el gobierno estadounidense Barack Obama, Opel finalmente deja el grupo General Motors y pasa a manos del grupo canadiense Magna. Fiat quedó en el camino, supuestamente por desencuentros con GM y el Tesoro estadounidense, y de esa forma el camino le quedó allanado al único interesado serio, el cual negoció hasta las primeras horas de este sábado en Berlín, con el gobierno alemán.
“Hablé ayer por teléfono con el presidente estadounidense y estábamos de acuerdo en que teníamos que hacer todo lo posible por obtener un buen resultado de esta complicada tarea”
, le dijo a la prensa la canciller alemana Angela Merkel. Y tras la extensa reunión, Oliver Burkhard, uno de los represenates sindicales presentes, fue el encargado de dar a conocer que el acuerdo se había alcanzado: “Ahora podemos mirar hacia adelante. Ahora comienza el trabajo real. La única certeza es que Opel seguirá adelante”, agregó.
Claro, porque tal como informó Siegfried Wolf, copresidente ejecutivo de Magna, recién dentro de cinco semanas se sellaría el acuerdo mediante la firma formal del contrato.
El pacto incluye un financiamiento para Opel por 1.500 millones de euros y un modelo de fideicomiso para la automotriz alemana por parte del gobierno de Merkel.

Adiós tras 80 años
“Creo que este es el comienzo de un nuevo futuro para Opel, para los trabajadores, la compañía y la marca”, dijo el director de GM Europa, Carl-Peter Forster. Atrás queda una larga historia que comenzó hace 80 años, cuando GM adquirió Adam Opel -originalmente fabricante de bicicletas y máquinas de coser- durante la Gran Depresión de 1929.
GM encontró en Opel la posibilidad de expandirse en Europa y lo hizo a través de la fabricación de automóviles que con los años se convirtieron no sólo en un éxito de ventas sino de calidad y en íconos de la industria automotriz como el Kadett, el Corsa y el Astra.
Recientemente causó muy buena sensación con la presentación del Insignia, sucesor del Vectra y que le mereció el premio Car of the Year 2009. Sin embargo, la marca alemana no pudo escapar a la caída de su casa matriz en Detroit y para salvarse de un final seguro, contó con el apoyo gubernamental con la intención de preservar miles de puestos de trabajo (sólo -entre comillas- se perderían 10.000 con esta reestructuración).

Opel Insignia es el Car of the Year 2009

Objetivo: Rusia
Todo indica que el grupo Magna tiene en sus planes usar la marca Opel para ingresar en el tentador mercado ruso, el de mayor crecimiento en Europa antes de la llegada de la crisis económica, de la mano de una alianza con la automotriz rusa GAZ. La ayuda financiera que le brinda el banco estatal ruso Sberbank, el cual se quedará con el 35% de Opel, será vital en esto. Otro 35% seguirá en poder de GM, un 20% será de Magna y el 10% restante quedarán en manos de los empleados.

Sergio Marchionne, CEO de Fiat.

Fiat insiste por GM América Latina
Tras el fracaso en su intención de quedarse con Opel, Fiat no se rinde e insiste en sacar provecho del mal momento de GM y hacerse con sus operaciones en América Latina. El propio CEO de Fiat, Sergio Marchionne, se encargó de repetir que la automotriz que conduce está “muy interesada” en adquirir las plantas de GM en nuestra región.
Sin embargo, el italiano aclaró que su principal foco en este momento está puesto en definir las cosas con Chrysler. “Creo que nos seguiremos concentrando en lo que tenemos, estamos en los últimos días de una reestructuración de la operación de Chrysler y nuestro objetivo es cerrar ese acuerdo”, dijo.
El lunes -sí, el mismo día que se decide la suerte de GM- el juez de bancarrota que supervisa el caso de Chrysler LLC se expedirá sobre la venta y creación de la “nueva” Chrysler a cambio del pago de u$s 2.000 millones a sus prestamistas.

Post relacionado:
El futuro de Opel se decide esta semana y Fiat, que no es favorito, se juega su chance

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Después de esta ” independencia” como queda el tema de la tecnología y los elementos compartidos, sobre todo las plataformas? Ni hablar de los modelos compartidos, digamos a los brasileros con la antara-captiva etc… Como queda todo eso?

  2. Seguramente habrá un período de transición con algunos modelos en común para las distintas marcas, hasta que se comiencen a desarrollar nuevos vehículos de manera independiente.

    Lo que sí está claro -más que nunca- que ya no veremos nuevos productos “by Opel” con la marca Chevrolet en el Mercosur. Habrá que mirar entonces a la gama Chevrolet europea (o Daewoo) para saber cuáles serán los próximos modelos de la marca del moño para la región.

    En algún momento, algún importador traerá a la nueva Opel a nuestro país?

    Abrazo