Fórmula 1: Renault fue suspendido por dos años (en suspenso); Briatore, de por vida

2

Pat Symonds y Flavio Briatore

El Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) consideró al equipo Renault culpable de “conspirar” para arreglar el resultado del Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur 2008 por lo que determinó una sanción de dos años en suspenso. “Esa gravedad le hace merecer una descalificación permanente del campeonato. Sin embargo, teniendo en cuenta los atenuantes y los pasos dados por Renault para identificar los errores dentro del equipo, el Consejo Mundial ha decidido dejar en suspenso la descalificación hasta el final de la temporada 2011”, señala el comunicado.
El team manager, Flavio Briatore y el responsable de ingeniería, Pat Symonds, fueron señalados como los máximos y únicos responsables pero su salida a tiempo la semana pasada ayudó a evitar la descalificación de Renault.
El Consejo consideró además que el hecho tuvo una “gravedad sin precedentes” porque Renault “no sólo comprometió la integridad del deporte, sino que puso en peligro la vida de los espectadores, de los jueces, de otros competidores y del propio Nelson Piquet Jr.”, quien -recordemos- chocó su auto por indicación de su equipo para favorecer la estrategida de su compañaero Fernando Alonso, a la postre ganador de esa carrera.
Sanción económica no hubo, tal como se esperaba y como sí tuvo McLaren hace dos años en su caso de espionaje.

Briatore y Symonds, condenados; Piquet Jr. y Alonso, inocentes
El ideólogo de toda esta historia, Briatore, se llevó -como debía ser- la condena más grande: fue sancionado de por vida a tener relación con cualquier aspecto de la competición y el acceso a cualquier área de la jurisdicción FIA por un periodo ilimitado.
Symonds, quien había declarado ante la FIA y reconoció su participación en los hechos, mostró su “arrepentimiento y vergüenza”, por lo que tendrá vetada su presencia en competiciones FIA durante 5 años.
En tanto Nelsinho Piquet, que declaró con inmunidad, salió indemne de la situación lo mismo que Alonso, a quien el Consejo Mundial le agradeció su presencia y concluyó que no estuvo involucrado, aunque muchos sospechan de que estaba al tanto de todo. ¿Le limpiaron la imagen ahora que va a Ferrari? Suena a eso.

Post relacionado:
Fórmula 1: Renault echó a Briatore y Symonds por el escándalo de Singapur 2008

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Malísimo todo esto, horrible que esté pasando. Yo cuando lo vi en directo imaginé que podía estar arreglado, todo muy justo, pero lo imaginé como una broma, no lo creí en serio, solo lo atribuí a la torpeza que podía tener Nelsinho Piquet para manejar un F1, que -sin dudas- si llegó a donde llegó fue gracias a su “sobrenome” (apellido) y al dinero, porque no es un as (mas bien un ASS) arriba de un F1. Lo bajaron a mitad de temporada, pusieron a Grosjean, que anda muuucho mejor, y Piquet, recentido abrió la boca y la ligaron todos. No debe ser el único caso, pero es muy triste que sucedan estas cosas, y sin hacer apología, pero con sinceridad digo que es hasta peor que se sepan porque dañan al deporte y su credibilidad. Tristisimo, como lo del espionaje en 2007.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad