Publicidad: un comercial, una parodia y un homenaje para el recuerdo

6

Volkswagen Passat - The Force

El comercial “The Force” que Volkswagen creó hace unos meses para promocionar la nueva generación del Passat fue uno de los más comentados en el ambiente. Un nene disfrazado y de Darth Vader, el malvado personaje de la saga Star Wars se muestra compenetrado en su rol y quiere demostrar su poder interactuando con todo lo que le se cruza, hasta que su padre lo sorprende, auto de por medio. Simple, divertido y con un nene como protagonista. ¿Qué más se puede pedir? Hasta ahí ninguna novedad.

Poco tiempo después salió un aviso similar, muy bien hecho por ser casero. Se trataba a de una parodia de “The Force” mofándose de Toyota y su ya célebre pedal-gate. En esta ocasión el nene se asombra al ver que el auto se acelera solo. Fuerte, pero efectivo y muy viral. Pero faltaba algo más.

En una suerte de homenaje al comercial de VW, recientemente la casa de comics Marvel puso en el aire una pieza para promocionar la película “Thor”. En el mismo se ve a un nene vestido como un vikingo intentando demostrar su poder sin éxito. Hasta que se enfrenta al auto de su papá, un Rover (otra vez un Rover, ¡como en los comerciales de Renault Fluence!). ¿El final? Mejor que le den play y lo vean ustedes mismos.

Gracias Leito y Luigi por el dato!

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. En el comercial de Marvel, curioso el Rover 75 (un MG TZ-T Sportwagon) con el interior de un Audi A3. Cuak!!
    Y el del Toyota, muy bien hecho salvo el efecto del final…

  2. JA! muy buenas las publicidades! Bastante directa la que hace referencia al “problemita” de aceleración de los Toyota, que es realmente un caso bastante extraño, para no decir insólito como se murieron los ocupantes del vehículo que desató la polémica.

    Saludos! 😀

  3. Es que Rover ya no existe, y con eso se ahorran el disgusto de recibir demandas por mala publicidad. Mientras tanto, en ARgentina pese a la escasez de repuestos siguen funcionando muchos de los miles que se vendieron