Audi lo hizo de nuevo: se quedó con las 24 Horas de Le Mans; Peugeot, del segundo al quinto

3

El podio de las 24 Horas de Le Mans 2011

Las 24 Horas de Le Mans acaba de sumar una nueva edición así como otro capítulo en el duelo diesel entre Audi y Peugeot, donde la marca alemana sumó su décimo triunfo.

El Audi R18 TDI número 2 manejado por el francés Benoit Treluyer, el suizo Marcel Faessler y el alemán André Lotterer, fue el primero en cruzar la meta y en total completó 354 vueltas, lo que equivale a 4.814,4 km. a un promedio de 200,600 km/h. El trío ganador, que había sido segundo en 2010 (año en que también se impuso Audi), fue escoltado por el Peugeot 908 número 9 de los franceses Sebastien Bourdais y Simon Pagenaud y el portugués Pedro Lamy, que apenas entró a 13.8 segundos.

El tercer lugar del podio fue para el Peugeot 908 número 8 del francés Stéphane Sarrazin, el checo Franck Montagny y el británico Nicolas Minassian. En tanto el ganador de la edición 2009, el equipo del español Marc Gené fue cuarto, a cuatro vueltas de los vencedores.

Triunfo de Audi en las 24 Horas de Le Mans 2011

Una batalla durísima y “desigual”
A pesar de haber conseguido la pole position, Audi sufrió, al cabo de los primeros 55 minutos de competencia, el abandono del escocés Allan McNisch, quien se pegó de manera espectacular contra las vallas de contención después de tocarse con la Ferrari del francés Anthony Beltoise (quien luego declaró que no lo vio por los espejos).

A pesar del fuerte impacto, McNish bajó de su auto por sus propios medios y luego de que se le realizaran los estudios de rigor se determinó que no tiene lesiones de gravedad. El que quedó completamente destruido fue el R18 TDI que el británico compartía con el danés Tom Kristensen -ganador de ocho ediciones de Le Mans- y el italiano Rinaldo Capello, quienes este año se quedaron las ganas de manejar.

El golpe de McNish en las 24 Horas de Le Mans 2011

Después de la salida del safety car, Benoit Treluyer tomó la punta para la marca de Ingolstadt con el Audi número 2 por delante de cuatro Peugeot 908 (los tres oficiales y uno semioficial), en una batalla que parecía desigual y hecha a la medida de los galos. Pero aún faltaba otra cuota de dramatismo más cuando al caer la noche el Audi número 1 del alemán Mike Rockenfeller (compartido con Timo Bernhard y el francés Romain Dumas); al igual que su compañero de equipo, Rockenfeller se despistó al intentar un sobrepaso y fue a parar contrar el guardrail, en este caso en una recta, la Mulsanne.

Así, luego de más de una hora y media de safety car y transcurridas 8 de competencia, Audi quedó con sólo uno de sus tres autos en pista contra cuatro de Peugeot. El trío Treluyer-Fassler-Lotterer no se pudo relajar en ningún momento por la presión ejercida por sus perseguidores, incluso Gené -con vueltas menos- dio batalla en pista sobre el final de la competencia.

Mala fortuna para los argentinos
El Pecom Racing, integrado por los argentinos Luis Pérez Companc y Matías Russo, y el alemán Pierre Kaffer compitieron con un Lola-Judd en la divisional LMP2 pero debieron desertar por problemas mecánicos tras completar 139 vueltas.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios