Green Test Drive: manejamos el Chevrolet Volt

6

Green Test Drive con el Chevrolet Volt - Foto: Cosas de Autos

El Chevrolet Volt es la apuesta más fuerte de General Motors a nivel mundial. No sólo marca un cambio de rumbo, un nuevo enfoque sobre las tecnologías alternativas sino que es el símbolo de su resurgimiento tras su crisis financiera. El Volt, el primer vehículo eléctrico de rango extendido en ser producido en serie, está desde hace algunos meses en la Argentina y este martes Cosas de Autos fue uno de los pocos medios que tuvo la chance de manejarlo y conocerlo más en detalle.

Cosas de Autos junto al Chevrolet Volt en el Green Test Drive.

Además, es la primera vez que el auto rueda en el país luego de su presentación a la presidenta Cristina Fernández en Olivos -anduvo unos pocos metros por las calles internas de la residencia oficial- (ver nota), y tras su exhibición en el stand de Chevrolet en el V Salón del Automóvil de Buenos Aires. A todos estos lados la unidad fue trasladada en un trailer.

El marco elegido fue el autódromo Roberto Mouras de La Plata en una jornada que se presentó fresca pero soleada. El ingeniero de producto de GM Sudamérica Gino Spada fue el encargado de brindar los detalles más salientes acerca del funcionamiento de este vehículo que se comercializa en EE.UU y que pronto lo hará también en Canadá y China (ver nota).

Green Test Drive con el Chevrolet Volt - Foto: Cosas de Autos

Contacto en primera persona
La principal característica del Volt es su funcionamiento. A pesar de que cuenta con un motor a combustión de 1.4 litros que utiliza nafta, se trata de un auto eléctrico y no de un híbrido que consigue desandar 60 km. de conducción libre de combustible y libre de emisiones en el caño de escape usando sólo la energía almacenada en las baterías.

Este es un punto en el que GM pone énfasis para diferenciarse de otras marcas y productos. ¿Dónde radica la diferencia respecto los híbridos? En que en este caso el motor a combustión no está vinculado directamente con las ruedas sino que sirve para alimentar el generador que a su vez carga las baterías que alimentan a los dos motores eléctricos que sí mueven las ruedas del Volt.

A esto hay que sumarle la ausencia de ruido alguno, es por eso que lo primero que sorprende es que, al cerrar las puertas y dar “arranque” al Volt, el mismo acciona automáticamente la bocina y realiza en simultáneo una guiñada de luces, alertando a eventuales transeúntes que el vehículo está pronto a arrancar su marcha.

Su dirección eléctrica es muy liviana y acompañan la experiencia, la cual se conjuga con una cómoda posición de manejo, más que acorde para un sedán mediano de 2.667 mm de distancia entre ejes. En las plazas traseras dos adultos (no muy voluminosos) pueden viajar cómodamente.

Cuesta acostumbrarse a tanta información. Parte de ella se muestra entre el display de 7″ que se ubica justo detrás del volante con información de velocidad, modo de manejo, velocidad en la que se encuentra la caja (que es de accionamiento similar a una automática: Park, Neutral, Drive y Reversa pero que no cuenta con marchas), autonomía con baterías, autonomía extendida, estado del aceite, etc.

Green Test Drive con el Chevrolet Volt - Foto: Cosas de Autos

Por su parte en la pantalla de 7″ que se ubica en la parte superior de la consola central, que además es táctil, permite ver en tiempo real el funcionamiento del vehículo y el estado de las baterías, así como la info de la temperatura del climatizador y del muy buen equipo de sonido BOSE (con modo de ahorro de energía), que cuenta con lectora de dvd, mp3, Bluetooth y disco rígido de 30 gb para almacenar música + 6 parlantes y subwoofer.

Green Test Drive con el Chevrolet Volt

Los casi 4 km de extensión del Mouras son pocos para terminar de tomarle la mano al Volt pero hay colegas aguardando su turno y -al mismo tiempo- la batería comienza a menguar. La última pareja en subirse experimentará el accionamiento del motor eléctrico, un sonido que se asemeja al del motor de una heladera doméstica y que para los que están fuera del vehículo es imperceptible.

Green Test Drive con el Chevrolet Volt - Foto: Cosas de Autos

Datos técnicos
Potencia: 111 kW (150 hp).

Torque: 364 Nm. Al ser un vehículo eléctrico y no contar con selección de marchas ni necesidad de alcanzar un determinado régimen de vueltas, este torque está siempre disponible, lo que redunda en una rápida respuesta y lo hace “divertido” de manejar. En nuestro breve contacto en el autódromo platense se conjugaron nuestras ganas de acelerarlo, la respuesta del motor y la ausencia de ruido alguno.

Baterías: las baterías están hechas de iones de litio y entregan unos 16 kWh. Pesan 172 kg y miden 1,5 m tiene forma de T y están ubicadas en el centro del vehículo y se extienden por debajo del asiento trasero. Tiene una garantía con cobertura de ocho años / 160.000 km.

Carga: las baterías se recargan en cualquier toma corrientes doméstico. Demanda unas cuatro horas utilizando un toma de 240V y de 10 a 12 horas en un toma de 120V. Las cargas se pueden hacer en cualquier estado de la batería (estando por ejemplo con media carga); las recargas se pueden programar y gestionar de manera remota a través del sitio MyVolt.com o través de una aplicación exclusiva para smartphones denominada Chevrolet Mobile App de OnStar MyLink.

Autonomía en modo eléctrico: es de alrededor de 60 km. Esto varía de acuerdo al terreno, las técnicas de conducción y la temperatura ambiente. Sobre este último aspecto, el Ing. Spada remarcó que las mismas se mantienen en todo momento a una temperatura adecuada aún con el auto detenido por varios días y soportando diferentes condiciones climáticas (por ejemplo una nevada o calor extremo). ¿Cómo se consigue esto? Tomando energía de las propias baterías.

Motor a nafta: es de 1.4 litros y 80 hp (60 kW) y, como dijimos, alimenta un generador eléctrico que puede recargar la batería y extender la autonomía del auto hasta 550 kms adicionales, hasta que el auto pueda ser enchufado y recargado nuevamente o hasta que se le vuelva a cargar combustible. Cuando la energía de la batería se agota, el Volt cambia (en forma imperceptible) al modo de autonomía extendida.

Autonomía máxima (combinando ambos modos): 610 km.

Tanque de combustible: tiene una capacidad de 35 litros.

Velocidad máxima: 160 km/h.

Aceleración: de 0 a 100 km/h en 9 segundos.

Caja: no tiene una caja, sí una selectora de velocidades similar a la de una caja automática. En Drive, es el acelerador el que aumenta la intensidad de corriente, tal como sucede -por ejemplo- en una licuadora al seleccionar una velocidad mayor o menor, aumentando las rpm.

Cosas de Autos en el Green Test Drive del Chevrolet Volt en el autódromo de La Plata

Otros detalles
Frenos: el Volt cuenta con sistema de frenos (de disco ventilado) regenerativo con ABS. El sistema de frenado electro-hidráulico “totalmente combinado” permite el 100% de frenado generativo (o sea recargar las baterías durante el frenado), 100% de frenado con fricción (frenos de disco tradicionales) o cualquier combinación de cada uno. Durante el frenado regenerativo, el sistema convierte las fuerzas G en energía eléctrica para almacenarla en las baterías Si la batería está cargada por completo, el regulador de freno dirige el sistema para llevar a cabo el frenado de fricción.

El sistema utiliza un acumulador de presión hidráulica de alta presión para proporcionar frenado por impulso. Solenoides adicionales en el sistema también controlan la combinación de frenado con fricción y frenado regenerativo. El frenado regenerativo puede proporcionar hasta 0,2 g de desaceleración, que cubre alrededor del 94% de las circunstancias de frenado. El frenado que involucra a más de 0,2 g de desaceleración es una combinación de frenado regenerativo y frenado con fricción. Al mismo tiempo, como el sistema es sensible a las acciones del conductor, durante una parada de pánico pasa sin alteraciones a la fricción 100%.

Además, el Volt cuenta con Control de Tracción, Control Electrónico de Estabilidad StabiliTrak y 8 airbags de serie. Esto, sumado a una estructura fuerte hecha en un 80% en acero de alta resistencia, le valieron las 5 estrellas en los test realizados por el Programa de Evaluación de Nuevos Vehículos de la Administración Nacional de Seguridad Vial de los Estados Unidos (NHTSA).

Su precio en EE.UU. es de u$s 40.280 pero cuenta con una exención impositiva que le permite ser adquirido por u$s 32.780.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Felicitaciones por el mini test del Volt 😀
    LA clasificación de “electrico de rango extendido” me parece mas un tecnicismo que otra cosa, un auto electrico funciona a electricidad acumulada en sus baterías, sin necesidad de un motor a explosión, por eso para mi es volt sigue siendo un hibrido, aunque segun GM el motor no “traccione” las ruedas; cosa que no se si es tan así…
    Con tu permiso Sergio!

    http://es.autoblog.com/2010/10/11/gm-admite-que-el-motor-de-explosion-del-volt-puede-mover-las-rue/

    Saludos! 😀