Isela Costantini, presidenta de GM Argentina: “Hoy la segmentación es por estilo de vida”

5

La reciente presentación a la prensa (ver nota) del Chevrolet Sonic fue la oportunidad para conocer y entevistar a Isela Costantini es Presidente y Directora Ejecutiva de GM Argentina, Uruguay y Paraguay. Esta paulista, hija de padres argentinos y que pasó gran parte de su vida en nuestro país, sorprende por su perfecto español.

Con 14 años en la compañía, desempeñó diversas funciones, que incluyeron un paso por la planta de pick-ups en Texas, EE.UU. y su participación activa en el proyecto de la pick-up mediana global Colorado, actual S-10 (ver nota) para el Mercosur.

Isela fue elegida por su compatriota Sergio Rocha, quien fue promovido para hacerse cargo de GM Corea del Sur, por sus cualidades y conocimientos del mercado regional y tendrá por delante terminar el trabajo de renovación de portfolio que se anunció oportunamente y que finalizará en poco menos de dos años. Con ella conversamos sobre diferentes temas.

Isela Costantini, presidenta de GM Argentina.

Isela Costantini, presidenta de GM Argentina:

-¿Cómo ha sido tu primer contacto con la prensa Argentina, cómo te han tratado?
-La verdad es que muy bien; es difícil decir que es diferente porque acá me siento a gusto, no veo la diferencia entre lanzar vehículos y estar en Argentina, que es mi casa.

-Comentábamos recién con colegas que será difícil para vos reemplazar a alguien como Sergio Rocha, un directivo con mucha energía y con mucha llegada a todos, desde empleados hasta la prensa.
-Sí, es una preocupación súper válida cuando hay cambio de líderes, donde hay uno que crea con su carisma una relación así. Pero les diría que no se preocupen porque los estilos de ambos son muy parecidos, así que que la apertura va a seguir y continuaremos trabajando en el mismo rumbo.

-¿Cuál es el desafío más importante que sentís que te toca encarar en tu nuevo rol al frente de GM Argentina?
-Creo que el gran desafío es seguir llevando la marca Chevrolet adonde la queremos llevar y eso pasa por un crecimiento sustentable, cuando se viene de dos años seguidos de crecimiento y donde hemos visto una estabilización muy grande de lo que son todos los procesos. Sergio ha hecho un excelente trabajo, el equipo es fantástico pero tenemos que seguir adelante, y para ello el crecimiento pasa por tres pilares: los productos, la red de concesionarios y el cliente.

Por el lado de producto: la renovación de la mano de la tecnología, el diseño y la seguridad; con los concesionarios seguir trabajando en el desarrollo de la red, haciéndolos cada vez más fuertes, preocupándonos por la capacitación ya que son muchos los vehículos nuevos, para que la persona que tenga que vender sepa cómo hacerlo y que quien debe hacer un servicio pueda resolverlo lo mejor y más rápidamente posible; y por el lado de los clientes debemos buscar cómo seguir aumentando la barra de satisfacción, o elevarnos -mejor dicho- a nosotros esa barra para aumentar la satisfacción, y eso es lo que yo llamo generar la “experiencia positiva” con la marca Chevrolet.

-¿Cómo se consigue esa “experiencia positiva”?
-Desde que uno va a la concesionaria, maneja el producto hasta cuando se entra en contacto con el Call Center de General Motors; es cómo llevamos la marca y logramos la mejor experiencia que un cliente pueda tener.

-¿Trabajaste mucho tiempo en Brasil, ¿el de allá es un cliente muy diferente del argentino?
-Hay muchas similitudes, tanto que gran parte de los productos que hemos desarrollado en este tiempo, de lo que serán los futuros portfolios de Brasil y Argentina son muy parecidos; las diferencias se dan mucho más por carcterísticas de mercado, como el uso del diesel y el etanol, por ejemplo.

-Bueno, el Cobalt es uno de esos productos que ya está en el mercado vecino y que aún no llegó acá. ¿Va a llegar a la Argentina?
-Puede ser… ¿Te gustó el Cobalt?

Chevrolet Cobalt.

Chevrolet Cobalt.

-Sí, lo que no queda muy claro a simple vista es el lugar que ocupará dentro de la gama cuando llegue
-En relación a eso, cuando uno vive de cerca la industria automotriz está acostumbrado a ver una segmentación definida por hatchback, sedán, monolumen, small pick-up… Pero el consumidor no identifica así a los autos. Vos no le preguntás a un amigo: “¿Te vas a comprar auto del segmento B?”. Seguramente él se va a fijar en lo atractivo del diseño, si le gustó la publicidad, el precio, cómo le va a quedar, cómo se va a ver en ese auto… La segmentación hoy -y es algo que quiero hablar más con ustedes, la prensa- esta más dada por el estilo de vida.

-¿Cómo es eso?
-Sí, hoy vemos que estamos mucho más cerca de una segmentación por “estilo de vida” que lo que era anteriormente una segmentación por hatch o sedán. ¿Por qué? Porque hoy dentro de un segmento B ves estilos de vida totalmente diferentes; de repente somos todos consumidores de ese segemento, pero con realidades diferentes: por ejemplo está el que usa el auto sólo para ir al trabajo, o el que lo usa para salir con la familia, el que precisa 500 litros de capacidad en el baúl, el que busca un estatus determinado… Por eso, cada vehículo tiene su espacio dentro de un mismo segmento y forma parte de la marca que estamos buscando hacer.

-Dentro de esos espacios hay uno en el que Chevrolet dejó de tener participación y es el de los familiares. ¿Cuánto falta para que llegue ese ansiado producto?
-Por el momento hoy lo que aplica a familia lo tenemos ocupado con Captiva y Meriva y hasta con Cruze…. (risas).

-Ya que no vas a hablar de modelos en particular, la última: ¿Serán muchos los lanzamientos este año?
-Ya van dos (S-10 y Sonic) y se van a cansar de verme este año, se los aseguro.

A pesar del hermetismo, Cobalt y el monovolumen MP7 -o Spin-, como se llamará el sucesor del Meriva y la Zafira, serían dos de esos lanzamientos previstos de acá a fin de año (tal cual adelantamos en esta nota). Camaro también está cerca pero no 100% confirmado, no por homologación (que es algo que ya se resolvió) sino porque se lo quiere traer a un precio competitivo. Otras novedades podrían llegar en octubre en el Salón de San Pablo de la mano del Proyecto Onix y el GSV (Global Small Vehicle), sucesor del Corsa, veremos.

Isela Costantini, presidenta de GM Argentina, junto al Sonic.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. no es mala onda pero yo le avisaría que con los 2 primeros pilares van muertos…

    tengo un Astra, alguna vez lo comenté, buen auto y sin problemas grandes más allá de q el embrague me dejó tirado una vez, y lo peor del auto fue mi “experiencia chevrolet”. Los concesionarios de Cap fed y GBA son de terror

    la gente va a volver cuando hagan algo para solucionar eso

    saludos

  2. Entonces, a principios del año que viene, Chevrolet va a tener 6 (sí, seis) sedanes en la gama local entre chicos y medianos (Classic, Prisma, Aveo, Sonic, Cobalt y Cruze), que sólo la nueva segmentación por “estilo de vida” puede justificar. Esperemos que el Proyecto Onix incluya un sedán que reemplace a los tres primeros de la lista y haga a la gama baja de la marca, más moderna y racional.

  3. Es un disparate lo que dice esta mujer!!! La segmentación a veces se da por el bolsillo!!! ¿O es de los que consideran que los pobres son pobres porque les gusta serlo? En Argentina lo que más se vende es el Corsa Classic/Wagon – Celta/Prisma en su marca, verdaderas momias!! ¿Por qué? No por estilo de vida, porque no les da para más el bolsillo!!!
    Dios mío, que guitarras que usa la gente supuestamente especializada en marketing!!!