Informe: el mercado automotor de Brasil se recupera y arrastra a la Argentina

1

La economía de Brasil comienza lentamente a recuperar el ritmo de crecimiento que venía teniendo hasta el primer cuatrimestre de 2012, cuando se “enfrió”. Se incrementaron las ventas de vehículos en los meses de junio y julio por lo que la caída interna del stock en el país vecino hace pensar que las exportaciones de autos argentinos para abastecer el mercado brasileño comenzarán a crecer en el último trimestre de 2012.

Argentina: Honda inició la exportación del City

Según un informe de la consultora abeceb.com (en base a datos de FENABRAVE, ADEFA y MDIC-SECEX), “los dos últimos meses de 2012 nos podríamos estar acercando al nivel mensual promedio de exportaciones de vehículos que se verificó para 2011” en lo que se denomina el “efecto Brasil”.

“Los modelos de producción exclusiva a nivel regional por parte de Argentina han estado incrementando sus ventas en Brasil durante el período mayo-julio. Ello se verifica tanto si se lo compara con los niveles de febrero-abril, como en relación a los mismos tres meses del año pasado”, señala la consultora. “En los modelos con plataformas compartidas entre los dos países, la recuperación de las ventas incluso ha sido superior, acoplándose de esta forma a la dinámica del mercado brasileño de autos, que en los meses de junio y julio registró crecimientos del 16,8% y el 18,9% interanual de sus patentamientos, respectivamente”, agrega.

Línea de producción del Ford Focus.

En base a estos datos, abeceb.com indica que “las ventas ya pasaron a terreno positivo en el acumulado de los primeros siete meses del año (+1,8%). Por lo tanto, puede preverse que las exportaciones a Brasil crecerán en los próximos meses para recomponer los stocks de estos modelos en el mercado”.

Qué paso y qué está pasando en Brasil
Durante la primera mitad de 2012, la desaceleración de la economía brasileña y el racionamiento del crédito pusieron un freno a esta dinámica, cayendo un 4,8% la cantidad de patentamientos durante los primeros cinco meses del año. Esto generó una acumulación de stocks de vehículos en concesionarias y terminales automotrices que alcanzó niveles record y ocasionó una brusca caída de la producción y las importaciones (donde Argentina se vio perjudicada).

El patio de uno de los puertos brasileños repleto de autos.

Ante este escenario, el gobierno de Dilma Rousseff puso en marcha diferentes medidas tendientes a estimular la demanda interna de vehículos, siendo la reducción por un trimestre (a partir de junio) del Impuesto a los Productos Industriales (IPI) a la venta de vehículos, la más importante (y que redundó en una baja significativa de los precios minoristas).

“Pese a que las exportaciones argentinas de autos aún siguen sin reaccionar a la mejora en el mercado brasileño de autos, con la caída de stocks que se empieza a ver en Brasil y las mayores ventas de vehículos argentinos, el ritmo mensual de los envíos podría emprender el camino de la normalización durante los próximos meses”, apunta abeceb.com

Según se indica, “los stocks en las concesionarias de Brasil se encuentran por debajo de nivel mínimo de 2011, con lo cual un nuevo incremento en los patentamientos para el mes de agosto impulsaría de forma más intensa la producción y las importaciones de Brasil, favoreciendo por lo tanto a la industria argentina”. Esto se suma a a las medidas proteccionistas del mercado automotor de Brasil que posicionan mejor a la Argentina respecto de otros competidores: aumento de 30% en los impuestos a los vehículos extrazona (ver nota) y reducción del cupo de importación de productos mexicanos

¿Qué se puede esperar?
“Para lo que queda del año, se prevé que los patentamientos en Brasil seguirán con su senda creciente: el dato parcial de la 1ra quincena de agosto ya expone un nivel de ventas similar a la primera mitad de julio y un nuevo incremento interanual del 18,2%”, dice la consultora que realizó este informe.

A fin de agosto finaliza la reducción del IPI en Brasil.

“Para la segunda quincena, se espera una aceleración en el cantidad de patentamientos como consecuencia de las expectativas en torno a la finalización del incentivo de reducción del IPI (el próximo 31 de agosto) que podría adelantar decisiones de consumo, y de un mayor número de días hábiles. Por lo tanto, no se descarta que se alcance en agosto un nuevo record histórico mensual”, amplía.

Para los meses siguientes se aguarda una definición alrededor de la posible prórroga de la reducción del IPI (para evitar un nuevo enfriamiento de la economía), por lo que para el cierre de 2012, “los pronósticos más conservadores estiman las ventas de vehículos nuevos en Brasil en torno al 2,5% por encima del año anterior.”

En base a esto, abeceb.com señala que “el efecto Brasil” no sólo redundaría en un cierre de año positivo para la Argentina sino que es esperable que “en 2013, con una mejora de la inserción de vehículos argentinos en el mercado brasileño, se alentará más que proporcionalmente las exportaciones de vehículos”.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios