Test: Cosas de Autos probó el Volvo C70

8

Volvo C70 - Foto: Cosas de Autos

Gracias a la gentileza de Sofía Rey Petit, una de las responsables de la agencia de prensa de Volvo Car Argentina, durante una semana y unos 350 kilómetros, me di el gusto de tomar contacto con el producto más atractivo y extravagante de la gama Volvo local: el C70. Un cabrio no tiene nada que ver con un auto “tradicional”, con techo duro; un cabrio invita a disfrutar, a relajarse, aún en trayectos cortos y hay que acotumbrarse a recibir la mirada de todos. Además, este modelo tiene el plus de que no hay muchos en la calle y que llama la atención cuando quien lo observa distingue el logo de la marca sueca en el frente. De manera casi incrédula se quedan mirándolo y expresan: “Es un Volvo…”. Y sí, los viejos modelos de líneas rectas quedaron en el pasado.

Unidad testeada:
Volvo C70. Motor naftero T5 de 2.5 litros de 5 cilindros, 20v y 230 cv con Turbo y sincronización variable de válvulas acoplado a una transmisión automática Geartronic de cinco velocidades.
Unidad recibida con: 9.010 km. Precio: u$s 76.500 (garantía de dos años sin límite de kilometraje).

Volvo C70 - Foto: Cosas de Autos

A favor:
Su diseño es un punto a favor, sin dudas. Conserva la nueva estética de la marca y le agrega un toque de deportividad donde se ve la mano de Pininfarina.
Cuero y aluminio se destacan en su interior, al que no le sobra ni le falta absolutamente nada.
Su gran espacio ya que es una coupé pero en la cual caben perfectamente cuatro adultos (no hay lugar para un quinto en el centro del asiento trasero ya que desde ahí se accede al baúl).
Su mecanismo de apertura y cierre del techo es una maravilla digna de Transformers. Son exactamente 30 los segundos que se debe aguardar hasta que el mecanismo cierra o abre el techo (es el tiempo que demora un cambio de semáforo tipo).
La posición de manejo es inmejorable, con volante y butaca eléctrica. Por su origen (sueco) las butacas son calefaccionadas.
Tiene airbags para todos los gustos: frontal, lateral y de techo lateral (montado en la puerta) tanto para conductor como acompañante.
El equipamiento de seguridad se completa con Control de estabilidad y de Tracción y frenos con ABS y EBD que responden de manera impecable. Además, incorpora un sistema de protección en caso de vuelco con barras que emergen hacia arriba en caso de accidente y un pilar A de acero de alta resistencia.
Sus faros de bi-xenón forman parte de su equipamiento básico (las ópticas incluyen lavafaros).
El equipo de sonido Premium Sound con Dynaudio con subwoofer y cargador de 6 cds (compatible con mp3 y wma) evita que quien quiera llamar la atención a la hora de escuchar su música favorita tenga que pasar por una casa de audio car a agregarle algo.
El climatizador automático ECC es de muy fácil acción en el panel central: es bien gráfico y resulta casi imposible equivocarse.
La computadora de abordo tiene el menú en español (y otros idiomas), lo cual la hace de muy fácil operación.
La caja automática y secuencial permite elegir el modo más conveniente de acuerdo a la circunstancia. Lo bueno pasa porque si se elige el modo secuencial, al detener la marcha, la caja coloca automáticamente la primera velocidad sin tener que hacer los cambios descendentes para tal fin.
El motor se presenta muy silencioso aún a alto regimen y casi no se percibe cuando regula.
A pesar de ser un auto de importante volumen (4.582 mm. de largo; 1.820 mm. de ancho y una distancia entre ejes de 2.640 mm.) y peso (1.725 kg.) se muestra ágil y el motor responde cuando se lo acelera “de abajo” así como en ruta a la hora de hacer algún sobrepaso sin necesidad de realizar un rebaje (en modo secuencial, claro).

Volvo C70 - Foto: Cosas de Autos

En contra:
Son exactamente 30 los segundos que se debe aguardar hasta que el mecanismo cierra o abre el techo. La contra pasa porque no sólo el auto debe estar detenido sino que, además, se debe presionar el pedal de freno mientras se realiza la acción a la vez que se presiona el botón correspondiente para abrir o cerrar.
Con el techo cerrado se perciben algunos ruidos en determinadas maniobras que suponen una torsión en la estructura, provenientes de los encastres entre el techo y el parabrisas. Son mínimos pero llaman la atención en un vehículo de esta categoría.
No es un auto muy bajo pero seguramente no preparado para nuestras castigadas calles, por eso hay que pasar con cuidado algunas cunetas o lomos de burro porque no es extraño que la trompa o los escapes toquen el piso.
El tamaño generoso de las puertas y su fuerte estructura les confieren un peso más que importante y eso se percibe al momento de cerrarlas.
La unidad testeada contaba sólo con sensor de estacionamiento trasero cuando el delantero es también necesario debido a lo bajo de la trompa, la cual no se llega a ver, y que sobresale mucho (la chapa patente hace las veces de protección del paragolpes).
Como todo cabrio, con el techo retraido no queda lugar en el baúl más que para un bolso chico o bultos pequeños que no pesen demasiado. Con el techo colocado tampoco es que sobre el espacio, ya que hay un cubre rueda de auxilio que se debe retraer primero. De todos modos quien les escribe se dio el gusto de ir al supermercado y cargar el baúl con medio changuito de bolsas.
El motor invita a acelerarlo quizás más de la cuenta lo cual se traduce en un consumo elevado en ciudad.
El descanso del pie izquierdo, esencial en autos con caja automática, no es lo suficientemente cómodo que debería.
El neumático de auxilio es de la misma marca (Pirelli) pero de otra medida y con llanta de chapa.
La antena de la radio está ubicada en el guardabarros trasero derecho, no es telescópica, es de caucho negro y de generoso tamaño; es un detalle demasiado burdo y que afea la línea de esta coupé.
No incluye anteojos negros para colocarse ante las penetrantes miradas del resto del tránsito así como tampoco espátula para despegar a las mujeres que se acercan por interés (comentario a pedido del amigo Xavier).

Volvo C70 - Foto: Cosas de Autos

Conclusión:
Es un auto que no tiene competencia y no es una frase hecha. Volvo es una marca premium -no de las tradicionales alemanas- y por el precio que cuesta el C70 no hay rivales directos, y resulta impensado compararlo con otros cabrio del mercado como el Renault Mégane CC o el Peugeot 307 CC.
Su diseño es único, no hay nada parecido en el mercado y se distingue tanto con el techo plegado como descubierto, y su calidad de terminación es muy buena con una consola central en aluminio que es digna de una galería de arte. Además, reúne confort, potencia y seguridad en buenas dosis.

Volvo C70 - Foto: Cosas de Autos

Su combinación motor-caja es impecable y lo transforman en un auto ideal para realizar viajes largos ya que cuenta con control crucero, buena respuesta a cualquier regimen, una velocidad máxima limitada de de 235 km/h y un consumo medido a 130 km/h de 10 l/100 km (según fabricante). Además, al no ser un CC 2+2 permite que cuatro ocupantes disfruten del paseo cómodamente.
Es el típico auto para darse un gusto, sin importar la edad y disfrutarlo sin pensar demasiado. Y qué mejor que hacerlo en esta época del año, cuando el sol comienza a broncear la piel, siempre en buena compañía, claro.

Volvo C70 – Mecanismo de apertura y cierre de techo

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Felicitaciones Meteoro!! los Volvos sinceramente me pueden, me llama mucho la “sobriedad escandinava” de sus diseños , ademas de que son espectaculares adentro y con todos los chiches de seguridad.

    Muy bueno el test y queremos mas pruebas!! jeje

    Saludos

  2. Una maquina, pero, aparte del video que no lo puedo ver en el trabajo, no hay ninguna foto con el techo puesto.

    Saludos.

  3. La verdad que éste volvo se ve bien deportivo y elegante… una belleza!
    Excelente post con el video. Saludos

  4. todavía no le leí la nota, solo leí que tuviste esta belleza durante una semana, GROSSO!!

  5. ¡Que envidia, Meteoro!, impresionante el autazo que probaste, muy bueno el test. Igualmente te faltó contabilizar por tu cuenta los valores de consumo de combustible, es un dato importante. Muy bueno el test, las fotos y el video cerrado con el logo del blog, jajaja. Felicitaciones y ahora espero leer el test del Spark… es como que de un ondazo te bajen del cielo, jajaja. ¡¡Muy bueno el blog!!.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad