Super Bowl: Chrysler apeló a la emoción mientras Chevrolet se rió de Ford

0

Los mensajes del entretiempo de la final del Super Bowl son desde hace más de una década un momento muy esperado por los televidentes de EE.UU. y con repercusión a nivel internacional. Las automotrices se sacan chispas buscado captar la atención de un país que año tras año espera este partido de fútbol americano para conocer al campeón.

En esta edición -que tuvo como ganador a Los Giants de New York sobre los New England Patriots– se destacaron dos comerciales de automotrices por sobre los demás: el de Chrysler y el de Chevrolet. El de la marca dirigida por Sergio Marchionne apeló de lleno a la emoción del pueblo estadounidense que aún acusa el impacto de una profunda crisis socio-económica.

Clint Eastwood en el comercial de Chrysler del Super Bowl XLVI.

Con nada menos que la voz del actor y director Clint Eastwood, el mensaje de Chrysler fue claro: “EE.UU. está en el entretiempo”. Con esto ejemplificó el presente de un país y -sobre todo- de una ciudad como Detroit, donde esta marca tradicional (al igual que Ford y GM) tiene su sede.

“La gente está sin trabajo y está sufriendo. Y todos ellos se están preguntando qué van a hacer para hacer una reaparición. Y todos estamos asustados, porque esto no es un juego. La gente de Detroit sabe acerca de esto. Casi lo perdieron todo. Pero con todos reunidos, la ciudad del motor ahora está luchando nuevamente”, dice Eastwood. “Es el entretiempo en EE.UU. Y, nuestro segundo semestre está a punto de comenzar”, es la cita de cierre.

Vale la pena mencionar que fue Clint Eastwood el protagonista y director de la película Gran Torino (ver post relacionado) en el que encarnó a un ex empleado de Ford en una ciudad de Detroit en crisis, donde los autos japoneses están al tope de las preferencias de la gente y donde diferentes etnias ganan espacio en su barrio.

Chevrolet, exultante
Chevrolet, en cambio, mostró su otra cara. Ya recuperada, y nuevamente en la cima mundial, la automotriz del moño se permitió reirse de su archirival Ford en el comercial de la pick-up Silverado.

Allá lejos quedó el comercial “Reinvention” de junio de 2009 (ver nota), donde GM iniciaba el camino del resurgimiento, también echando mano a imágenes de la ciudad de Detroit.

Con sólo ver este nuevo comercial (y aún sin saber inglés) se puede entender perfectamente la idea: fin del mundo, la profesía maya de 2012 se cumplió. Una ciudad devastada, arrasada vaya uno a saber a manos de qué o de quiénes, y un grupo de cinco amigos-sobrevivientes que se reúnen en el punto de encuentro previamente acordado manejando sus Silverado (de diferentes años). Uno de ellos pregunta por la suerte de Dave. ¿Adivinen qué? No llegará, porqu Dave manejaba una Ford.

Golpe duro, de esos que difícilmente se vean en la publicidad argentina. ¿Habrá réplica?

Bonus track: otros dos comerciales que se vieron durante la final del Super Bowl XLVI, el de Volkswagen (Beetle) y el de Kia (Optima).

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->