¿Cómo es el Mercedes-Benz que ganó Federer?

8

Mercedes-Benz Clase R

Sabido es que el suizo Roger Federer, número uno del tenis masculino mundial, acaba de coronarse en el Torneo de Maestros de Shangai, China por tercera vez en cuatro años. Además de cerrar la mejor temporada de su carrera, de alzar su duodécimo título del año y el número 45 de su palmarés, Federer recibió como premio un cheque por 1.520.000 dólares y (acá viene lo que nos interesa) un Mercedes-Benz R600. Claro que con el dinero ganado y el que acumula, el suizo puede comprarse los autos que quiera, pero si viene de regalo…
Igualmente el R600 no es el mejor Mercedes-Benz ni mucho menos ya que se trata de un deportivo familiar, o sea un monovolumen estilizado, con seis asientos individuales distribuidos en tres filas y que está disponible en dos tamaños de carrocería (de 4,92 m y 5,16 m de largo).
Hay tres motorizaciones disponibles, dos a nafta (V6 de 3.5 y 272 CV, y V8 de 5.0 de 306 CV) y una diesel (V6 de 224 CV); en todas la transmisión es automática de siete velocidades, con opción de accionamiento manual desde el volante. Cuenta con tracción permanente en las cuatro ruedas con sistema 4Matic y bloqueo electrónico de los diferenciales 4ETS.
Entre los elementos de seguridad se destacan el control de estabilidad con una función que comprueba la presión de los neumáticos, seis airbags y detector de presencia de una sillita infantil, para cuando Roger y su novia Miroslava Vavrinec decidan tener hijitos. ¿El precio del R600? En Europa se lo consigue por alrededor de 60.000 euros.
El concepto del Clase R se resume, según Daimler-Chrysler, en la triple D: Dimensiones, Diseño y Dinamismo. Si me lo regalan, bienvenido, pero no lo eligiría.
Nalbandian ligó mejor
Recordemos que el año pasado fue David Nalbandian quien se alzó con el título en Shangai y de premio el sponsor le regaló un Mercedes-Benz CLK 350 Cabriolet. De regreso a la Argentina, el cordobés inició gestiones con la filial local de la casa germana y lo cambió nada menos que por un Mercedes-Benz SLK 55 AMG, un roadster con motor 5.5 V8 y 360 CV. Sí, David es un tonto para elegir autos (y mujeres)…

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. A la merda, con notas como esta se merece el Pulitzer señor Meteoro !!!!
    Muy buena la nota che, cuando uno es groso se nota….

  2. como demuestra que tiene DATA en el historial también deportiva! Conr respecto al auto…no refleja ni la letra C de la palabra CAMPEON. Creo que MB esta vez el MKTG lo dejó mal parado.
    Impecable la nota. Queda como conclusión que la picardía Argentina no se compra ni se ve en ningún lado. Atte Federico Ariel

  3. Me viene al toque. Si te enterás que Federer quiere un Adolfito Cambiasso se lo cambio por un Renault 12 ’77. Abrazo!

  4. Lo de Mercedes es perfecto. En el 99,9% de los casos el auto es canjeado por dinero. Así que no importa si el auto “le queda bien” al ganador. El MKTG de Mercedes es tan bueno como para asociar ese producto al tenis (deporte de familias de Elite si se quiere) y ponerlo en la tele “gratis” durante 2 minutos frente a millones de personas. Que palabra bastardeada marketing eh! Saludos!

  5. parece un Clase B. Porque no le regalaron una Viano también. Me parece que la gordita arregló con MB para tirarle una indirecta al suizo. colgá la raqueta y llevá los pibes a la escuela, como todos lo mortales. un abrazo