Una carta de GM advirtió a Cancillería sobre el escándalo de los autos diplomáticos

4

Hummer

Ayer domingo salió a la calle el diario Crítica de la Argentina, dirigido por Jorge Lanata. En su primer número, el flamante medio incluyó en su sección El País una nota firmada por la periodista Luciana Geuna en la que da cuenta que la Cancillería argentina conocía el negocio de los autos importados irregularmente con franquicia diplomática desde 2004, cuando una auditoría de la gestión de Rafael Bielsa así lo determinó. Pero no sólo pasaron más de tres años y no sucedió nada, sino que, además, Geuna devela lo que ella consideró en su nota como una “anécdota” según la cual “en agosto de 2007, un representante de General Motors, la empresa que tiene la representación de los vehículos Hummer en la Argentina, le envío una carta a Miguel Gallardo, titular del Registro de la Propiedad Automotor, preguntándole por qué había tantos Hummer circulando por las calles, a pesar de que esas camionetas (sic) no están habilitadas por la Secretaría de la Industria.”
Hasta este momento no había trascendido este dato, que no hace más que demostrar como no sólo los particulares estábamos asombrados por tanto Hummer dando vueltas (sobre todo en lugares de veraneo como Pinamar y Cariló), sino que la propia automotriz que los produce también lo estaba. Claro, a los muchachos de las embajadas se les fue la mano.
La nota de Crítica, publicada en la página 15, agrega que “el escrito aclaraba que General Motors no había participado de la importación de ninguno de esos vehículos. Esa consulta fue el origen del escándalo, porque Gallardo transmitió esa duda a la Cancillería, cuyos funcionarios prometieron investigar. Sin embargo, el Ministerio se tomó cinco meses para investigar.”
Más allá de la investigación, me queda una duda vinculada a si todo este escándalo ayudará o perjudicará a GM y a su marca Hummer, quien en enero último le dijo a este blog que está analizando la posibilidad de desembarcar con algunos modelos a fin de 2008 o comienzos de 2009.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Cuanto más se sabe de este tema, más gente queda pegada.
    Los Hummer no estaban autorizados a circular en el país y los diplomáticos los podían importar?
    Pensé que las leyes eran para todos igual…
    Que después se negocie con esos autos diplomáticos es algo viejo como la prostitución… aunque creo que las primeras prostitutas argentinas andaban en sulkys con chapa diplomática…

  2. Exactamente lo que pensé yo. Si soy diplomático y me quiero traer un panzer lo puedo usar, si total con unos U$S todo se arregla.
    Este país no cambia más, no le crees ya a nadie.

  3. Esta semana empiezan a caer los primeros presos -funcionarios y comerciantes. Claro está, salvo que Oyarbide tire para atrás lo que hace el juez Brugos, y con la excusa de la interna judicial todo se borre… otra perlita, se podrían pedir prisiones incluso para compradores famosos. Y uno de ellos (que no creo que lo toquen siquiera) es el conductor que te hace bailar en sueños.