Travesía Verano 2010 de Cosas de Autos: haciéndonos amigos

5

Cuando uno se enfrenta a un viaje tan largo, inevitablemente debe sentirse cómodo con el auto que maneja. Para eso, encontrar una posición adecuada y relajada de manejo es imprescindible. El Chevrolet Agile no es un auto pensado para recorrer largas extensiones sino para el uso diario en ciudad, pero de todos modos en lo personal ya nos hemos hecho amigos y nos entendemos bien.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Bien sentado, bien relajado
La butaca es cómoda, de textura más que agradable (al menos en esta versiòn LTZ) con un buen agarre lumbar y un cojín que si bien podría ser aún más cómoda no cansa después de horas de manejar; lo único negativo de este aspecto es que el apoyacabezas sólo se puede regular en altura.
Por su parte la columna de dirección tiene ajuste en altura pero no así en profundidad, algo que en mi caso no lo lamenté porque rápidamente encontré la posición correcta.
En referencia a la pedalera la única crítica para hacer pasa por el ángulo del descanso del pie izquierdo, el cual queda casi en posición vertical y uno nunca termina de relajarlo si lo coloca en esa posición.

Al alcance de las manos

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Por el lado del volante es de tres rayos, agradable al tacto, con muy buen grip a pesar de ser de material sintético, lo cual se agradece después de tantos kilómetros entre las manos. No cuenta con controles de radio incoporados pero sí del control de velocidad crucero, de fácil accionamiento con los dedos índice y medio de la mano derecha y con luz testigo en el tablero.
Ni bien tomé contacto con el Agile, debo reconocerlo, el pomo de la palanca de cambios me resultó extraño ya que tiene la forma de un joystick de simulador de juego de aviación, con el gatillo de la reversa ubicado por delante. Con el paso de los días me fui habituando a su agradable textura y ahora me resulta cómodo, a pesar de que los materiales utilizados no me atraen.
Los controles de la computadora de abordo, en tanto, se ubican a la derecha y por suerte no se necesita meter mano en los relojes para cambiar de funciones.
Lo que está mal ubicado, a mi criterio, es la bocina, la cual no está en el centro (donde se guarda el airbag) sino que se acciona mediante dos pequeños botones en los extremos de los rayos. Resalto la ubicación y el reducido tamaño debido a que en algún momento quise accionarla ante el cruce de animales en la ruta y fallé en el intento.
La baliza se ubica bien a mano, el centro de la consola y a su lado, a la izquierda está el cierre centralizado el cual sirve para destrabar todas las puertas cuando alguien quiere descender y no se retira el contacto.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

El equipo de aire acondicionado es de muy sencillo accionamiento, con dos perillas, y con un display que indica gráficamente las funciones seleccionadas, como si se tratara de un climatizador. Lo único negativo de este “chiche” que destaca al Agile es que debido a su ángulo de inclinación, si el sol ingresa al habitáculo de forma cenital, resulta muy dificíl de leer, debido a que la iluminación queda invisible con el brillo generado por tanta luz. Un detalle que sólo se percibe después de haber andado mucho sobre este modelo. Las salidas de aire, en tanto, son circulares y de diseño agradable.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

El equipo de sonido es muy completo y de buena calidad: cuenta con radio AM/FM, lee cd, mp3 y wma, incorpora entrada auxiliar, puerto USB y tiene Bluetooth. Lo de mp3 es una gran cosa en viajes largos donde las emisoras de FM no llegan y uno no quiere andar cargando cds. En mi caso grabé música variada en tres pen drive diferentes de 2 gb cada uno; por la proximidad del botón del search del dial con el puerto USB no pude escuchar uno de ellos ya que al introducirlo lo presionaba.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Debajo se ubica la toma de 12v, muy útil cuando se lleva un gps, como es mi caso, el cual se guarda en un compartimento espcialmente diseñado para eso, en la parte superior de la plancha (aunque bien podría haberse ubicado ahí mismo, ¿no?).
Los espejos retrovisores se pueden ajustar eléctricamente mediante una teclita ubicada en el parante de la puerta del conductor debajo, mientras que las luces de posición y faros antiniebla (delanteros y traseros) se accionan en la parte izquierda del panel de instrumentos a través de una ruedita que incluye la función de accionamiento automático.
En un post anterior ya había destacado como positivo la ubicación (y sobre todo las luces) de los controles de los alzacristales eléctricos que incluyen los cuatro la función one touch, tanto para subir como para bajar (¡por fin!).

Diseño innovador, cuestión de costumbre

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Mucho se ha dicho acerca del particular diseño de los relojes del Chevrolet Agile. Más allá de si gustan a o no lo que hay que resaltar es si funcionan bien y si confunden su lectura. Sí resulta extraña la disposición del velocímetro y del cuentavueltas, pero en este último caso vale decir que como uno siempre viaja la mayoría de las veces en el rango que va desde las 2.000 a las 4.500 rpm se acostumbra a buscar la aguja en el ángulo derecho.
De todos los marcadores el único que en yo cambiaría sería el del agua, el cual no es de aguja sino digital y está en el centro, al costado del odómetro, y simula un termómetro (que en ningún caso superó las tres líneas).

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. Muy buenos los detalles del funcionamiento del auto, parece cómodo, además es alto y tiene buena visibilidad, aunque el espejo retrovisor central no deja ver mucho por el estrecho parabrisas trasero. El hueco para el GPS parece últil, y sin dudas, por experiencia, un CD con MP3 y entrada USB es necesario para viajes largos… es hora que piense en comprar uno, jaja.
    Muy bueno el post.

    Saludos, Ignacio.
    http://imanchad.spaces.live.com

  2. La toma de 12v tendría que estar arriba, en el espacio para el GPS… Así no quedaría el cable cruzando por el tablero.
    La radio tendría que estar más arriba y ser de frente doble (doble altura)… y es preferible que los conectores estén en la guantera, dando más ergonomía al conjunto.
    Los controles de CC y calefacción abajo y así no habría problemas con la luz cenital.
    Este auto necesita un golpe de horno para ser realmente práctico.. No cuidaron los detalles de comodidad

  3. Buen test, felicitaciones. Con respecto al auto, solo dos detalles que no me gustan, el tablero “aggiornado” de lo que era el del Chevrolet 400 con sus distancias tecnologicas logicas y la supuesta “tercera” ventanilla pintada de negro en el pilar “C”, un detalle que al Focus le sentaba muy bien, pero en este caso tiene tintes de poca calidad o falta de resolucion de parte de quienes lo diseñaron.

    Saludos

  4. Hola, tengo un agile 2010 con muchísimos problemas de puesta a punto o del acelerador electrónico, ellos todavía no saben!!! Hace un año que estoy reclamando a GM y no le dan pie con bola…. Alguien mas esta con el mismo problema????
    saludos