Trump versus las automotrices: cronología de una relación que nació con idas y vueltas

0

Repasamos los idas y vueltas entre el flamante presidente de EE.UU., Donald Trump y la industria automotriz. Una relación convulsionada por las inversiones y que ya parece un culebrón (mexicano).

Trump versus las automotrices

-2 de enero de 2017
La primera amenaza concreta del presidente electo Trump fue para General Motors, a pesar de que en diciembre incluyó a su CEO, Mary Barra en un selecto panel de asesores.

Desde su cuenta personal de Twitter @realDonaldTrump disparó con munición gruesa: “General Motors está enviando el modelo Cruze hecho en México a los concesionarios de EE.UU. sin impuestos. ¡Fabrique en EE.UU. o pague un gran arancel aduanero!”.

La marca salió rápidamente a desmentirlo, argumentando que “Todos los Chevrolet Cruze sedán en venta en EE.UU. son producidos en la planta de montaje de GM en Lordstrom, Ohio. GM produce el Chevrolet Cruze de cinco puertas para mercados globales en México y un pequeño número es vendido en EE.UU,”.

¿Por qué el enfrentamiento con GM? Porque en 2014 había anunciado que invertiría u$s 5 mil millones en México hasta 2018, con el fin de duplicar su producción.

-3 de enero de 2017
Luego de que durante su campaña electoral, Trump acusara a Ford de despedir empleados en EE.UU. para mudar su producción a México, la marca del óvalo canceló una inversión de u$s 1.600 millones que tenía prevista para levantar una planta en San Luis de Potosí.

Esto fue celebrado por el presidente electo, mientras que Ford anunció que invertiría u$s 700 millones durante los próximos cuatro años en la fábrica de Flat Rock, Michigan, para producir vehículos eléctricos de alta tecnología y autónomos, además del Ford Mustang y Lincoln Continental.

A su vez, Ford mantuvo en pie su plan de invertir u$s 1.100 millones para construir las nuevas instalaciones de la planta que tiene en el estado mexicano de Chihuahua; dichos impulsores serán exportados a EE.UU. Canadá, Sudamérica y la región Asia-Pacífico.

-5 de enero de 2017
La segunda amenaza en redes sociales fue para los japoneses: “Toyota Motor dijo que construirá una nueva planta en Baja, México, para construir los Corolla para EE.UU. ¡DE NINGUNA MANERA! Construya la planta en EE.UU. si no quiere pagar un gran impuesto en la frontera”.

“Toyota ha sido parte de la cultura de manufactura de la región de Norteamérica por los últimos 60 años. Los volúmenes de producción y de empleo de la región no se verán afectados como resultado de nuestra nueva planta en Guanajuato, anunciada en abril de 2015”, le respondió la marca luego de que sus acciones cayeran en la Bolsa por el impacto de esas declaraciones.

En Baja California, México, la marca nipona fabrica 50 mil unidades anuales de la pick-up Tacoma e invertirá u$s 150 millones para ampliar esa cantidad. Además fabrica 200 mil cajas de carga para este tipo de vehículos.

Paralelamente, está levantando una planta en Guanajuato con una inversión de u$s 1.000 millones para producir desde 2019 una serie de modelos basados en la nueva plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture).

-17 de enero de 2017
En mayo de 2016, Kia inció la producción del modelo Cerato en su primera planta en suelo mexicano, la cual está ubicada en Nuevo León, la cual demandó una inversión de u$s mil millones, y de donde por estas horas saldrá también el modelo Rio.

Rápido de reflejos, Chung Jin-haeng, presidente del grupo Hyundai Motor Co y Kia Motors Corp., anunció que planea aumentar la inversión en EE.UU. en un 50% llegando a u$s 3.100 millones en cinco años y que podría construir una nueva fábrica en ese país.

“Tenemos que estar comprometidos con el mercado estadounidense, un mercado de importancia estratégica que puede hacer o deshacer nuestro éxito global”, dijo el directivo en un claro mensaje a Trump. El grupo coreano -recordemos- está radicado en Alabama: Hyundai tiene una fábrica en Montgomery mientras que Kia cuenta con otra en Georgia.

-22 de enero de 2017
En una entrevista publicada por el diario alemán Bild, Trump advirtió: “Le diría a BMW que se olvide si quieren construir una fábrica en México y quieren vender coches en EE.UU. sin una tasa del 35%”

BMW anunció en julio de 2014 que invertirá u$s 1.000 millones en México para levantar su primera planta en San Luis de Potosí, desde donde a partir de 2019 saldrá el Serie 3. Peter Schwarzenbauer, miembro del directorio de administración de BMW, ratificó ante la prensa de su país que la inversión en la planta “prosigue como estaba previsto y concluirá en 2019”.

“Somos un exportador neto en EE.UU., donde producimos y exportamos más autos que los que vendemos en el país, lo que es bueno para la economía”, agregó Schwarzenbauer, quien se refirió al mercado de EE.UU. como a una “segunda casa” para BMW.

-24 de enero de 2017
Trump convoca a una reunión en la Casa Blanca (ver nota acá) a los representantes de los tres grandes de Detroit: Ford, General Motors y FCA. Es la primera vez en casi seis años que estas automotrices se reúnen para estar cara a cara con el presidente de EE.UU. desde que Barack Obama las convocó en 2011.

Con promesas de beneficios impositivos y de reducción de exigencias medioambientales, Trump definió como “gran encuentro” a su charla de menos de una hora.

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos desde muy chico, en 2006 le di forma a este blog. Si querés saber más sobre mí, hacé clic en la casita ->