Cosas de Autos probó el Citroën C4 Sedán

12

Gracias a la gentileza de Valentina Solari, responsable de prensa de Citroën Argentina, durante una semana y casi 300 kilómetros, tomé contacto por primera vez con el Citroën C4 Sedán. Si bien ya tiene un tiempo en el mercado, esta prueba me permitió no sólo transmitirles mi sensación ante este producto argentino sino también poder compararlo -en un futuro- con la versión Hatchback, que llegará a los concesionarios el mes que viene.

Unidad testeada: Citroën C4 Sedán SX. Motor 2.0 litros nafta MPFI de 4 cilindros, 16v, 143 cv y transmisión manual de 5 marchas. Unidad recibida con: 3.700 km. Precio (sugerido de septiembre): $ 79.960.

Citroën C4 Sedán

A favor:
Su amplitud interior en todas las plazas: adelante se encuentra rápidamente una buena posición de manejo y al acompañante -sin importar su porte- le sobra espacio para estirarse y viajar cómodo; atrás, así viajen tres adultos, lo hacen con suficiente espacio para las piernas y buena altura respecto del techo.
Su baúl, merece un párrafo aparte porque sus 513 litros son prácticamente imposibles de llenar. Inclusive, debajo del piso, se guarda el neumático de auxilio y alrededor hay lugar hasta para colocar alguna herramienta.
Su diseño exterior es de los más modernos y logrados entre los sedanes actuales; no pasa desapercibido y no tiene puntos débiles.
Su diseño interior impacta, da sensación de “tecnológico” y la textura de su tablero es muy agradable tanto visualmente como al tacto.
Su andar, incluso en empedrado o tierra, es impecable producto del conjunto de suspensión independiente + un rodado 215/55/16 Michelin que sortea de manera impecable cualquier imperfección sin generar ruidos ni sobresaltos. Es un sedán mediano pero tiene andar de auto grande.
Excelente respuesta del motor, tanto vacío como cargado, a pesar de ser un auto de 1.810 kilos. Se complementa muy bien con su caja, sobre todo a la hora de realizar sobrepasos.
Los frenos con ABS se comportan de manera más que correcta en diferente condición de piso.
Cuenta con corte para evitar que el motor “se pase de vueltas”: el display del cuentarrevoluciones se pone en rojo y el corte entra en acción.
Su insonorización es muy buena, no se percibieron ruidos de plásticos ni “grillitos”. Sólo, en alguna condición particular en ruta, a alta velocidad, se escuchó el ingreso de viento en una de las ventanillas delanteras.
El cierre de las puertas es perfecto, recuerda al de autos de marcas premium, y está rematado con el detalle del emblema de la marca en el zócalo, en aluminio.
Buen despeje del suelo, dificilmente la trompa roce con el piso en alguna cuneta.
El equipo de sonido es de muy buena calidad, tiene 6 parlantes, aunque no cuenta con entrada auxiliar, USB, ni Bluetooth.
Buena cantidad de espacios portaobjetos, a ambos lados y en el centro del panel de instrumentos.
Cuenta con luces de giro integradas en la base de los espejos retrovisores, lo cual las hace fácilmente visibles y quedan estéticamente muy agradables.
Excelente respuesta del aire acondicionado que además cuenta con una salida independiente y forzador para las plazas traseras.
Llave del tipo sevillana con apertura del baúl incorporada, muy útil.
Se controlan las ventanillas eléctricas (con one touch para ambas delanteras, cosa no común), de las puertas y espejos eléctricos desde la puerta del conductor.
Generoso descanso del pie izquierdo, ideal para combinarlo en ruta con el control de velocidad crucero incorporado.
El equipo de seguridad de esta versión (que es la más base de la motorización 2.0) incluye frenos ABS en las cuatro ruedas con EBD y AFU; doble airbag frontal; cierre automático de puertas con velocidad; alarma sonora y testigo en el tablero de cinturón de seguridad del conductor no abrochado; encendido automático de balizas en caso de panic stop; faros antiniebla delanteros y traseros, entre otros.
Un detalle: incorpora perfumador de ambiente en el tablero, el cual es recargable.

Citroën C4 Sedán

En contra:
Tanta amplitud se paga: no es fácil encontrar estacionamiento en cualquier lugar. Sus 4.77 metros de largo se hacen sentir sobre todo al intentar maniobrar entre dos autos ya que no se ve la trompa ni la cola por el espejo retrovisor. Sugiero invertir en una versión con sensor de estacionamiento (al menos trasero) o agregarlo como opcional. No es caro y vale la pena.
En este mismo sentido, los paragolpes color carrocería sufren el contacto con otros autos y las puertas, que no cuentan con molduras salientes. ¡A la cochera!
El diseño moderno tiene sus contras: cuesta acostumbrarse a que la información de velocidad; temperatura del agua; tanque de combustible y odómetro estén en el centro del tablero mientras que los testigos de las luces (posición, bajas, altas y guiños) y el cuentarrevoluciones (en formato digital), estén sobre el centro del volante.
También cuesta familiarizarse (y no confundirse) con las funciones que se encuentran a ambos lados del centro del volante. Arriba a la izquierda: control de velocidad crucero; abajo a la izquierda: encendido y apagado de los datos del display (de noche) y control de la intensidad de la luz; arriba a la derecha: control del equipo de sonido; abajo a la derecha: control de la computadora de abordo. No apto para distracciones, las “rueditas” son muy sensibles al tacto.
La bocina está ubicada en forma de medialuna, en la parte baja del centro del volante cuando uno, instintivamente, la busca en el centro (donde está el airbag, claro).
Al tener el volante con el centro fijo, el aro se curva hacia el centro y el grip, a la altura de los pulgares, no es el mejor. Además, en esta versión, el volante estaba revestido de una textura que no terminaba de ser agradable al tacto.
El capó sorprende por lo liviano (¡se lo puede sostener con un dedo!) pero la varilla sigue siendo obsoleta.
El neumático de auxilio es de otra marca (Pirelli), otra medida (195/60/15) y cuenta con llanta de chapa.
El piso del baúl es de una calidad mejorable, ya que se hunde con mucho peso en la zona del hueco del auxilio.
Los espejos retrovisores no llegan a plegarse del todo y lo hacen de manera manual.
La tecla de la baliza no se encuentra al alcance de la mano sino a la derecha del display de la radio, lo mismo que la tecla del cierre centralizado, que se encuentra en el tablero, a la izquierda del display de la radio.
Un detalle: el apoyabrazos delantero no se abre para convertirse en portaobjetos ni se puede correr hacia el frente.

Citroën C4 Sedán

Conclusión:
Se trata de un Señor auto. ¿Cómo se debe interpretar esto? Es un sedán “a la antigua” pero dueño de un estilo bien moderno y un buen andar. Resulta una alternativa muy atractiva para quienes buscan un auto mediano con prestaciones de grande (léase buena habitabilidad, amplio baúl para equipaje y confort de marcha), como puede ser una familia tipo. Además, presenta gran variedad de versiones, lo que asegura una elección correcta de equipamiento, y un motor potente (203 km/h de velocidad máxima) con consumo moderado (6.3 l/100 km a 90 km/h y 8.14 l/100 km a 120 km/h). Su equipamiento de confort y seguridad, por más que se trate de un versión distante de la full, es bueno. Y su apariencia, tanto exterior como interior, acompaña. La calidad de terminación es muy buena, algo que se celebra al hablar de un producto nacional y que a muchos sorprende.
El tema de su volumen no es para despreciar, por lo tanto es recomendable un test drive en el concesionario para sacarse las dudas antes de decidir.

Citroën C4 Sedán

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios

  1. El baterista de OYR saluda y felicita al Sr. Editor de Cosas de Autos por el quinto test publicado.
    Pregunta: ¿playitas de Olivos, verdad?
    Reclamo: ¿para cuándo las patentes de Cosas de Autos? Consultar al blog amigo http://www.cars-magazine.com.ar sobre cómo conseguirlas…
    Saludos,
    OYR

  2. Meteoro: Muy bueno el test. Yo he viajado una vez en ese auto, era un remis claro, y la verdad es que es muy bueno, de lo mejorcito de todo entre lo nacional. Cabe destacar que estos C4 se exportan al “Primer Mundo”, como ser España. Allá los precios de venta son los mismos que en su país de fabricación (¿Algo anda mal me parece?). Segundo, cometiste un error de unidades que arrastras de otros test, en el consumo te referis a litros cada 100km, porque de lo contrario el C4 consume mas a 90km/h que a 120 y además esos valores son malisimos con la unidad de km/L, ahora si son litros cada 100km son valores muy buenos para un 2 litros. Perdoname la corrección.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad

  3. Sí, Ignacio, efectivamente había un error involuntario en los datos, respecto de los parámetros de medición. Aclaro que nos lo medí yo, son provistos por la marca.

    saludos!

  4. La verdad que si tuviera la plata me compraria otra cosa por ese precio, pero se nota que el auto un verdadero CAÑO. Me imagino que el hecho de que se fabrique aca pero con la idea de exportarlo a Europa debe tener mucho que ver en la calidad del auto, sobre todo en la seguridad.

  5. Buenisimo, ya esta corregido, ahora si podes para el proximo Test tratá de medirlos vos (llena el tanque a Full-full, parcializá a 0 el cuentakilometros parcial, después recarga a full de nuevo y divido la cantidad de kilometros realizados por la cantidad de litros = km/L), porque me parece que a veces las empresas son muy “optimistas” en sus mediciones, aunque este citroen parece que justifica sus valores con su buena aerodinamica (creo que tiene un Cx de 0.31, que es excelente) y la tecnología de la inyección de nafta. Otra cosa, te invito a que entres en Citroen.es y veas los precios de los autos (en euros) y compares el costo de la versión testeada con el costo que tiene en el “Primer Mundo”.

    Saludos, Ignacio.
    http://ar.geocities.com/imanchad

  6. la verdad me parece que es uno de los mejores autos mercosur, estuve a punto de comprarlo y opte por no endeudarme y compre un Focus, para el proximo salto estoy entre este auto , el Vento ( que me parece mas , pero es mas caro), o un A3. Este ultimo no va a resultar lo util de los dos anteriores pero es un gustito que tal vez me de. MUy buena la info.

  7. yo tambien no lo compre por no endeudarme y me compre un megane, excelente auto para viajar! muy bueno el test!

  8. Yo para qe qede mejor ese auto, le cambiaria las opticas traseras por unas mas horizontales y no tan grandes, Eliminaria en tablero digital y colocaria uno normal detras del volante, asi le daria un 10, pero como está, 6.

  9. es cierto Mximo, las opticas traseras son feas a proposito, si ves el auto de perfil tiene un aire al audi A6, y si entonces tuviese unas opticas de ese estilo seria cien veces mejor.