Impuestazo: Importadores acercan su proyecto al cambio de ley que fracasó en el Senado

3

Stand de Hyundai

La Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) emitió este jueves un nuevo comunicado en el reitera su desacuerdo y preocupación por la reforma de la ley de Impuestos Internos que el martes fracasó en el Senado y que volverá a ser tratada la próxima semana en la Cámara Alta.

CIDOA, señala que “esta reforma producirá graves perjuicios económicos no sólo en los Distribuidores Oficiales de vehículos sino también en las redes de concesionarios y de servicios oficiales con la lamentable pérdida de puestos de trabajo en todo el país”.

En este sentido, agrega mediante su comunicado que “debe destacarse que los vehículos de extrazona hacen un importante aporte en impuestos a la Nación ya que el derecho de importación que tributan es de un 35% y también recaudan impuestos como el IVA (21%), a los créditos/débitos, impuestos provinciales y municipales”.

“Adicionalmente las empresas asociadas y sus concesionarios tributan un importante monto en impuesto a las ganancias por el resultado de sus operaciones. El componente impositivo de un auto importado extrazona es hoy cercano al 50% de su precio de venta al público”, agrega.

Advertencia de los importadores
“Con la aprobación sin modificaciones del proyecto de reforma presentado al Congreso se estima que las ventas caerán drásticamente afectando negativamente la recaudación impositiva”, dice el informe dado a conocer por CIDOA el cual agrega: “Hay que considerar que la alícuota de impuestos internos de un 50% significa una tasa efectiva del 100%. Desde el punto de vista de los consumidores los vehículos comprendidos en tasa efectiva del 100% (alícuota del 50%) incrementarán sus precios a público en aproximadamente un 80% (dependiendo de los modelos).”

Sugerencias
El envío incluye una propuesta alternativa para que el Congreso la tenga en consideración y que transcribimos de manera íntegra a continuación.

Las modificaciones que respetuosamente solicitamos son las siguientes:

Escalonamiento: establecer escalas progresivas que permitan que la alícuota sea diferenciada de acuerdo al valor del vehículo, teniendo en cuenta el impacto de las alícuotas en sus respectivas tasas efectivas. Se propone como propuesta morigeradora al proyecto original, las siguientes bases imponibles en pesos y respectivas alícuotas:

Actualización de dichas escalas teniendo en consideración el tipo de cambio vigente del Banco Nación del dia hábil inmediato anterior al hecho imponible.

Revisar metodología de cálculo del anticipo de impuestos internos en aduana, no tomando en cuenta este impuesto en la base de cálculo para la determinación de la base imponible (con el fin de evitar pagar un anticipo de impuestos internos de productos que finalmente no deben pagarlos al momento de la facturación).

Eximir de la aplicación de esta nueva alícuota por un plazo de 90 días desde la vigencia de la ley a la mercadería que se encuentre en cualquiera de estas situaciones:
Con DJAI aprobada.
En zona portuaria, navegando o con B/L.
Con carta de crédito abierta.

Desde hace muchos años en CIDOA representamos a comerciantes argentinos que invierten y dan trabajo a miles de argentinos. Nuestras redes cuentan con cientos de concesionarios cuyo trabajo es vender una gama de productos complementarios a la producción local que se verían seriamente amenazados ante la nueva realidad. De avanzar este proyecto sin modificaciones se estaría poniendo en riesgo la estabilidad de miles de puestos de trabajo. Por lo tanto, sugerimos tener en cuenta las siguientes modificaciones con el fin de morigerar en parte las consecuencias negativas enumeradas en el punto 3 que, estimamos, serían irreversibles.

Anexo 1.
Rol de importadores en el mercado.
Lineamientos sobre la necesidad de la importación extrazona.
Se define a los productos extrazona como todos aquellos modelos provenientes de fuera del Mercosur y México. Es decir todos los vehículos importados de terceros países que no sean Brasil, Uruguay y México. Los productos extrazona pagan hoy un arancel de importación del 35% sobre los precios CIF (FOB+flete+seguro). Todas las unidades provenientes de Brasil, Uruguay y México no pagan arancel de importación debido a acuerdos de libre comercio entre dichos países y los productos se consideran intrazona.

Rol de los importadores extrazona:

1) Ofrecer vehículos que no se fabrican en el Mercosur o con características de avanzado nivel tecnológico a los que si se fabrican (complementación de la oferta en el mercado local). Se ofrecen más de 150 modelos de origen extrazona (mas sus respectivas versiones para cada modelo).
2) Generar “sana” competencia con los vehículos que se fabrican en la zona Mercosur (precio, calidad, seguridad, prestaciones) pese a pagar el 35% de arancel.
3) Actuar como referencia de precio.
4) Abastecer mejor el mercado local en un momento de escasez de producto que actualmente produce demoras de entrega.
5) Aportar un importante ingreso adicional al estado nacional vía tributo del 35,5% del impuesto de importación para los vehículos extrazona (sobre precio CIF), estimado en varios cientos de millones de pesos.
6) Generación de puestos de trabajo del distribuidor, su red exclusiva de concesionarios y servicios y de diversos proveedores y servicios.

Un mercado con más marcas y más modelos es un mercado más competitivo y por lo tanto mejor para los 930.000 consumidores de 0 km que se estiman para el 2013.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios