Test: Cosas de Autos probó la RAM 1500 Laramie

0

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Más que un contacto lo que hicimos a lo largo de 500 km con la RAM 1500 Laramie fue una comprobación de los atributos que tiene. ¿Por qué? Porque ya la habíamos manejado bajo la supervisión de expertos en el lugar indicado para conocer sus cualidades: el “Off Road Park” de Chrysler en Villa Gesell, un predio de 30 hectáreas con más de 25 obstáculos de todo tipo para exigirla al máximo (ver nota).

En este test corroboramos, en diferentes circunstancias y usos, lo que esta pick-up tiene para ofrecer. Y lo primero que debemos mencionar es su excelente confort de marcha; uno esperaría que un vehículo de semejante volumen se comporte de manera rústica, que sea duro, difícil de llevar y -sobre todo- complejo para maniobrar. Pero resulta todo lo contrario, incluso a pesar de sus más de 5.8 metros de largo.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Al volante
Mucho de eso está dado por su esquema de suspensión independiente en las cuatro ruedas con resortes y amortiguadores, y por su dirección asistida que responde rápido y es muy liviana.

Claro que hay que tener recaudos y acostumbrarse a manejar una full size, ya que a pesar de acomodar y memorizar eléctricamente la butaca (en altura, profundidad y de modo lumbar), la columna de dirección y los enormes espejos (que son de vital importancia), el cuarto delantero de la RAM no lo vemos.

Sería prácticamente “imposible” poner reversa sin la asistencia de la cámara de retroceso y el sensor de estacionamiento (qué dirá mi papá al leer esto, que manejó por más de 35 años un semi-remolque); es por eso que -estamos convencidos- que el agregado de sensores de estacionamiento delanteros sería el combo ideal, sobre todo en su uso urbano.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

La caja, que es automática de seis marchas, también tiene un comportamiento para resaltar, con buen relacionamiento de marchas y opción secuencial, y se combina de forma excelente con la potencia del motor V8 -de 395 hp- y el alto torque de 556 Nm disponible a partir de las 3.950 rpm.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Lo interesante del sistema de tracción 4×4 Elec Shift on Demand (con reductora de baja) es que usualmente la RAM se comporta como un vehículo de tracción trasera, y se puede optar -mediante una selectora- por los modos 4×4 Automático (detecta si precisa la doble tracción), 4×4 Lock (doble tracción permanente) y 4×4 Low (modo de baja para usar a baja velocidad con poca adherencia, ideal para trepar).

Por el tipo de uso que hicimos lo usamos en casi todos los modos: de los 520 km, unos 360 km fueron en ciudad y ruta (en modo 4×2, algo que además reduce el consumo) mientras que los restantes en caminos de tierra seca y suelta (en 4×4 Automático) y en caminos anegados con casi 50 cm de agua y barro, con huellones intransitables debido a las lluvias (4×4 Lock).

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

En el off road en ningún momento dudamos de no poder pasar pero sí nos sorprendió el poco despeje de esta versión 1500 Laramie, la cual tocó en su protección inferior delantera y de cárter, así como en su diferencial trasero. Nada grave pero es indudable que se trata de una propuesta más “deportiva” y no tan enfocada en el trabajo como podría ser la RAM 2500, que tiene casi el doble de torque y capacidad de remolque.

En la ruta, en cambio, también nos sorprendimos pero para bien, incluso a alta velocidad. “¿Muy inestable?”, nos preguntaron, pensando en su altura, sus recorridos de suspensión. “Para nada”, respondimos. Aún sin tener carga en la caja y con cuatro ocupantes (dos de ellos menores) transita firme y de manera predecible, como si se tratara de un sedán del segmento E y disfrutamos de manejarla.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Nunca percibimos que se nos fuera de las manos ni percibimos el accionar del Control Electrónico de Estabilidad y de Tracción, que dicho sea sólo desconectamos para hacer las fotos en la tierra en modo 4×2 y divertirnos un poco. Pero hay que decirlo: en la RAM, la diversión es inversamente proporcional al consumo de combustible, y eso duele en el bolsillo.

Claro que llevándola de manera tranquila, con control de velocidad crucero activado en autopista, los consumos se mantuvieron en cifras razonables y aprovechando una de las virtudes del motor Hemi V8: el Sistema de Desplazamiento Múltiple (MDS).

¿Cómo funciona? Dependiendo de ciertos parámetros, desconecta cuatro cilindros (el 1, el 4, el 6 y el 7) para disminuir el consumo de combustible (entre un 5% y un 20%).

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

“Jugando” con la RAM el consumo trepó hasta los 23 l /100 km.

Una muestra de eso es que a 100 km/h el motor gira a un régimen de 1.500 rpm y acusa un consumo en el orden de los 13 l/100 km. Si, en cambio, se apura la marcha hasta los 130 km/h, las vueltas van hasta las 2.100 rpm y el consumo se eleva hasta los 16 l/100 km.

A lo largo del contacto, en ese mix que contamos antes, el promedio de consumo estuvo apenas por encima de los 17 l/100 km y no precisamos recargar combustible, lo que habla de una buena autonomía (la capacidad del tanque de combustible es de 98 litros).

Test RAM 1500 - Cosas de Autos

A bordo
Sentarse en el interior de la RAM 1500 Laramie es como hacerlo en el living de un departamento; en lo que respecta a las plazas delanteras es esperable antes de subir (que dicho sea de paso es todo un tema) por el tipo de cabina. Las butacas, forradas en cuero perforado, tienen un ajuste muy confortable, y no sólo son calefaccionadas sino también ventiladas.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de AutosFernando -nuestro modelo y guardián de los autos que probamos en Cosas de Autos- mide 1.82 m y pesa más de 100 kg. Sin embargo queda a la vista que viaja cómodo en cualquiera de las plazas.

El volante en cuero también es calefaccionado, algo que puede parecer ridículo en condiciones “normales” pero no tanto en los confines de la Patagonia o Canadá, lugares adonde llega la RAM (que se fabrica en México).

En lo que tiene que ver con la información, cuenta con relojes de aguja de fácil lectura y diseño simple (con alguna reminiscencia de Mercedes-Benz), con la computadora de abordo en el centro, y un volante multifunción de buen grip desde donde se acciona el comando de voz, el control crucero y la telefonía celular.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Curiosamente sólo tiene un brazo en la columna de dirección y es el que acciona el limpiaparabrisas, mientras que las luces (incluidos los anti-nieblas) está en el tablero al alcance de la mano izquierda, al igual que los mandos de los espejos eléctricos, del cierre centralizado y de los alza-cristales, ubicados en la puerta del conductor.

Otros detalles: el freno de estacionamiento es de pie, tiene acceso inteligente sin llave y arranque por botón, ofrece múltiples espacios para alojar vasos y objetos (incluyendo dos tipo heladerita bajo el piso trasero), y un toma corriente de 12V y de 115V (como para alimentar una laptop).

El equipamiento se complementa con el Sistema Uconnect con pantalla táctil de 8.4″ y un equipo de sonido Alpine con 9 parlantes + subwoofer, radio AM/FM, CD, puertos para tarjeta SD y USB + entrada auxiliar, y desde donde se comanda además la climatización bi-zona, de los asientos y volante. También ofrece techo solar eléctrico, ventana trasera corrediza eléctrica y pedalera regulable eléctricamente.

Difícil no sorprenderse al ubicarse en las plazas traseras donde tres adultos viajan muy cómodos en un asiento que también se calefacciona (en las plazas de los extremos) y que tiene sus propias salidas de aire acondicionado, tomas de 12v y parlantes en el techo. Además, se pliegan en dos tercios y tienen la opción de dejar el piso plano -incluso con iluminación de LED- para llevar objetos que merezcan cuidado especial y no puedan ir en la caja de carga.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

La seguridad es lógicamente muy alta en la RAM: ofrece frenos con ABS en las cuatro ruedas con EBD, sistema de asistencia de frenado en emergencia (BAS), sistema de mitigación de rolido, control de oscilación de trailer, monitoreo de presión de neumáticos y seis airbags.

¿Faltantes o puntos a mejorar? Apuntamos: estribos para subir y bajar (chicos y adultos poco ágiles los necesitan); un escalón en el paragolpes delantero para poder -por ejemplo- reponer líquidos o repasar el limpiaparabrisas; one touch en las ventanillas traseras; navegador satelital (se sumaría en las unidades que lleguen en 2015); reproductor de DVD, y dos consideraciones menores: la bocina (nos gustaría algo más apropiado para esta mole) y la antena (es muy alta y se suele enganchar en ciudad con las ramas de los árboles).

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Estéticamente es impactante con esos detalles cromados en el frente y las llantas que le confieren una presencia única, destacándola del resto del parque automotor local como lo que es: la única full size y la más potente de todas.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Conclusión
¿Para qué sirve la RAM 1500 Laramie? Para todo, es un vehículo que se disfruta en cualquier condición y a la vez es diferente a todo lo conocido. En la ciudad no es tan simple desenvolverse, claro, en especial en maniobras de estacionamiento (¡cuidado también con la altura!). En ruta uno siente empatía con los transportistas y se siente como BJ McKay, mientras que al llegar al campo (o la arena) es como soltar al carnero para que salga a pastorear.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Paradójicamente tiene una muy buena relación precio-producto: por su origen y por tratarse de una pick-up, no es un vehículo castigado impositivamente por lo que su precio de u$s 59.000 (unos $500.000) son tentadores para quienes buscan un SUV 4×4 importado (están por encima de los $700.000) o tienen en la mira una mid size pick-up en versión full.

¿Dos ejemplos? Una Toyota Hilux 4×4 Cabina Doble SRV 3.0 A/T c/cuero cotizaba (al momento de publicar esta nota) en $448.600, mientras que una Volkswagen Amarok Highline Pack 4×4 A/T MY2015 lo hacía en $456.850.

Test de la RAM 1500 - Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos

Fotos: @MrCasaubon para Cosas de Autos.

8.8 Gigante de acero
  • DISEÑO 8,5
  • MECÁNICA 8
  • SEGURIDAD 9
  • EQUIPAMIENTO 9
  • COMODIDAD 10

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->