#SeguridadVial: “Francisco, ponete el cinturón”, una iniciativa de concientización

0

“¿Cómo se van a meter con el Papa?”, “El Papa no necesita usar cinturón de seguridad porque los autos en los que viaja van despacio” o “Al Papa lo cuida Dios”. Este tipo de comentarios recibimos desde que hace una semana lanzamos un video que con el correr de las horas empezó a dar vueltas por la web y que lleva como título “Franciso, ponete el cinturón”.

Varios medios se hicieron eco de nuestra sencilla y genuina iniciativa, fruto de charlas con amigos que coincidían con nosotros en que la imagen de los Jefes de Estado sin cinturón era un mal ejemplo. Pero en el caso del Papa el foco cambió, porque estamos convencidos de que “usar” la potencia de su figura puede servir para concientizar. Si conseguimos -claro- que Su Santidad se coloque el cinturón.

Papa Francisco con cinturón

La imagen es producto de nuestro Photoshop pero aspiramos a que sea real.

Por si hiciera falta, lo volvemos a aclarar: no estamos atacando al Papa, no estamos dejando en evidencia un mal accionar suyo o de su entorno. Estamos aprovechando su figura y alta exposición para evidenciar una realidad: casi nadie usa cinturón de seguridad en las plazas traseras.

Tuvimos entonces que generar una gacetilla de prensa que acompañara el video, de la cual varios medios se nutrieron para redactar sus notas o hacer comentarios en radio y TV. Algunos tergiversaron la idea del video, no nos importó porque conseguimos algo muy importante: que se hable de seguridad vial.

Tenemos registro de que medios como Ámbito Financiero, Clarín, La Nación, DossierNet, MDZol, Diario Río Negro, Radio Mitre, CN23 y A24 se hicieron eco y, en algunos casos, hasta reprodujeron el video que ya suma más de 5 mil vistas. Nos sorprendió y a la vez nos alentó a seguir adelante.

El paso siguiente era contactarse con el Vaticano, cosa que ya hicimos: Papa Francisco ya tiene a su alcance una carta en la que le contamos el objetivo de esta iniciativa. Apelamos a que, una vez más, se saltee el protocolo y converse con su entorno la posibilidad de usar cinturón para enviar un mensaje que se puede transformarse en una campaña de alcance mundial, sin necesidad de traducción y con costo cero.

Ojalá entienda nuestra intención y no nos excomulgue, ojalá nadie más piense que no hace falta usar cinturón porque tiene “un ángel de la guarda”. Todos lo tenemos, pero es mejor si lo ayudamos.

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->