#Test: Cosas de Autos probó el Hyundai Creta Connect AT

0

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Las calles están cada vez más colmadas SUV compactos. De un tiempo a esta parte son lo preferidos por distinto tipo de público. Casi todas las marcas tienen en un su oferta un vehículo de este segmento y desde hace unos meses Hyundai sumó el suyo: el Creta, de cual probamos la versión Connect AT.

A bordo
Estamos ante un Hyundai y, como ya hemos comentado anteriormente, sus diseños son originales, fácilmente reconocibles en el tránsito pero a la vez tienen una alta dosis de sobriedad. El Creta no es la excepción, todo lo contrario, parece haber sido hecho para gustar en todos los mercados. Es un SUV más racional que emocional, incluso comparándolo con sus “hermanos mayores” (Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe).

Dentro de esa racionalidad debemos considerar aspectos como la buena calidad de materiales y terminaciones, así como su funcionalidad. No may más donde hurgar, todo está a la vista. Lo bueno es que tampoco nos encontraremos con sorpresas desagradables, todo lo contrario.

Los plásticos y los encastres aseguran que no hay ruidos indeseables y son agradables al tacto a pesar de que, por ejemplo, no hay presencia de soft touch. Los tapizados, en tanto, son cómodos y forrados en tela bi-color que parece soportar un uso intensivo más allá de su diseño.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

¿Por qué se llama Connect? Esta versión agrega, respecto de la GL, una pantalla multimedia táctil (anti-reflex) de 7″ con cámara de retroceso que es compatible con Apple Car Play y Google Auto, lo cual “espeja” el celular; es algo práctico porque permite usar las app que usamos a diario pero si queremos navegador deberemos utilizar Waze o Google Maps de nuestro equipo (carece de GPS embarcado).

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Sistema multimedia con pantalla táctil de 7″ que permite espejar el celular y usas sus apps.

El resto del equipamiento está dado por alza-cristales eléctricos, volante multi-función, equipo de sonido con cd, mp3, entrada auxiliar, puerto USB y conectividad Bluetooth, computadora de a bordo, espejos con regulación eléctrica (se pliegan manualmente), cierre centralizado con mando a distancia, sensores de estacionamiento trasero y dos tomas de 12V.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

También cumple con la necesidad de transportar objetos de manera práctica y segura con dos posa-vasos y apoya-brazos central, y uno similar para los ocupantes que viajan atrás.

Dos en contra y dos a favor: no tiene climatizador automático bi-zona pero el aire acondicionado demostró un muy buen funcionamiento y ofrece salidas para las plazas traseras; tiene regulación en altura de las dos butacas delanteras (algo muy poco común) pero la columna de dirección carece de regulación en profundidad.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

¿Qué le falta o podría mejorar? Carece de one touch en todas las ventanillas, no tiene cinturón de tres puntos en la plaza central trasera y mejoraría respecto de sus competidores si ofreciera control de velocidad crucero.

También le pedimos, al menos a esta versión tope de gama, más airbags, tapizados forrados en cuero y techo solar eléctrico que justifiquen sin objeciones su precio (ver abajo).

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Detalles del interior de la Creta Connect. Faltan apoya-cabeza y cinturón para la plaza trasera central.

Un punto alto es la buena habitabilidad en las cinco plazas, con generoso espacio para rodillas y de la cabeza respecto al techo.

También es para destacar la capacidad de carga de 402 litros, aún cuando debajo del piso guarda un auxilio homogéneo. Además se puede ampliar abatiendo el respaldo de la butaca trasera (60/40).

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Buena capacidad de carga de 402 litros.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Auxilio homogéneo, algo que no es del todo usual en el segmento.

Recordemos es un SUV chico que mide 4.270 mm de largo; 1.780 mm de ancho; 1.630 mm de alto y que su distancia entre ejes es de 2.590 mm. Si sirve como referencia, es apenas más chico que un i30 (4.300 mm) con el que comparta plataforma, y un poco más grande que un Grand i10 sedán (3.995 mm).

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Al volante
Al Creta hay que darle una oportunidad, hay que subirse, probarlo, usarlo, vivirlo; una vez que uno lo conoce, confirma la percepción de que es un producto noble para todos los días.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Transmite firmeza desde que comprobamos el buen grip del volante, nos ajustamos a la butaca y pasamos la palanca a Drive. Su silencioso motor naftero de cuatro cilindros, 1.6 litros y 16v que entrega una potencia de 123 cv @ 6.400 rprm apenas se percibe pero demuestra sus cualidades en la primera aceleración a fondo; y estamos ante un vehículo ágil a pesar de que el máximo torque de 154 Nm está recién a las 4.850 rpm.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Motor naftero de 1.6 litros, 16v y 123 cv.

Algún ansioso percibirá algún leve “patinamiento” en la caja automática de seis marchas de convertidor de par (no CVT) cuando quiera moverse en el tráfico a contra-reloj, pero si se lo lleva dócilmente o se opta por el modo secuencial, quizás ahí encuentre la combinación justa a sus necesidades a pesar de que no tiene levas al volante.

A 100 km/h el motor viaja a unas 2.300 rpm en sexta marcha y el consumo de combustible es de 5,8 l / 100 km; a 120 km/h el régimen se ubica en las 2.700 rpm y el rendimiento pasa a ser de 7,3 l / 100 km. A 130 km/h gira apenas por debajo de las 3.000 rpm y rinde 8 l / 100 km, según la computadora.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Caja automática-secuancial de seis marchas, sin levas al volante.

El confort de marcha es muy bueno, las suspensiones demuestran un equilibrio justo para el uso que mayormente se le da, el urbano, y no desentona en las escapadas de fin de semana. No es un 4×4 ni se ofrecen versiones de ese tipo en nuestro país, pero su rodado de 16″ y sus 190 mm de despeje al suelo, junto con su línea de cintura alta lo hacen ver robusto.

La dirección merece ser mencionada en particular porque su asistencia conocida como MDPD (Motor Driven Power Steering) es de esas que permiten maniobras ágiles a baja velocidad y en espacios reducidos y que, a su vez, transmiten firmeza a alta velocidad.

Precisamente, al salir a la ruta, nos encontramos con un SUV que se comporta casi con un auto, considerando que tiene recorridos de suspensión mayores.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

En materia de seguridad cumple con la normativa vigente y algo más: cuenta con frenos con ABS (de tambor atrás) y Distribución Electrónica de Frenado (EBD), doble airbag frontal, luces diurnas, ganchos ISOFIX y Top Tether para sillas de niños, y Control Electrónico de Estabilidad (ESP). También está dotado de faros delanteros tienen proyector, luz de asistencia en curva y anti-niebla delanteros.

#Test: Cosas de Autos probó la Hyundai Creta Connect AT

Conclusión
Es una compra para quien busque un vehículo noble, sobrio y para todos los días. No va a llamar la atención donde quede estacionado ni logrará que los amigos de los hijos hagan comentarios sobre que anduvieron en un Creta.

Su mejor cara no está a la vista y se percibe claramente cada vez que sale a la calle o encara la ruta. Su procedencia (llega desde India, por lo tanto tributa 35% de arancel como extra-zona) hacen que el precio de esta versión (u$s 31.500, unos $548.000) suenen demasiado en relación al equipamiento que ofrece y a sus rivales Mercosur. De todas maneras es un digno exponente de ingreso a la familia de SUV de Hyundai.

7.9 Sobriedad y calidad
  • DISEÑO 7.5
  • MECÁNICA 8
  • SEGURIDAD 8
  • EQUIPAMIENTO 7
  • COMODIDAD 9

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos desde muy chico, en 2006 le di forma a este blog. Si querés saber más sobre mí, hacé clic en la casita ->