Opel Adam, ¿un modelo como para mirar de reojo desde el Mercosur?

0

Opel Adam

No es un Audi A1 ni un Citroën DS3. No es un Smart Forfour ni el nuevo Ford Ka global. Tampoco es un Nissan March o un Fiat 500. Es un Opel y lleva como nombre Adam, tal como se llamaba el fundador de la automotriz. Y es mucho más que un auto, se trata de la nueva apuesta de la marca alemana que puede significarle su renacer, luego de una agonía que la tuvo al borde de la desaparición.

Opel Adam

El Opel Adam acaba de ser develado en Europa (luego de meses de especulaciones), será presentado oficialmente en septiembre en el Salón Internacional del Automóvil de Paris, y sin ser revolucionario -porque en definitiva es un hatchback compacto que tiene parecido con todos los modelos que mencionamos el comienzo- puede devolverle buenas ventas a la marca, en países que no la pasan económicamente nada bien.

Características
El Adam mide 3.70 m de largo y 1.72 de ancho con lo cual se posicionará como modelo de entrada de gama de Opel. Sus precios aún son una incógnita, lo concreto es que los concesionarios comenzarán a tomar reservas en octubre y las primeras unidades se entregarán a comienzos de 2013.

Estará disponible en tres niveles de equipamiento sobre los que basa no sólo su propuesta de personalización sino también su campaña de comunicación: Jam (diseño y mucho color), Glam (elegancia y sofisticación) y Slam (deportividad). El techo se podrá elegir en tres colores en combinación con una decena de colores de la carrocería.

En cuanto a los motores serán tres (y nafteros): 1.2 litros de 70 cv; 1.4 litros de 87 cv y 1.4 litros de 100 cv. Todos asociados a una transmisión manual de cinco velocidades. Ya se adelantó que en un futuro se ofrecerán motores aún más chicos privilegiando el bajo consumo y nivel de emisiones y una nueva caja automática de seis marchas.

El Adam también será comercializado en el Reino Unido bajo la marca Vauxhall.

Opel Adam

Reflexión en voz alta
Muchas veces al ver diseños que Opel lanza en Europa, en Sudamérica lamentamos que GM se haya despegado de aquella línea estilística que redundó en la comercialización en nuestras tierras de modelos como el Corsa I (que aún sobrevive a pesar de los restylings), Corsa II, Astra, Vectra, Zafira y Meriva. Y que nos perdiéramos de otros como el Astra GTC, el Insignia (Car of the Year 2009) y las nuevas generaciones de los ya mencionados.

Puede ser que el Adam no sea uno de esos casos como para mirar apenarse demasiado pero no estaría nada mal tenerlo así tal cual como salió, con el moño en el frente rodando por el Mercosur, ¿no? Quizás, las vueltas de la globalidad nos den la chance.

GM -vale recordar- aún es dueño de la gran mayoría del paquete accionario de Opel (a pesar de que amagó con desprenderse de ella) mientras que el porcentaje restante pertenece a los trabajadores de la automotriz.

Opel Adam

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->