Brasil aprobó incentivos fiscales para la innovación tecnológica en autos

1

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff sancionó una ley que otorga incentivos para la innovación tecnológica y la consolidación de la cadena de producción de vehículos

Esta ley forma parte del plan Brasil Mayor, anunciado por el gobierno hace un año para estimular la economía a través de la reducción de cargas sociales e impuestos a industrias clave, en el marco de un menor ritmo de crecimiento del PBI a raíz de la crisis económica mundial.

El programa Innovar-Auto fue sancionado debido a que el gobierno se prepara para regular el régimen automotor que prevalecerá entre 2013 y 2017. El programa tiene como objetivo “apoyar el desarrollo de la tecnología (…) la eficiencia energética y la calidad de los autos, camiones, autobuses y piezas de automóviles.”

Según el texto aprobado, el Innovar-Auto es válido hasta o 2017 y otorgará crédito para el cobro de Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) en base a los recursos gastados cada mes en la investigación y desarrollo en áreas tales como herramientas, suministros, proveedores de formación y ingeniería industrial básica.

Planta de Volkswagen en Taubaté.

El beneficio se extenderá a los importadores de vehículos que tienen planes para la instalación de fábricas en el país, como es el caso de la alemana BMW (ver nota) y la china JAC.

El texto de la ley establece que el gobierno determinará los límites y condiciones para el uso del crédito del IPI. Según trascendidos, uno de los objetivos del gobierno con el nuevo régimen automotor es el de incentivar la reducción en el consumo de combustible de los vehículos entre un 11% y un 22%.

Argentina, beneficiada
Dentro del marco de aplicación del nuevo régimen automotor brasileño se establecería también el aumento de un 60% a un 65% del contenido regional de las piezas en los automóviles que terminaría siendo beneficioso para la Argentina porque significaría una mayor demanda para las autopartistas locales.

Las autopartes son un componente importante del déficit de la balanza comercial de u$s 5.803 millones que la Argentina tuvo con Brasil el año pasado.

“El nuevo régimen brasileño debe favorecer a la Argentina”, dijo Norberto Taranto, presidente del fabricante argentino de autopartes Taranto. Las medidas que la Argentina y Brasil están tomando para proteger a sus industrias terminan siendo beneficiosas. Es como un círculo virtuoso”, añadió el empresario que ya tiene un 45% de su negocio en Brasil y que por estas horas se encuentra en una ronda de negocios de la Federación de Industrias de Sao Paulo (FIESP).

Sobre el Autor

Amante de los autos desde chico y periodista desde los 20 años, conjugué pasión con oficio y en 2006 le di forma a este blog. Para saber más sobre mí hacé clic en la casita ->

Comentarios